A corazón abierto: Leslie Feist a través del tiempo

Música 27/04/2017
feist

A corazón abierto: Leslie Feist a través del tiempo

Casi seis años han pasado desde que vimos a la cantante canadiense Leslie Feist en nuestro país. Mismos seis años han transcurrido desde su último disco, el variopinto Metals, de 2011. Para sorpresa de muchos y regocijo de otros tantos, la aún colaboradora de los Broken Social Scene no ha sido la artista mainstream que muchos esperaban. En su lugar, la autora de The Reminder (2007) se ha convertido en una voz madura, discreta y de culto que aún tiene mucho que decir.

En Freim echamos un vistazo a toda su discografía, de cara a su tan esperado nuevo lanzamiento, Pleasure, y próximo a su presentación en el Teatro de la Ciudad, el 30 de abril, 1 y 2 de mayo que vienen.

 

Monarch: Lay Your Jewelled Head Down (1999)

El disco que dio pauta a todo. El final de los noventa traería un opus elegante, con un manejo de la voz bastante delicado, pero refinado y variado en sus recursos. Un compendio de diez canciones que si bien pasaron sin pena ni gloria para los medios reputados, ya tenía las tablas y la dirección a la que nos dirigiría Feist: canciones sentidas, suaves y sofisticadas, con sustancias y con los sentimientos y la nostalgia a flor de piel.

Leslie Feist demostraba desde su debut que era más que una cara bonita y una militante más de la nueva avanzada indie canadiense, en su cepa más francófona. Disco difícil de conseguir hoy en día, Monarch es una completa delicia, que en su momento fue comparado con Cat Power, sin embargo esto se cocía aparte.

 

Let it Die (2004)

Parece mentira que hayan pasado trece años desde que salió el disco que catapultó a Feist de una vez por todas hacia la palestra internacional, en un entorno en el que los blogs y los medios independientes eran los que creían en esta voz, a quien topábamos por una colaboración con los Kings of Convenience. Un álbum hermoso a ratos, con un sentido fresco de la melodía y el pop de calidad, en conjunto con una panoplia de letras sensuales lo mismo que dolidas.

Resulta difícil pensar en un disco así de bueno por alguna de las cantantes de su generación, o incluso superado por la misma Feist. Let it Die es el disco que partió el queso y nos entregó hoy grandes clásicos como “One evening”, “Mushaboom”, “Secret Heart” o “Inside & Out”. Un disco que amamos con locura, que ponemos fácil en los 20 mejores de su año y que recordamos con cariño.

 

The Reminder (2007)

Si con Let it Die, Feist sonaba más sólida y jovial, en The Reminder la canadiense apuesta el todo por el todo y se va por un álbum pop de gran vuelo, más luminoso que sus trabajos anteriores y lleno de piezas hermosas, con un sentido único del corazón femenino, en donde el amor y sus embates era el hilo conductor. Una mujer en plena flor de los treinta, en el pináculo de sus facultades creativas. De ahí seguimos escuchando esas perlas como “I Feel it All”, “Sealion” con sus reminiscencias a Nina Simone, o la potente y madura “Intuition”, pieza que apostaría por un estilo diferente en la carrera de la canadiense.

 

Look At What The Light Did Now (2010)

Si pasamos de largo la revisitación y remixes de su trabajo en esa rareza hermosa que también es Open Season (2006), este disco es el primer vistazo a lo mejor de la carrera de Feist, con un trabajo que incluye temas en vivo, un documental y una que otra versión diferente de sus trabajos anteriores.

Disco que funciona como una instantánea del momento de madurez de Feist, Look At What The Light Did Now es un trabajo que se aprecia y se disfruta casi como si fuera uno nuevo, muestra perfecta de la evolución de Feist, una cantante a la que se percibía que el tiempo no hacía sino mejorar y engrandecer su estilo, y a quien el tiempo le servía para tomarse las cosas con calma, sin esa hambre voraz que caracteriza y erosiona de vez en cuando a las figuras importantes de la música popular.

 

Metals (2011)

En un entorno en donde el internet había saturado ya los canales para hacer llegar música nueva a los públicos jóvenes, Metals prefigura en la discografía de Feist como su disco más roquero y oscuro a la fecha, difícil incluso al carecer de temas cándidos y dinámicos como en sus trabajos pasados.

Sin embargo, el cuarto álbum de la canadiense rebosa de un esfuerzo contundente en su producción y labor de guitarras, con piezas deliciosas en su discreción y atmósfera agreste, que ya desde la portada indicaba que la belleza sería matizada detrás de los matorrales. Metals posee grandes temas como la abridora “The bad in each other”, o la sentida “How come you never go theme”.

 

Pleasure (2017)

Con apenas un sencillo con el mismo nombre en la calle y una fecha incierta aunque muy próxima para su lanzamiento, la expectativa sobre el nuevo trabajo de estudio de Feist no es menor, ya que algunos medios que han escuchado el trabajo aseguran que éste probablemente sea el mejor trabajo de Feist en mucho tiempo. Título que contrasta con las escuetas declaración que la cantante ha hecho sobre el mismo, ya que ha dicho que se trata de un disco que abordará la soledad, los rituales autoinducidos, los secretos y la desconexión.

Once son los temas que compondrán Pleasure y del que estamos seguros veremos una prueba de ellos durante las tres fechas que dará en el Teatro de la Ciudad el 30 de abril, y el 1 y 2 de mayo próximos. Los boletos ya están a la venta y nosotros sólo contamos las horas, esperando a ver a esa gran cantante de 41 años que es Leslie Feist.

 

Precios:

Anfiteatro: $790
Primer piso: $990
Luneta: $1190

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!