Ximena Sariñana devoró el Teatro Metropolitan

ximena-metropolitan

Foto: Toni Francois para tono.tv

Transcurría la tarde de ayer y la lluvia no era benevolente con los fans que hacían fila afuera del Teatro Metropolitan, finalmente en punto de las 8:30 p.m. apareció en el escenario Clemente Castillo, ex-integrante de Jumbo, quién se presentó con una banda integrada por músicos de otras latitudes (Polonia, Suecia, Argentina, Perú y obviamente México). Apenas y tocó 6 temas cuando Castillo y los suyos se retiraron del escenario para permitir que el staff de Ximena ultimara detalles para su presentación.

Con un público que comenzó a impacientar, ya que sobre las 9:20 p.m. aún no comenzaba el concierto, las luces del Metropolitan se apagaron y el murmullo del respetable no se hizo esperar, un fondo de luz azul iluminó el escenario y Ximena Sariñana apareció portando un vestido negro con blanco e interpretó con maestría “Parar A Tiempo” y “Cuando Mientes”, acompañada de 7 músicos que a diferencia de ella iban de pies a cabeza vestidos de blanco. “La Vida No Es Fácil” fue el tercer tema de la noche, canción muy peculiar ya que posee una progresión armónica típica en música clásica pero tocada con un feel muy latino y contemporáneo, como invitado en el piano, estuvo Juan Manuel Torreblanca quien tocó un solo mientras Ximena por vez primera en la noche, alentaba al público para que se hiciera sentir en el que dijo, es su recinto favorito en todo el país, dichas palabras que dieron paso a “La Tina”, canción en la que destacó el guitarrista por el solo que tocó durante el clímax de la misma, finalmente la noche iba tomando forma y el público se daba cuenta de que enfrente estaban un grupo de músicos profesionales, entregados al 100% y dispuestos a darle a los fans una velada inolvidable.

Lee también:  Aural-Bestia: atletas de alto rendimiento

De pronto antes de iniciar con la siguiente canción, Ximena se dispuso a platicar un momento con el público e hizo mención de lo especial que es para ella tocar en la ciudad que la vio crecer y desarrollarse como artista, desde que iniciaba en pequeños pubs de jazz hasta la fecha, con ello dio paso a “Normal”, tema que puso a cantar a todo el Metropolitan.

Continuando con la introspección, Ximena habló de cuando era estudiante de música, dijo que durante un campamento comenzó a escribir por primera vez, siendo aquel su primer acercamiento al mundo de la composición y mencionó también que la pieza a la que dio vida en aquella ocasión fue una de las primeras puertas que se abrió como artista, todos nos vimos sorprendidos cuando de pronto la cantante grito al micrófono en modo de actuación y con acento chilango in-extremis una frase que dijo, hasta la fecha le siguen recordando en la calle… “¡Ximena por tu culpa mataron a Renata!”, dando paso así a “Las Huellas”, tema perteneciente al soundtrack de la película “Amarte Duele”.

“Las Huellas” fue hasta el momento el tema más coreado de la noche, en el cual Ximena hizo gala de la excelente técnica vocal que posee, dicho tema lo interpretó únicamente acompañada por su guitarrista. Continuando con la tendencia de cantante y guitarristas en solitario apareció “Aire Soy”, tema que Sariñana grabó junto a Miguel Bosé y que originó el momento más chusco de la noche cuando la cantante estiró el brazo en dirección hacia el público para que cantaran, a lo que los ahí presentes respondieron con la exagerada  “shh” que popularizara la canción…  “cashi sin querer”.

Lee también:  “Avengers: Infinity War” podría ser el suceso más ambicioso de Marvel

Avanzaba la noche y piezas como “Ruptura”, “No vas a venir” y “Como Soy” continuaron haciendo cantar a la gente, en este último tema, Ximena tocó un Ukeléle al mismo tiempo que saltaba y se movía de un lado a otro en el escenario. Ximena alentó al público a ponerse de pie y bailar “Fiesta Forever” para después continuar con la emotiva “No vuelvo más” y despedirse así de su público, las luces del recinto se apagaron y el escenario se vio vacío durante unos minutos mientras la gente, como ya es costumbre, pedía otra.

No pasaron ni 3 minutos cuando Sariñana volvió a aparecer junto a sus 7 músicos en el escenario para tocar “Un Amor En Medio de la Noche” y dar paso así a otro momento introspectivo en el que la artista recordó el primer concierto al que asistió como espectadora en el Metropolitan cuando tenía 15 años y en el line-up de aquella noche se encontraba el grupo Jumbo, de esa manera irrumpió en el escenario Clemente Castillo para interpretar a dueto “Monitor”.

Con toda la gente de pié, sobre las 11:00 p.m. la noche finalizó con cierre de oro con temas como “Un Error”,  “Sin Ti No Puede Estar Tan Mal”,  “Vidas Paralelas” y “En Clave”, confirmando así, que el proyecto de toda una vida de Ximena Sariñana, que hoy nos muestra música mucho más madura con este nuevo álbum  “No Todo Lo Puedes Dar”, continúa latente en el gusto del público y va en ascenso.

Compártenos tu opinión:

share on: