¡Estas son las mejores películas de espías!

Entretenimiento 10/09/2019
películas de espías

author:

¡Estas son las mejores películas de espías!

Sin duda las películas de espías siempre han sido una referencia del séptimo arte a través de los años y al menos todos conocemos una película de James Bond, siendo este el máximo referente fílmico dentro de la categoría de espionaje.

Si bien, al principio la temática de “espionaje” causó toda una revolución en la industria del cine, ligando el lujo de los espías, la sensualidad de las villanas, la super tecnología que nos presentaban con gadgets electrónicos futuristas para poder aniquilar de formas inimaginables a los tipos malos y muchas muchas peleas con un traje encima junto con un peinado perfecto, emocionaron a chicos y grandes a través de la pantalla del séptimo arte.

Más sin embargo al pasar el tiempo este tipo de películas llegaron a caer en el cliché del mundo cinematográfico y durante un largo tiempo se llegó a pensar que la época dorada del espionaje se había terminado dada la falta de calidad en cuanto al guión de las mismas y el repetir la misma fórmula una y otra vez el público fue perdiendo el interés en esta categoría, en la cual por un momento llegó a ser muy popular incluso en la industria de los videojuegos con títulos como hitman, metal gear solid, Assassin’s Creed por mencionar algunos.

Pero llegada la nueva época del cine trajo consigo una bocanada de aire fresco en donde poco a poco y sin perder la esperanza de encontrar una buena pelicula de espías, nos encontramos un par de buenos éxitos que seguro te pueden interesar sobre todo si le quieres dar oportunidad a la categoría de chicas “pateando algunos traseros”.

 

Estas son las mejores películas sobre espías para tu tarde de maratón

Atomic Blonde (2017)

Sin duda, Charlize Theron ha demostrado ser toda una girlpower por excelencia, desde su actuación en Mad Max nos demostró que ningún papel es pequeño para ella en cuanto a secuencias de acción y en el caso de Atomic se posicionó en el top de “actiongirls” y es que cada secuencia que vemos, cada golpe dado y recibido, demuestran el compromiso que tiene Theron para interpretar el papel de espía “femme-fatal”.

Y es que Atomic Blonde es sin duda ese tipo de películas que te envuelven desde el primer momento enganchandonos con un Soundtrack impecable, una paleta de colores al puro estilo Cyber Punk, un toque de frescura en cuanto al típico guión de espías, combinado con un vestuario increíble y ultra chick, demostrándonos la perfecta combinación para una Europa a finales de los 80´s.

En donde resalta el trabajo del director David Leitch en las escenas de acción e increíbles planos secuencia, como en el que nos muestran donde  Charlize sube y baja las escaleras escaleras dentro de un edificio viejo mientras golpea a los enemigos uno tras otro de manera increíble, en donde como espectadores nos vemos guiados totalmente a la acción de forma emocionante.

Volviéndose un must dentro de tu catálogo de espías.

 

Operación Red Sparrow (2018)

Red Sparrow es una película sobre espionaje, basada en la novela homónima escrita por Jason Matthews en 2013. Dirigida por Francis Lawrence y protagonizada por Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Matthias Schoenaerts, Charlotte Rampling, Mary-Louise Parker y Jeremy Irons.

La trama gira en torno al personaje de Dominika Egorova (Jennifer Lawrence), primera bailarina del Ballet Bolshoi que tras una fractura en su pierna izquierda, se ve obligada a retirarse del mundo de la danza y en donde Dominika se ve obligada a pedirle ayuda a su tío Ivan (Matthias Schoenaerts) para encontrar un nuevo trabajo que le permita cuidar a su madre enferma Nina (Joely Richardson) ingresando al instituto Red Sparrow y formando parte de un programa ultrasecreto de la KGB, consiguiendo convertirse en una agente experta en el arte de la seducción y la manipulación gracias a un arduo entrenamiento emocional y físico a cargo de la “matrona” (Charlotte Rampling).

