10 cosas que quizá no sabías de Call Me By Your Name

Entretenimiento 20/05/2020

10 cosas que quizá no sabías de Call Me By Your Name

Call Me By Your Name del director italiano Luca Guadagnino, es una de las películas más recordadas por muchos. Odiada por algunos y amada por muchos, también hay varios que piensan que esta sobrevalorada. Basada en una novela André Aciman, con un guión de James Ivory y la maravillosa banda sonora de Sufjan Stevens, la cinta nos narra la historia de un intenso amor de verano entre un joven que se ve intensamente atraído por un amigo de su padre.

Estas son 10 cosas que quizás no sabías de Call Me By Your Name

Timothée aprendió italiano y a tocar el piano para la película

Timothée Chalamet entrenó duramente para esta película, ya que no sabía absolutamente nada de Italiano ni tampoco sobre cómo tocar el piano. El director Luca Guadagnino quedó sorprendido por lo rápido que el actor pudo aprender estas dos habilidades.

Un final distinto

El libro tiene un final distinto al que vemos en la película: En el final del libro, Oliver y Elio vuelven a encontrarse 15 años después, Oliver está casado y tiene un niño y Elio es profesor. Cosa que no pasa en la adaptación cinematográfica.

 

Sufjan Stevens iba a ser el narrador

Originalmente, el director buscó a Sufjan Stevens para que contara la historia de Elio y Oliver a través de una narración en off. Al final, el músico originario de Detroit participó en la película solo en la parte musical, para la cual escribió la aclamada Mystery of Love.

Shia LaBeouf iba a interpretar a Elio

Aunque James Ivory,  el guionista de la cinta, tenía en mente a Shia LaBeouf para que interpretara a Elio, Luca Guadagnino decidió que la mejor opción para personificar al joven ítalo-estadounidense era Timothée Chalamet, a quien había conocido años atrás. De manera similar, el director eligió a Armie Hammer, tras verlo interpretar a los gemelos Winklevoss en The Social Network.

La química entre los protagonistas

Los dos actores protagonistas cuentan que se volvieron muy buenos amigos y pasaron mucho tiempo juntos antes de que empezar la filmación de la película, cosa que los ayudó mucho a representar a sus personajes con total confianza y a no sentirse incómodos por estar tan cerca de una persona desconocida.

 

Lo más difícil era bailar

Aunque las escenas sexuales en cualquier película suelen ser un reto para los actores, Armie Hammer ha declarado que lo más incómodo para él había sido filmar las escenas de baile, pues, según el actor norteamericano, sus habilidades para bailar no son las mejores.

No está basada completamente en el libro

De acuerdo a algunas declaraciones de Guadagnino, la decisión de solo basarse en una parte del libro fue tomada con el fin de centrarse en la parte importante de la historia. En la que Elio se enfrenta a la pérdida de su primer amor.

¿Una secuela?

Luca Guadagnino reveló a varios medios que tiene en mente realizar una secuela de la película, cuya trama comenzaría “justo después de la caída del Muro de Berlín y ese gran cambio que significó el final de la URSS”. detalló que la segunda entrega sí abordaría el tema de la epidemia del sida de los años 80, pues tiene en mente que la primera escena muestre a Elio en una sala de cine viendo la película Once More(1988), de Paul Vecchiali, la primera cinta francesa sobre el sida.

 

La razón del final

Durante la grabación de la escena final de la película, Chalamet tenía en un “chícharo”  la canción de “Visions of Gideon”, todo con el fin de que se pudiera transmitir, lo mejor posible,  el dolor de Elio ante la partida de su primer amor: Oliver.

Las escenas sexuales

En diversas entrevistas, Luca Guadagnino ha declarado que en ningún momento le interesó mostrar escenas sexuales muy explícitas entre Oliver y Elio, pues quería que su película se convirtiera en un viaje emocional, donde la experiencia del primer amor fuera lo más importante y el contraste dominante.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!