Elbow en El Plaza, ambiente mágico para el primer show del año

Reseñas de Conciertos 20/01/2020

Elbow en El Plaza, ambiente mágico para el primer show del año

Como nos tiene acostumbrados El Plaza Condesa, ya hay una gran cantidad de conciertos anunciados pero además con gran calidad y para comenzar el 2020 tuvimos a Elbow.

Así se vivió el show de Elbow en El Plaza

Los Ingleses que venían promocionando su último material nos regalaron momentos para llorar, abrazar y gritar.

Desde la nostalgia más pura a la felicidad frenética.

Para empezar la noche Jesca Hoop nos recibió con su amable voz. Sabíamos que estábamos en un venue grande como él plaza pero su voz parecía un susurro acompañado de sus coristas.

El sonido que emitía su guitarra y sus, lamentables pocas, canciones inundaron el aire y volaban a nuestro alrededor como mariposas.

El momento llegó y Elbow salió al escenario, se notaba su emoción en el rostro y aunque no era un show lleno la energía que había dejado Jesca nos tenía preparados sobre todo emocionalmente.

Después de la primera canción Guy Garvey dedicó algunas palabras en español que tenía bien preparadas a los fans:

“Por primera vez estamos con ustedes y es un sueño hecho realidad, gracias pero me callaré y daré espacio para todo lo que les preparamos”.

Inicialmente el show estaba anunciado para el Auditorio Nacional y tras varias canciones agradecimos que lo hubieran cambiado a El Plaza y que además no se llenara.

Cada quien tenía un espacio, esa burbuja de espacio personal donde los sentimientos transitaban.

Entre más adelante las burbujas eran mas pequeñas y compartían espacios de felicidad y entre mas atrás la nostalgia era abundante. El escenario era perfecto, el juego de luces la comunicación entre músicos y la manera en que veían al público.
La noche avanzo y las palabras fluían, explicaciones de las canciones, de como fueron compuestas y hacia quien. Como Weightless, canción compuesta para su padre que hace poco falleció.
Casi al terminar la noche y justo para darnos un respiro nos regalaron varios clásicos, como Mirrorball. Solo fueron unos segundos en los que abandonaron el escenario para volver con la sonrisa que mantuvieron todo el show.
Una gran sorpresa ver a Elbow con tal energía, después de varios años esperando esta noche, Garvey jugo con su publico: aplaudan, muevan los brazos o canten conmigo.
Un frontman que de ser posible nos hubiera abrazado uno por uno, este el primer show del año nos deja con ganas de más y por supuesto de tener de regreso a Elbow.

Fotos: Kath Melblack

 

 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!