Zanttos, viendo la luz desde el Cerro de la Silla | Freim