A un año de su estreno, “Coco” regresa para ganar más billetes

Entretenimiento 26/10/2018

A un año de su estreno, “Coco” regresa para ganar más billetes

Aquí presentaré una dualidad que posiblemente discrepe de su idea acerca de la película pero hay que recalcar que esta opinión no es una verdad absoluta.

Sin más, hay que iniciar mencionando que Coco es una película emotiva, nos ha sacado lágrimas, nos hace reír y ha posicionado las tradiciones mexicanas en el mundo. Les ha dado una interpretación acerca de nuestra cosmovisión y nuestra relación con la muerte.

Es decir, para muchas regiones del mundo la muerte es algo a lo que se le debe temer mientras que en México comemos y hasta nos emborrachamos con nuestros muertos. En Estados Unidos tendrán Halloween en donde hay que temerle a las brujas y demonios y en Italia está la befana que aunque es bruja, ella trae regalos a los niños. Estos son sólo algunos ejemplos de las tradiciones de los países.

Sin embargo, – Ahora hablaré desde mi propia perspectiva – “Coco” es una ejecución bien planteada que busca gentrificar el Día de Muertos, no posicionarlo como una marca porque afortunadamente es patrimonio de la humanidad, sino vender un estereotipo para que sea consumido en el mundo.

Si no has visto “Coco“, te cuento un poco acerca de ella: Básicamente trata de un niño apasionado por la música, tiene un ídolo y él busca ser como él, lamentablemente su familia llena de tradiciones sumida en una organización matriarcal decide que eso no es para él. Luego, nuestro querido protagonista se escapa para participar en un concurso pero ya no tiene guitarra por lo que roba de la tumba de su ídolo una con la que viaja al mundo de los muertos.

Sí, verdaderamente emotivo… Pero llena de clichés, es decir, llueven referencias al tequila, a Frida Kahlo, hasta podemos ver el chanclazo y el problema no es ese, qué chido que las personas conozcan esa parte de México pero ¿Por qué queda el contexto en un pueblito rodeado de gente pobre pero con “Ilusiones”?

Bajo una calidad destacable en la animación, con guión un tanto predecible, sucumbimos ante una película más de Pixar que no tiene la misma innovación que sus predecesoras como “Intensa-mente” lo fue en su momento.

Esta es la dualidad de la que hablaba al principio, “Coco” le ha brindado una voz y cuerpo a las comunidades que carecen de tecnología – Creo que todos notamos la carencia de celulares, televisores nuevos, etc. – pero gracias a esto, Disney comienza a lucrar con esa fórmula que tiene, porque ellos saben cómo hacerte llorar.

Mientras comienza esta gentrificación de una tradición tan hermosa con una copia remasterizada y bien ejecutada de “El libro de la vida“, nosotros podemos disfrutar nuevamente de “Coco” en el cine, porque no bastaba jugar con los sentimientos del mexicano una vez, ahora puedes disfrutar de la tradición de ver la película cada año.

Por cierto, la música, la curadoría de las canciones es lo más rescatable de todo esto, porque trae de regreso canciones como “La llorona” y claro que las demás rolas se han vuelto el lado más fuerte de este filme. Tan es así que puedes checar los casi 200 millones de reproducciones de “Un poco loco”. Pero como ya mencioné, esta opinión no es la verdad absoluta, ¿A ti te gustó “Coco” y compartes nuestra idea o has salido enamorado de la sala de cine?