Y con esta sinopsis podemos destacar la interpretación de Lawrence en donde nos muestra un lado más sensual en su personaje y logrando un acento ruso bastante convincente, en donde logra el arquetipo de Femme Fatale/espía experta en el arte de la seducción y decimos seducción porque son pocas las secuencias de acción en comparación al deslumbrante trabajo de Charlize Theron en Atomic Blonde.

Aun así el film logra dar un aspecto favorable y visualmente estético ad hoc a la trama de espías, mostrándonos increíbles locaciones en Hungría, Viena y Londres así como vestuarios que van acorde al impecable estilo y dirección de arte.

 

Anna: El peligro tiene nombre (2019)

El nuevo Film de Luc Besson, el genio detrás de cintas como el Quinto elemento, el perfecto asesino, Lucy, Nikita, Valerian y la ciudad de los mil planetas, solo por mencionar algunas, nos presenta su más reciente film Anna en donde sin duda podremos recordar una similitud entre su viejo film Nikita, solo que adaptado a un estilo milenial original con un toque de frescura y sensualidad al presentarnos a su nueva protagonista la guapísima Sasha Luss,

Y quien es ella? Bueno, Sasha sin duda tiene una carrera bastante extraña pero interesante, originalmente inició como bailarina en Rusia pero una debido a una lesión sus competencias de baile se vieron terminadas y como buena chica rusa encaminó su carrera hacia el modelaje, incluso llegó a realizar casting para Victoria Secret desafortunadamente sin éxito en conseguir las preciadas “Alas”, pero cuando una puerta se cierra otra se abre y sasha siempre tuvo en mente el ser actriz de Hollywood y cuando tuvo la oportunidad de conocer a Luc Besson terminó participando en la película Valerian obteniendo su primera oportunidad en la industria Hollywoodense.

Es así como Sasha ahora obtiene su primer protagónico en Anna junto a un reparto confirmado por actores como Luke Evans, Cillian Murphy y Helen Mirren en donde interpreta a una joven llamada Anna Poliatova la cual es reclutada y entrenada como sacaría por la KGB y que posteriormente dado el ambiente violento y corrupto del mismo pronto decide tratar de salirse presentándonos el clímax real del film compuestas de grandiosas escenas de acción al mero estilo Besson.

Anna, es una cinta que se encuentra ambientada en los años 90´s, época perfecta en donde Luc se centra en crear perfectas coreografías violentas recordándonos el peculiar estilo del Quinto Elemento aunado a la esmerada fotografía y velocidad en la ejecución de cada plano en donde podemos ver porque la exótica Sasha Luss se convirtió en su gran descubrimiento y es que no podemos negar que la actriz realmente se preparó arduamente para interpretar el personaje de Anna.

Y como el propio Luc ha expresado “La película es una Polaroid del momento actual. Y uno de los temas más importantes del filme para mí es la confianza, que creo que es algo que ahora mismo hemos perdido en nuestra sociedad”.

Sin duda esta nueva cinta de espionaje femenino puede que la ames u odies pero no podrás negar que te perderás por 119 minutos dentro de un film lleno de acción y espionaje.

 

“KINGSMAN” (saga)

Kingsman, sin duda se convirtió en ese tipo de películas dentro del género de espionaje… que rompieron el molde para sorprender a propios y extraños, mostrándonos si bien una guión realmente no muy original pero sí bastante fresco, con secuencias de acción increíblemente sorprendentes llenas de personalidad y en donde cabe resaltar la actuación de Colin Firth, un actor que si bien se había mostrado en papeles realmente mucho más serios como El discurso del Rey, A single man o la muy famosa el Diario de Bridget Jones y el cual jamás imaginarías como un espía, realmente se luce en kingsman en toda la extensión de la palabra, no solo por ese característico porte británico sino que realmente lo vemos pelear a la altura de todo un James Bond.

