Ambient mexicano de altura: Entrevista a Gods Of Speed

Música 30/06/2020

author:

Ambient mexicano de altura: Entrevista a Gods Of Speed

Por Joan Escutia

Si se voltea a mirar hacia atrás y a revalorar un poco el caminar de una industria discográfica que se alimenta de los encuentros en línea, Abstrakt Muzak parece una especie de mito, una leyenda viviente. Pareciera que las decenas de discos que se han editado bajo su manto permanecen en un espacio que no está regido por banalidades propias de la música como la popularidad o la cobertura editorial. Es una pena, porque Abstrakt Muzak es, sencillamente y sin titubear, una de las disqueras que mejor condensan un concepto a través de una discografía impecable en calidad.

Se ha escrito algunas veces, pero tal vez no las suficientes. Hace falta voltear a ver los nombres que conforman su catálogo para calar el golpe: de Mentira Mentira a Los Mundos y de Yo Maté A Tu Perro a Estamos Fritos.

También hace falta escucharlos para encontrar un hilo conductor especial que parece conectarla con otras disqueras olvidadas como Paw Tracks en su momento. Cuando se habla de Abstrakt Muzak no se habla de la dinámica tradicional de una disquera, sino de una especie de antítesis que celebra otras virtudes. Una especie de vitrina en la que uno se puede perder por horas. 

De entre todos esos nombres destaca Gods Of Speed, un proyecto-proyecto que encuentra a los fundadores de la disquera experimentando manual y creativamente. Alejandro Elizondo y Memo Guerra (ambos con carreras impecables propias detrás) le dan vida a una cosa que se parece más a un espectro que a un grupo musical en forma. Con un integrante basado en Monterrey y el otro en Austin, Gods of Speed es un dúo que se alimenta de la conectividad digital desde su dinámica y que refleja toda ella en su música y en su comportamiento. De la misma manera en que el mundo cambia completamente de un momento a otro a causa del flujo de información, la obra de Gods Of Speed lo hace a consecuencia de las ideas. 

Ningún disco es siquiera similar al anterior y, con tres en su haber, han sabido darle un anonimato especial que resalta entre el resto de los experimentos de similar manufactura. En 2020 tienen un nuevo disco, aptamente titulado “Gods Of Speed III”, que los encuentra, de nuevo, haciendo algo completamente diferente a lo que habían dejado hace cuatro años. El disco se presenta sin temor en su descripción oficial, afirmando que se propuso no usar baterías ni elementos percusivos como base en ninguna de las canciones. “Gods Of Speed III” está hecho a partir de sistemas modulares que crean pasajes sonoros que transportan a distintos estados de conciencia. 

Es una descripción atinadísima, pues cada una de las canciones parece tener vida propia y mutar con cada minuto que pasa. ¿Han visto alguna vez un time lapse de una planta creciendo y floreciendo? “Gods Of Speed III” es una cosa similar pero no se ve, se escucha y se siente. Con cada disco el dúo ha sabido crear experiencias sensoriales más que simples producciones musicales y aquí, parece, llevaron el ejercicio a su expresión más contemplativa. Es un disco en el que el tiempo no quiere existir y en el que, uno podría pensar, las palabras sobran. No importa, hay que dejar que sus creadores hablen por sí mismos: 

La vida cambió completamente desde su último disco. ¿En qué han estado en todos estos años?

Memo Guerra: Muchos cambios en nuestras vidas personales, bebes nuevos, más responsabilidades, más vida real, sin mencionar todos los sucesos en el mundo. En realidad no se trata de nosotros, sino de un cambio de conciencia universal.

 

¿Qué tiene de distinto este disco de Gods of Speed a los anteriores?

Alejandro Elizondo: Gods of Speed III fue un disco que lo platicamos justo después de acabar el II ya teníamos el concepto y la idea. Incluso Memo ya tenía un par de tracks pero nos tomó tiempo en lo que nos acomodamos. Al igual yo batallaba mucho para arreglar las canciones mas me meti a todo este rollo del modular/eurorack y la síntesis en general y ahí fue el momento perfecto para darle seguimiento a ese disco que teníamos en espera. Tan pronto entendí como funciona y le escribí a Memo para decirle que estaba listo para continuar.

Como cabezas de Abstrakt Muzak, ¿en dónde se encuentra la disquera en este momento?

Memo Guerra: Seguimos produciendo, creando contenido y siendo curadores de nuestra escena. Hay más enfoque en streaming y synch ahora que hay más interés en el trabajo de nuestro colectivo.

 

El disco se siente muy distinto a los anteriores, sobretodo en términos melódicos. ¿Cómo llegaron a la decisión de elaborar un disco de estas características?

Memo Guerra: Somos un proyecto reactivo y sentimos que lo más opuesto a lo anterior sería algo dentro de un rubro más ambient usando nuestros sistemas modulares respectivos como punto de partida para crear algo puramente atmosférico y meditativo.

 

Pocas o ninguna de las veces han podido presentar algo de Gods Of Speed en vivo, ¿hay alguna dinámica establecida si llegara a ocurrir en algún momento?

Alejandro Elizondo: Nos encantaría, es algo que constantemente lo platicamos pero es difícil Memo estando con su familia en Austin y yo con la mía en Monterrey. Seguro si viviramos los dos en el mismo lugar estaríamos tocando mucho y tendríamos más actividad. Si me puedo imaginar montando un show y seguro estaría muy divertido. 

 

Parece que el proyecto solo surge cuando es necesario, es decir, entre tanto proyecto podría percibirse que se diluye, pero cuando aparecen es para experimentar algo. ¿Cómo manejan la dinámica de creación entre ambos?

Alejandro Elizondo: Para el primer disco yo compuse las bases y de ahí Memo las arreglo. En el segundo tomamos las canciones del primer disco y le grabamos batería encima y sobre esa base compusimos el disco. Para este tercero la idea fue (aparte de las restricciones de las baterías) Memo comenzó con las composiciones y de ahí me toco arreglaras. Ya comenzamos a platicar sobre otro disco pero creo que todavía no logramos una buena idea. 

 

¿Cómo le presentarían Gods of Speed a alguien que no los ha escuchado?

Alejandro Elizondo: En si cada disco tiene un concepto diferente. Así que todo depende de que tipo de musica quieras escuchar. El primero es un disco con bases en lo electrónico. El segundo usamos batería orgánica y nos pusimos un poco más oscuros y para el III ahora si que es un concepto más ambient, repetitivo y al mismo tiempo más digerible. Así que todo depende del humor de cada quien.   

¿Hay algo que quieran decirle a la gente que va a leer esta entrevista?

Memo Guerra: Lávense las manos. 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!