Cuatro grandes producciones que todo estudiante de Efectos Visuales debería conocer

Entretenimiento

Cuatro grandes producciones que todo estudiante de Efectos Visuales debería conocer

Ningún estudiante de efectos visuales puede ignorar aquellas obras que han dictado cátedra en el uso de esta tecnología. Es fundamental conocer los sistemas 2D y 3D. Asimismo, los recursos más habituales de este rubro, como la motion capture. Un sistema consta en una animación por computadora que registra el movimiento de actores vestidos con trajes especiales, para posteriormente implementarlo en escenas creadas digitalmente.

Teniendo en cuenta todo esto, presentamos cuatro grandes producciones que todo estudiante de efectos visuales debería conocer.

1.— Star Wars IV: Una nueva esperanza (1977) de George Lucas

Cuando George Lucas notó que los mecanismos de animación de los 70 eran muy pobres, decidió fundar Industrial Light & Magic. Allí desarrolló una mezcla de recursos técnicos elementales, ilusiones ópticas y animaciones computarizadas para sumergir al espectador en su odisea espacial.

Según los expertos en cursos de animación de Metalecture, uno de los recursos más alabados fue el control fotográfico de movimiento, donde se crearon ilusiones ópticas empleando pequeñas cámaras que registraron los movimientos ralentizados de algunos objetos.

 

2.— Matrix (1999) de las hermanas Wachowski

Con Matrix hay un antes y un después en el mundo de la animación, siendo reconocida con el Oscar a Mejores Efectos Visuales.

Aquí, por primera vez el efecto bullet time se utilizó en todo su esplendor. Este recurso simula el congelamiento del foco de acción mientras un conjunto de cámaras siguen desplazándose alrededor de la escena. Además, se construyeron sets únicamente para escenas de explosiones, con centenas de cámaras posicionadas estratégicamente para captar hasta el mínimo detalle.

 

3.— El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo (2000) de Peter Jackson

Esta ganadora del Óscar a Mejores Efectos Visuales contiene un arduo trabajo de ‘artesanía’ digital. Los diseñadores de Weta Digital moldearon personajes virtuales sin descuidar ningún rasgo anatómico.

Asimismo, idearon el software MASSIVE (impulsado con IA) para materializar la ‘presencia’ de los ejércitos a lo largo y ancho de la pantalla.

En las siguientes películas de la saga, Jackson incluyó más herramientas de animación. Por ejemplo, para El retorno del Rey, empleó la novedosa real flow, creada por los españoles Ignacio Vargas y Víctor González.

 

4.— Avatar (2009) de James Cameron

Desde 1994 Cameron trabajó pacientemente cada pormenor de esta película. El resultado fue un filme con más del 60 % hecho en ordenador. Para ello, el director utilizó un vasto equipo técnico, como el sistema de cámaras Fusion 3D, los dispositivos Reality Camera System, etc.

Avatar fue desarrollada con 40 mil procesadores y 104 TBs de RAM en más de cuatro mil servidores con GNU/Linux. En 2010 obtuvo el Óscar a Mejores Efectos Visuales.