White Hills- Walks for Motorists

hills

¿Cuánto tiempo lleva la chamacada friéndose las neuronas con rock de bajo calado? La juventud suele ser dinámica, inmediata, pronta y cualquier hijo de vecino con un distor de medio pelo ya impresiona a la primera. Sin embargo, cuando algo suena guangón, siempre estará la psicodelia setentera y sus engendros más avanzados para decirte: pues pídele paro a los antaños.

White Hills es una banda prominentemente neoyorquina con cerca de diez años en activo, sin mayor ambición que hacer una exploración guitarrera, psicodélica y clásica, en la vena del mejor rock de los setenta y garaje subterráneo alcanzando vuelos de sumo prendidón, en discos como el fabuloso y cochinote “Head son Fire” (2007), el cáustico ”A Little Bliss Forever” o el homónimo de 2010, con el que además comienzan su relación con el reputado sello Thrill Jockey.

Se trata de una dupla hombre-mujer integrada por Dave Weinberg y Ego Sensation, principalmente. Este año lanzaron hace un par de meses un disco que marca una notable división de públicos, se trata de “Walks For Motorists”, su álbum número 19 sin contar EPs ni especiales, una placa que se distingue por bajarle un poco al caos y el cochambre y encontrar un cause más melódico en su producción, la cual contó con la grabación a cargo de David Wrench, quien ha trabajado con FKA Twigs y Caribou.

Lee también:  Descendents, la banda que creció aunque no quería

Walk For Motorists” arranca el primero de nueve cortes con “No Will”, tema que marca la pauta que irá increscendo a lo largo del disco: mucha reverberación, vértigo y garaje oscuro que coquetea con la parte más abrumada de los Cramps, oscurote y sin embargo con un halo de estructura y melodía que hizo enojar a más de un fan del grupo que son fans de los voltios caóticos y colgados en pleno desenfrene. Sin embargo, lo que algunos aguerridos seguidores saben y no hacen olas ante este disco, es que en buena medida los White Hills son una banda que despepita macizón en el acto en vivo, es lo que más se les da independientemente de que logren algunos discos poderosos en su basta y prolífica carrera.

Lee también:  Mira en un video todas las películas que salieron en 2016

La suma de discos llenos de vatios psicodélicos y paletas de viaje quizás están reposando en aras de una exploración más musical, por así decirlo, volver a un remanso rocker para continuar. White Hills es una banda que a lo largo de su carrera y pese a los ligeros toques y bandazos estilísticos no ha perdido contundencia y sí ha ganado madurez.

White Hills se estará presentando en Tijuana durante el festival All My Friends el 20 de junio en Playa Rosarito. Será interesante ver a esta gran banda fuera de su ambiente de local enchamarrado para infectar el mar con una tónica stoner, espacial y ligeramente experimental. Imperdible. Cuando alguien más venga a tratar de hacer un rock psicodélico con pretensión trascendental no olvides pedirle paro a los antaños, aquellos que hablan de misticismo y distopías a través de las guitarras y el ritmo machacón.

 

Compártenos tu opinión:

share on: