Canzo Empyrean: Una película que es imposible de ver

Entretenimiento

Canzo Empyrean: Una película que es imposible de ver

En la historia del cine existen casos de filmes que se han perdido e incluso los involucrados en su realización han hecho de todo con tal de que no salgan a la luz ya sea por arrepentimiento o cuestiones legales. El caso de Canzo Empyrean es muy raro, pues pareciera que su creador por misterio o llamar la atención ha provocado que sea prácticamente imposible de ver.

Canzo Empyrean: Una bizarra película que pocos han visto

Esta cinta fue creada y dirigida por el  exótico estadounidense Justin Fornal, quien es conocido por su personaje o alter ego llamado Baron Ambrosia, con el que participa en programa de gastronomía mundial y en 2007 se le ocurrió lanzar este proyecto de muy bajo presupuesto y que independientemente de la historia tan bizarra que tiene, logró captar la atención de curiosos gracias a la extraña promoción que tuvo.

La trama se sitúa en un futuro distópico en el que el sida es una enfermedad extremadamente común, por lo que el tener relaciones sexuales ahora es ilegal pero una organización ha asegurado tener la cura de esta terrible enfermedad mientras que la aparición de una nueva droga traerá problemas. Todo lo anterior va aderezado con personajes de G.I. Joe acompañados de una pelea en el puente de Brooklyn que se grabó sin autorización de las autoridades.

Resulta que con Canzo Empyrean no ocurrió lo típico de estrenarse y posteriormente proyectarse en cines, pues a Fornal se le ocurrió que el primer lugar en ser vista sería Liberia en un lugar pequeño. En cambio, en su natal Estados Unidos la cosa fue muy diferente, ya que ahí organizó un evento especial llevado a cabo un abandonado salón de baile, además de que no cualquiera había sido convocado y la invitación señalaba que se haría una dinámica que incluiría nadar.

Se dice otros países en los que la película tuvo funciones en cines locales con reproductores de DVD son Rusia, Somalia y Haití. No sabemos si por excentricidad o como parte de estrategia, esta personalidad de televisión elegía tan singulares destinos. Otra cosa que se comenta es que únicamente existen cuatro copias de este trabajo cinematográfico a nivel mundial y por si fuera poco, una persona aseguró haber contactado al también conocido como Baron Ambrosia, este le respondió que si deseaba tener un ejemplar necesitaba reunir los siguientes requisitos como pintar el logo de Canzo Empyrean en 20 lugares de su ciudad, entre ellos una patrulla de policía y tenía estrictamente prohibido compartir el material con otras personas, porque en caso de hacerlo tendría fuertes problemas legales.