2021: El año decisivo para el cambio climático

Entretenimiento Tendencias 08/01/2021

author:

2021: El año decisivo para el cambio climático

2021 un año que llega de la mano con la incertidumbre. El predecesor del 2020 puede llegar a ser mejor o incluso peor que el año pandemico que acabamos de terminar. Y si, una de esas razones para que este año sea uno malo serían los posibles rebrotes de COVID-19. ¿Pero qué pasaría con el cambio climático, si el coronavirus es controlado?

Este año es decisivo para enfrentar el cambio climático

Hay que saber de primera instancia que Antonio Guterres, el secretario general de la ONU, nos dice que estamos en un “punto de quiebre” para el clima.

Ahora, según un acuerdo en París, varios países prometieron volver a reunirse cada cinco años y aumentar sus objetivos de reducción de carbono.

Eso debía suceder en Glasgow, Escocia en noviembre de 2020, pero quedó bastante claro que debido a la pandemia esta reunión y estos objetivos, se aplazó para el 2021.

Así que si el COVID-19 llega a ser controlado. Glasgow 2021 puede ser un encuentro en el que se aumenten los recortes a las emisiones de carbono y puede beneficiar favorablemente al cambio climático. Sin embargo de no ser así, el 2021 podría ser crítico no solo epidemiológicamente, sino también climáticamente.

El carbono como la principal amenaza de este nuevo año

Hasta ahora los países que se han propuesto el objetivo de llegar a una emisión de “0 carbono” representan más del 65% de las emisiones globales, y más del 70% de la economía mundial. O al menos eso es lo que nos comparte la ONU.

Mientras que por el lado político la victoria de Joe Biden el nuevo presidente de los Estados Unidos, ha logrado que la economía más grande del mundo se haya reincorporado al coro de reducción de carbono.

La gran interrogante, es ¿porque los países decidieron ir a detrás una emisión neta de carbono? La respuesta simplificada es “reducir costos”. Así es, aunque suena a una labor muy noble lo que los países están persiguiendo, la economía juega un papel demasiado importante en esta pelea contra el cambio climático.

En octubre de 2020, la Agencia Internacional de Energía, una organización intergubernamental, concluyó que los mejores esquemas de energía solar ofrecen ahora “la fuente de electricidad más barata de la historia”.

La cosa es que cuando se trata de construir nuevas centrales eléctricas, las energías renovables ya suelen ser más baratas que la energía generada por combustibles fósiles en gran parte del mundo. Lo que nos lleva a la reducción de costos, para ser invertidos en otros temas.

¿Como se llevaría acabo todo este proceso de descarbonización?

Hasta ahora la Unión Europea y el nuevo gobierno de Joe Biden en EE.UU. han prometido billones de dólares en inversiones verdes para descongelar las pausas de sus economías paradas y así comenzar el proceso.

Afortunadamente para el medio ambiente, ambos mencionan que esperan que otros países se unan a ellos, ayudando así a reducir el costo de las energías renovables a nivel mundial.

¿Como lograrían estas 2 potencias en que los demás países se unan a ellos? Pues planean impartir un impuesto a las importaciones de países que emiten demasiado carbono.

La idea de todo esto es que puede ayudar a que los rezagados en la reducción de carbono, como Brasil, Rusia, Australia y Arabia Saudita, se unan a recortar emisiones para evitar algún tipo de sanción y a su vez, que se vean beneficiados con la reducción.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!