Lo mismo podemos mencionar de Taron Egerton quien se encuentra en la cima de la fama actualmente por interpretar a Elton John en su más reciente film Rocket Man, pero demostrándonos en sus inicios con kingsman, que realmente no solo era un niño bonito sino que podía interpretar el papel de todo un agente secreto, con una historia que me recordaba en la primera cinta a la de Will smith en Men in Black en donde el chico rudo de la calle se convierte en todo un hombre de acción, claro que en el caso de Taron realmente le quedó el traje a la medida al lado de auténticos veteranos, como el ya mencionado Colin Firth, Samuel L. Jackson, Michael Caine o Mark Hamill, convirtiendo el film en todo un éxito logrando dos películas y próximamente convirtiéndose en una trilogía para el 2020 con The King’s Man.

Colocando así los films de Kingsman, por derecho propio dentro de la categoría de cintas fundamentales de espías del siglo XXI.

 

Austin Powers (saga)

Afrontémoslo, Austin Powers es sin duda una de las mejores películas de espias, ahora ya de culto por excelencia y es que en una época en donde James Bond predominaba el estereotipo masculino de macho alfa salvando al mundo quedándose con la chica linda, en 1997 aparece un muy joven Mike Myers con el personaje de Austin Powers, el perfecto arquetipo de burla para la contraparte Bond, mostrándonos como bien sabemos al espía seductor perfecto, británico pelo en pecho y orgulloso de serlo, hippie bailador adicto al sexo de característica dentadura chueca pero increíble gusto en moda.

Mostrándonos, las disparatadas aventuras del espía Austin Powers junto a sus increíbles compañeras sexis de acción interpretadas por Elizabeth Hurtley, Heather Graham y la misma Beyoncé Knowles, personajes creados para no envidiarle nada a ninguna chica Bond.

Y es que las películas de Austin sin pretensión de ser buenas o malas eran realmente buenas por ser malas, llenas de un sentido del humor exótico que se volvió característico de lo que se convirtió en una trilogía de películas desde las famosas escenas de baile Hippie al extremo para destruir a unas malignas FemBots o los típicos flashbacks del personaje para contar historias irrelevantes pero que daban paso a contar algún chiste hasta jugar con los planos de encuadre para mostrar escenas realizadas con siluetas mediante sombras mostrándonos encuadres de doble sentido así como los planos abiertos en donde podíamos ver diferentes props en los que jugaban constante con la desnudez del personaje de Myers.

Asimismo y como cada película de espía por excelencia debe contar con su contraparte “maligna” en este caso las películas de Austin Powers, sin duda no se quedaron atrás y nos regalaron algunos de los mejores personajes dentro de las películas de culto como el archienemigo de Powers el Dr. Evil el famoso personaje diabólico calvo, pálido y de risa macabra con su característico dedo meñique pegado a la boca mientras acariciaba sentado en una silla a su gato igualmente sin pelo, junto a su hijo Scott el cual odiaba a su padre el Dr. Evil restregándoselo en su cara cada vez que podía diciéndole lo mucho que lo odiaba por querer más al adorado pero maligno Mini Me el clon exacto del Dr. convirtiéndose en un personaje tan entrañable el cual sin tener ningún diálogo en ninguna de las tres películas se volvió en el favorito de muchos por ser el complemento perfecto a la historia y qué decir del asqueroso pero divertido Fat Bastard un personaje creado por Myers, el cual es un gordo escocés misógino que se la pasa insinuándose en toda la cinta de Goldmember a la compañera de Powers y en general a cualquier mujer … pero Hey! a quién le importa era demasiado divertido de ver.

Sin duda el éxito de Austin Powers también se dio dado que en ese momento entre el 97 y 2000, nos presentaban una película simplemente divertida y aunque ahora puedan parecer ofensivos algunos chistes dado todos los movimientos que han surgido en contra al machismo, Powers nos muestra una serie de películas sin pretensiones de nada, solo para sentarte y divertirte por todo alejándote de la realidad por un momento solo para disfrutar de el placer de ver al máximo exponente en la saga de películas de espías.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!