¿Alex de la Iglesia plagió El Día de la Bestia?

Entretenimiento

¿Alex de la Iglesia plagió El Día de la Bestia?

En 1995 se estrenó El Día de la Bestia, una película española de comedia con tintes de terror que narraba la historia de un cura pueblerino que viajaba a Madrid con la intención de impedir el nacimiento del anticristo durante la noche de navidad en compañía de un gordo metalero (o heavy como dicen en la Península Ibérica) interpretado por Santiago Segura y un charlatán vidente de la televisión pasan un montón de peripecias con el fin de lograr su cometido.

El filme más famoso de Alex de la Iglesia quizás se le ocurrió

Esta cinta rápidamente se convirtió en un boom y fenómeno cultural, al grado que Hollywood se interesó en los servicios del director Alex de la Iglesia para realizar una entrega de la saga Alien, oferta que el oriundo de Bilbao se dio el lujo de rechazar. Pero existe una historia tal vez oscura detrás de su éxito y que curiosamente no muchos medios de comunicación han dado a conocer, afortunadamente en internet hay algo de información al respecto.

Todo inicia cuando Tomás Cuevas Arroyo, un madrileño de profesión administrativo pero escritor por hobby en 1992 por sugerencia de una compañera de trabajo envío su libro La Luz a El Deseo, la casa productora propiedad del cineasta Pedro Almódovar y su hermano Agustín Almódovar, esto con la intención de que su creación fuera adaptada para el cine o una serie de televisión y el ejemplar que mandó traía la hoja de un documento en el que se mostraba que la obra tenía registro ante derechos de autor, todo con la finalidad de mostrar seriedad.

No fue hasta 1994 cuando Cuevas recibió una carta de El Deseo en la que se notificaba que La Luz no era de su interés para la realización de algún proyecto, porque al director de Tacones Lejanos no le agradaban cosas que tuvieran que ver con el diablo (‘¿Por qué produjo El Espinazo del Diablo?’ se cuestionaba el autor muchos años después). En ese mismo año el aficionado a la escritura se encontraba leyendo el periódico El Mundo, e entera que Alex de la Iglesia estaba rodando un filme con una temática que le parece muy familiar a su libro. Es por ello que Tomás contacta a una trabajadora de la producción para comentarle la situación y esta le da una copia del guión de El Día de la Bestia.

Un momento… ¿De qué va La Luz?

Desafortunadamente hay muy poca información sobre la sinopsis pero algo pude investigar al respecto… La Luz se divide en tres partes, tiene personajes muy variopintos y marginales que deben unirse para impedir el nacimiento del anticristo en Madrid, entre ellos tenemos a un japonés que fue enviado por un sacerdote jesuita español, unas prostitutas transexuales y una gorda adicta a la cocaína. Por si fuera poco, una de las trans se da cuenta que está embarazada y su futuro hijo es el anticristo.

Ya en 1995 cuando se libera la película el desconocido autor opta por demandar a Alex de la Iglesia y al guinista Jorge Guerricaechevarría por ser ‘una transformación no autorizada de La Luz‘, después de varios años perdió el caso. Aunque curiosamente pocos medios hablaron sobre el tema y hasta ahí llegó todo.

Tomás Cuevas menciona que existen otras similitudes de El Día de la Bestia con su obra como la siguientes:

– La madre loca y racista del heavy  y el abuelo que se paseaba semidesnudo por la casa son extremadamente parecidos a un par de sus personajes.

– El comer conejo todos los días durante toda la historia.

– El Heavy era gordo y adicto al speed, como anteriormente mencionamos en La Luz una de las protagonistas es gorda y drogadicta.

– La presencia de un padre en la historia

– El madrileño señaló que Alex de la Iglesia en 1992 trabajaba en la productora El Deseo, la cual fue responsable de su debut cinematográfico Acción Mutante y así fue como La Luz llegó a sus manos.

Tomás descubrió que a principios de los años noventa un joven de Canarias filmó un cortometraje sobre un escritor que se encarga de buscar para matar a un crítico que destrozó su libro y gracias a ello su reputación quedó arruinada para siempre en el mundo literario. Tiempo después, de la Iglesia ya siendo famoso escribió un relato muy similar y el canario se dio cuenta, así que mandó una carta a un periódico para exponer el plagio que sufrió.

Desgraciadamente Tomás Cuevas Arroyo falleció en 2013, pero leí que un poco antes de su muerte bajó todo su material de internet y las personas que tuvieron la oportunidad de leer La Luz aseguran que si fue un robo e injusticia lo que le ocurrió. Cabe señalar que también escribió una segunda parte de su genial historia a la que llamó El Mono Crudo.

Cabe señalar que en 2008 Alex de la Iglesia estrenó la serie Plutón BRB Nero, la cual recibió acusaciones de plagio, prácticamente no sería novedad que tenga esas malas mañas.