BE de BTS, o el cómo quitarse la etiqueta de k-pop por default

Música 24/11/2020

BE de BTS, o el cómo quitarse la etiqueta de k-pop por default

El 2020 ha sido un año tan caótico como abrumadoramente inspirador, que de eso no quede ni la más mínima duda. La pandemia causada por el Coronavirus pudo haberse llevado muchas cosas, pero jamás los sueños y anhelos de los que habitamos el planeta. La vida va más allá de habernos perdido un concierto o festival, o tener que quedarnos en casa, a veces solo se trata de sentir, creer en algo y eso, vivir. Es algo que BTS viene a reafirmar con BE, su quinto álbum de estudio.

El estallido de la pandemia: el freno en seco para el mundo

El paso de este virus por el mundo no ha sido breve y su aferramiento es evidente, pues los próximos meses parecen tan inciertos como el inicio del año. Cuando la pandemia estalló, la banda surcoreana se preparaba para recorrer el mundo con el tour promocional de Map Of The Soul: 7, un material que les llevó a obtener mayor exposición mundial y reconocimiento en comparación a sus entregas anteriores, además de que la crítica especializada no reparó en elogios hacia el grupo más destacable de Big Hit Entertainment.

Fue en abril cuando el líder de BTS, RM, anunciaba en una transmisión en vivo que los 7 miembros de la agrupación habían decidido aprovechar el repentino tiempo libre en su confinamiento de la mejor manera: haciendo un nuevo álbum.

De resignación ante el caótico año, regocijo y emociones encontradas, de eso va BE de BTS

“La razón por la que tanta gente sigue a BTS es porque ellos comprenden, comparten y representan los sentimientos comunes y la agonía de la generación joven”.

Este 20 de noviembre se estrenó BE de BTS, un álbum completamente diferente a sus compilados antecedentes Dark & Wild, Wings, Love Yourself: Tear, que si bien nos habían regalado tracks más explosivos y enérgicos, pudimos apreciar un ligero cambio de sonido en Map Of The Soul: 7.

7 años después de su debut, BTS tomó el mando en esta entrega de inicio a fin, pues Jimin tomó el puesto de Encargado de Música siendo un puente entre la banda y su compañía, RM trabajó en la promoción, J-Hope con la coreografía, Suga se ocupó del arte del álbum, tomó las riendas como Administrador Visual y director de fotografía, mientras que Jungkook se encargó de dirigir el vídeo musical y Jin tomó el rol de Manager General.

“Incluso algo destinado a ser consolador puede hacer que alguien se sienta peor”. Jimin

En este material se plasman los miedos, pensamientos y preocupaciones de la banda no como BTS, sino como un círculo de amigos entrados en los 20’s, porque sí, la juventud puede ser abrumadora, con mayor razón la adultez temprana.

A lo largo de 7 canciones y una conversación, podemos saborear de la mezcla homogénea entre aliento y tranquilidad, en medio de la oscuridad rutinaria a la que nos ha sometido la pandemia.

BTS realizó la composición de cada pieza, a excepción de Dynamite, pero podemos darnos cuenta de que las letras que componen a BE nos expresan una necesidad de encontrar algo a lo que aferrarse, a la búsqueda incansable de una luz, y al revivir momentos felices para no sentirse tan desolados, y es precisamente el discurso que esta entrega transmite.

Life Goes On, el tema central de esta pieza, es un corte sincero lleno de frustración ante la sensación de que el mundo se ha detenido y parece no moverse, pero nos deja claro que esto es momentáneo y que aunque parezca que nos hemos congelado en el tiempo, esto pasará.

Una vibra retro se apodera del segundo track que lleva como nombre Fly To My Room, que con un piano tajante y algo setentero acompaña las voces de Jimin, J-Hope, V y Suga, mientras nos narran ese monótono viaje de rincón a rincón de nuestro hogar y la desesperación al no hacer más con nuestro día, un exquisito contraste que brilla con la melodía agradable y los coros cálidos.

La cosa no se torna tan diferente en Blue & Grey, salvo porque la base musical es más nostálgica, lo que la vuelve probablemente la canción más devastadora de todo BE. Las voces de V, Jin y Jimin, se evaporan en conjunto en líricas que suplican “por favor, no me dejes solo, duele demasiado”, y “quisiera ser más feliz...”, pero nos pintan un final más esperanzador, insinuando que todo puede ser superado.

Skit no es una pieza musical, es una charla entre 7 amigos que celebran su triunfo en el HOT 100 de Billboard, la conversación tiene lugar en la noche de cumpleaños de Jungkook, y podemos apreciar la euforia y auténtica felicidad que comparten los surcoreanos al ver por primera vez el nombre de BTS en el puesto número 1 de la codiciada lista.

Después de esta invitación a la intimidad de la banda tenemos los sintetizadores brillantes que anuncian el inicio de Telepathy, uno de los tracks más interesantes de la entrega, ya que nos recuerda a los sonidos que nos habían anticipado en Dynamite. En este corte, mismo que enuncia a Cosmo’s Midnight como parte de los compositores y productores a cargo, “la banda que se adueñó del mundo” alienta a sus seguidores con líneas como “lo estás haciendo bien, ¿cierto?, no duele ¿verdad?”, y es que ya lo habían anticipado en entrevistas pasadas:

“Estamos ansiosos por consolar y dar alegría a la gente a través de nuestra música y actuación, ahora más que nunca”.

Bueno, pues misión cumplida.

Dis-ease es una pieza de hip-hop de la vieja escuela, en la que Suga, RM y J-Hope están en su elemento como raperos del grupo, pero de entre todas esas rimas y mensajes de esperanza, el brillo lo roban las voces de Jimin y V en los coros, y nos percatamos de que han alcanzado una madurez vocal exquisita.

La recta final comienza a asomarse con Stay, de RM, Jungkook y Jin, con un poco de EDM, con lo que se comprueba que BE, además de ser un abrazo para el alma, también es un viaje entre ritmos y géneros.

Dynamite, ¿se trataba de un single-arma contra la xenofobia?

Presentación de Dynamite de BTS en los BBMA’s 2020

El final de BE ya es un viejo conocido, y es que desde que Dynamite fue liberado como primer single del álbum en agosto, el track cosechó tantos éxitos para la banda surcoreana, desde la entrada con corona incluida al HOT 100 de Billboard y permanecer ahí por poco más de 9 semanas, hasta nominaciones, premios y presentaciones que cada vez eran mejores que las anteriores.

El triunfo era evidente para BTS, este corte era el primero en inglés en sus 7 años de carrera pero, ¿también era la comprobación de que la xenofobia es aún algo vigente dentro de la música?

De entre todos los halagos, algunos aseguraban que los miembros de BTS eran bastante inteligentes, todo por lanzar un sencillo en inglés anticipado a un álbum en total coreano.

Con esto parece que la banda logró mostrar verdaderamente que el problema no era su música o la falta de interés del público, sino la xenofobia de la industria de la radio y cómo se niegan a poner canciones que no están en inglés. En esta ocasión, ninguna de las pistas de BE se ha posicionado en el conteo de Billboard, lo que nos lleva a creer que realmente Dynamite era una bofetada con guante blanco a todo lo mencionado anteriormente.

Lo cierto es que desde hace mucho, Bangtan Sonyeondan dejó de ser considerada por la crítica como una banda de k-pop, una etiqueta con la que parecen seguir luchando y a la que en esta ocasión, con BE, le han ganado la batalla.

Escucha BE de BTS aquí:

 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!