Faaack! Así se vivió el segundo concierto de Bruno Mars bebé💕

Reseñas de Conciertos 05/02/2018
bruno mars

author:

Faaack! Así se vivió el segundo concierto de Bruno Mars bebé💕

Eran casi las 21:40 horas y todo el público ansiaba ver a Bruno Mars, después de disfrutar una prendida presentación con Bebe Rexha y sacar nuestro lado más romántico con Nick Jonas, se podía escuchar a miles de personas gritar el nombre de Bruno. Fue justo ahí cuando lo pudimos ver o al menos intentábamos hacerlo, acompañado de luces, fuegos artificiales y sus músicos. Era evidente la euforia y la emoción que se respiraba en ese momento.

https://www.instagram.com/p/BewvN-qlQY6/?hl=es-la&taken-by=nickjonas

Para dar inició a este 24K Magic World Tour, nos deleitó con su último sencillo “Finesse” poniendo a bailar a todos los espectadores que nos encontrábamos ahí y que a la vez agradecíamos cada peso que gastamos para esta noche que desde hace meses ya estábamos esperando. Oficialmente estaba dando por inicio su segundo concierto en la CDMX y no podíamos estar más felices, lo único que quedaba era disfrutar cada acorde y cada segundo en el que su voz retumbaba en terrenos mexicanos.

Para su segunda melodía, fuimos testigos de una serie de fuegos artificiales y sí, nos sabíamos muy bien la siguiente canción, se trataba de nada más y nada menos que de “24K Magic” a mi parecer, la canción que le ha dado total popularidad a su nuevo disco y que desde el 2016 se convirtió en una de nuestras favoritas, ya que prometía otro éxito seguro para nuestro “Brunito”. No importaba que tan apretados pudiéramos estar, nos hacíamos un pequeño espacio para poder bailar al ritmo de esta rola tan pegadiza.

“Treasure” era el tercer “rolón” que pudimos escuchar y sí, hubieron más fuegos artificiales y las luces no pudieron faltar. Seguido de “Perm”“Chunky”, “That´s What I Like” “Versace On The Floor” todas de su álbum 24K Magic.

La luna, junto con Bruno, se volvió también la protagonista, pues justo cuando empezaba la canción de los enamorados que ya se quieren casar (jaja), “Marry You”, ésta, se volvió parte del escenario, siendo el plus perfecto entre la canción y el momento tan meloso que muchos de ahí estaban disfrutando; me atrevo a decir que esta escena fue la mejor del evento, pues la naturaleza estaba siendo parte de una de las presentaciones más esperadas del año, o ¿no?

“Runaway Baby” nos enloqueció, brincamos, cantamos, bailamos y gritamos hasta perder la voz. Disfrutamos de los mejores pasos de Bruno y sus músicos, y es que aún nos impresiona como pueden hacer ambas cosas a la vez. Terminando, todo se torno un poco melancólico y hay que confesar que a más de uno le sacó una lágrima. La luna seguía siendo parte del show y estaban sonando las primeras notas de “When I Was Your Man” letra, que hasta al mismo Bruno Mars, hizo llorar y quedarse por unos segundos en pausa sin poder continuar con la canción; si no lloraste en esta parte, déjame decirte que no sé qué clase de persona eres.

La tristeza nos duró poco y regresamos a la felicidad al escuchar “Locked Out of Heaven” que, sí, también nos hizo bailar y arriesgar el físico entre tanta multitud. Regresamos a lo romántico con “Just The Way You Are”, una de las primeras canciones que posicionó a Mars en el mapa. Después de esta otra buena rola, Bruno dio las gracias a México y presentó a cada uno de sus músicos, las luces se bajaron y el Foro Sol quedó en la oscuridad.

El mejor concierto. 😍♥

Una publicación compartida de Dalia. (@dalia_yael) el

Estuvo así alrededor de dos minutos, cuando vimos que regresaba Bruno al escenario con “Uptown Funk” para hacer estallar nuestras cabezas y tener una sobredosis de emoción, pues fue esta canción con la que se despidió, dejándonos con un buen sabor de boca. 14 canciones fueron suficientes para dejar en claro porque es uno de los artistas más icónicos y queridos a nivel mundial.

Resultado de imagen para bruno mars bailando gif

Así fue como se vivió el segundo concierto de Bruno “bebé” Mars, un concierto que nos dejó con más ganas de este pequeño hombre, pero gigante de la música. ¡Gracias Bruno, por darnos un conciertazo y un dolor de piernas que valió la pena!