Vimos a Moderat en Vilna, Lituania, y fue un fiestón épico