Conoce las falsificaciones más caras del arte

Tendencias

Conoce las falsificaciones más caras del arte

Siempre aparecen noticias acerca de que se descubrió una pintura falsificada que vendieron como auténtica y hasta existen casos en los que se logró engañar a los más prestigiosos museos, quienes ingenuamente las adquirieron porque estaban tan bien realizadas que pasaban como reales. Es por eso, que te presentamos las obras de arte falsas más costosas.

Las pinturas fake del arte más costosas

El falsificador Han van Meegeren

El holandés Han van Meegeren es el falsificador más conocido y popular. Todo comenzó cuando este pintó optó por realizar copias pinturas de Johannes Vermeers y Pieter de Hochs, pero al parecer se clavó tanto con el trabajo de estos artistas que durante seis años estuvo perfeccionando técnicas y materiales que ellos usaban. Su plan de crear una falsificación perfecta fue tan lejos al grado de que adquirió lienzos que datan del Siglo XVII porque esto le daría más credibilidad a sus “obras” que llegó a vender por la nada despreciable cantidad de 520 mil florines (antigua moneda de Holanda), cuyo equivalente en dólares serían cuatro millones e incluso logró engañar a los nazis con su obra, quienes le compraron el arte fake que realizaba.

Nude de Marc Chagall

A principios de 2014 un británico llamado Martin Lang acudió a Fake or Fortune, un programa de la BBC para llevar una pintura supuestamente hecha por Marc Chagall que un par de décadas atrás compró por la nada despreciable cantidad de $150 mil dólares pero tenía dudas sobre su autenticidad; así que acudió a dicha emisión que tiene a personas expertas en detectar obras reales o fake. ¿Cuál fue el veredicto final? Resulta que el Comité Chagall de París resolvió esta incógnita, ellos declararon que Nude se trataba de una falsificación.

Desnuda en interiores de Borís Kustódiev

Siguiendo con el tema de los nudes aquí va otra obra que resultó ser un timo. Todo ocurrió en el año 2010 cuando un hombre ruso llamado Víctor Vekselberg decidió demandar nada más y nada menos que a la muy prestigiosa casa de subastas Christie’s, ya que esta empresa de origen londinense le vendió una un cuadro de su compatriota el pintor Borís Kustódiev en 1,7 millones de libras esterlinas que resultó ser una falsificación. ¿Qué fue lo que ocurrió? Resulta que el señor Víctor Vekselberg compró una obra llamada La Odalisca, pero esta obra con el nombre Desnuda en interiores se vendió en 1989 en Christie’s y después de algunas pruebas se comprobó que timaron a este ciudadano ruso.

El caso de Elmyr de Hory

El pintor Elmyr de Hory mínimo se embolsó $60 millones de dólares haciendo negocio con las pinturas que el mismo se dedicó a falsificar durante toda su vida y llegó a reproducir aproximadamente mil cuadros de famosos artistas como Modigliani, Picasso, Renoir, Chagall y Matisse. Una de sus falsificaciones más famosas es la pintura de un niño vestido como arlequín. Cabe mencionar que el periodista español Diego Feliu en su libro Desmontando a Elmyr propone que el falsificador de origen húngaro nunca pintó ninguna de sus cuadros fake, pues su funciones eran venderlas y falsificar sellos de autenticidad y documentos con lo que mostraba su supuesta autenticidad.

La Femme Au Chapeau Bleu de Picasso

Seguimos hablando de Picasso, la siguiente historia es igual de curiosa que la anterior. En el 2006 cuando Tatiana Khan, dueña de la galería Chateau Allegre de Los Ángeles le pagó a una artista llamada Maria Apelo para que falsificara la obra La Femme Au Chapeau Bleu de Picasso, cabe señalar que esta mujer cometió el error de no cuestionar a su empleadora los motivos de dicho encargo que fue vendido por $2 millones de dólares y cuando los expertos evaluaron el cuadro, detectaron el fraude aunque comentaron que se trataba de un trabajo muy fiel por su gran similitud con el original.