Fanatismo, un antagonista: Rumbo al Marvin con Daniel Melero

03/05/2018

Fanatismo, un antagonista: Rumbo al Marvin con Daniel Melero

Estamos en vísperas del festival capitalino que más sorpresas nos ha brindado; hablamos de nuestro querido Festival Marvin. Este año tendremos presentaciones de gran calibre, ya que en el line up podemos ver a bandas como The Drums, Gang Of Four, hasta los tan esperados Buzzcocks. De esta manera el Marvin es capaz de juntar talento local e internacional de semejante forma.

Un talento potente del que también podremos disfrutar su presentación es Daniel Melero, un artista argentino con una larga trayectoria musical, pionero en la escena techno de su país de origen, además ha colaborado con bandas como Babasónicos y Soda Stereo y para quien no lo sepa, escritor de una de las rolas más aclamadas de los últimos mencionados, nos referimos a “Tratame Suavemente”. Así nosotros nos topamos con una persona que desborda humildad – aunque su talento no es secreto- sin duda, más que una plática, tuvimos un valioso tiempo de reflexión. Checa la entrevista a continuación.

” … no había estudiado jamás música y abandoné mi carrera universitaria en la que estaba aventajado, y si de alguna manera la hubiera terminado, hubiera sido una persona que postergó su vocación.”

Freim: Hola Daniel, ¿Qué te parece si primero nos cuentas un poco sobre los inicios de tu carrera musical?

Daniel: Bueno, yo creo que en realidad yo no tengo una carrera, tal vez tendría una trayectoria ya que no tengo formación de alguna clase dentro de la música, pero sí hay una categoría en la que tengo formación que es escuchar música… Hasta la fecha lo sigo haciendo. Me he dado mucho en informarme mas que formarme como un “sabio” en cualquier instrumento, salvo en el panel del sintetizador donde creo que soy muy bueno.

Freim: ¿Qué o quién te impulsó a dedicarte a esto?

Daniel: Quién me impulsó… Pues en los últimos tiempos me resulta un enigma que la persona que no tenga formación, sin conocimiento alguno que no sea esa música que escuchó decida hacerse músico. Creo que fui muy vanidoso y también confiaba mucho en lo buena que era la música que escuchaba. Pero me parece un hecho casi milagroso que me sorprende después de tantos años haber tenido. Recuerdo a mi padre casi llorando por haber decidido ser músico y no sabía yo tocar ningún instrumento, no había estudiado jamás música y abandoné mi carrera universitaria en la que estaba aventajado y si de alguna manera la hubiera terminado, hubiera sido una persona que postergó su vocación. Esto es un misterio para mí cómo tuve ese atrevimiento.

Freim: Entonces, ¿No hubo algún detonante que te dijera: “Esto es a lo que quiero hacer”?

Daniel: El detonante fue, definitivamente fue, cuando escuche “Evening Star” de Fripp & Eno. Ahí sentí esa alegría de plasmar cierta mecanicidad en tu producción, utilizando el eco como lo que hoy sería una secuencia… Encontré un hogar. Y bueno, el primer instrumento que decidí comprar, no fue uno, sino dos grabadores inspirado por ese disco y una consola fue lo que tuve después, posteriormente tuve el sintetizado y lo sigo conservando, es con el que tocó en todos los discos que he participado.

Freim: De la misma manera, a tu banda: Los Encargados. Se les contempla como pioneros del techno en Argentina. ¿Nos podrías contar un poco sobre cómo inicia ese proyecto?

Daniel: Los Encargados forman parte de esta andancia. Todo se origina en una casa, en un barrio periférico donde se montaban los grabadores, la consola y se empezaron a montar instrumentos de otros en esa casa, la visitaban constantemente personas que grababamos y también iban algunas bandas para grabar sus demo; desde Soda Stereo pasando por otras bandas metrópolis, era un hervidero ese lugar y a la vez era un estudio de grabación, era un lugar de creación.

Freim: ¿Qué le dejó de aprendizaje eso a Daniel?

Daniel: Eso me hizo mantener la idea de estar, aunque sea un solista, muy  vinculado con gente que esté creando música, con gente que a la vez pueda ser  o no de mi gusto, pero sí me interesa estar en ese lugar donde pueda ser diferente y encontrar la inspiración de los demás y así yo tratar de plasmarla también.

Freim: Y actualmente, ¿Qué es lo que te inspira a seguir creando?

Daniel: Tengo una idea sobre eso, a veces no son canciones de esta época. Cambia con los días, música que me muestra otro, artistas que escucho con hábito y que no necesariamente son de hace mucho tiempo, artistas que son actuales. Hay cosas que yo todos los días busco en internet para ver si hay algo: alguna noticia local, algo que haya pasado a otras personas o grupos. Jugar al ajedrez pero no como se juega habitualmente, sino con unos modos creados por Bobby Fischer, eso es muy inspirador para mí, seguir sitios de ciencia y leer cosas que en definitiva son “alocamientos” científicos ya que, para mí, la ciencia se refugia en las mediciones para no confesar que es poética y me representa una gran inspiración eso.  También las mentiras políticas, la propaganda, las conspiraciones me producen lugares nuevos, sonidos que ocurren. En definitiva para mí todos los sonidos me parecen interesantes, desde unas palabras políticas hasta una melodía.

Freim: Ahora vamos a tener el gusto de tenerte acá en la Ciudad de México en el Festival Marvin… 

Daniel: ¡Sí! y estoy tan contento.

Freim: ¿Qué podemos esperar de esa presentación?

Daniel: Una entrega que tiene que ver con recorrer mi repertorio hasta hoy de una manera muy sintética pero que tiene que ver con un sonido actual y que tiene que ver con la performance, no es un grupo que toca con pistas, no me atrae porque para mí las pistas son presunciones de algo para funcionar y en definitiva estás hablando de tu pasado y presunciones pasadas. Es una banda que, por un lado estos artistas que colaboran conmigo y conocen mi repertorio mejor que yo, pero saben hacer que tenga sentido hoy. Porque al final, el misterio de la melodía y los sonidos tiene que ver con que una canción se pueda expresar siempre diferente, yo creo que hay muchas presunciones en cómo se escucha la música, eso lo sé pero para mí será muy reconfortante tocar canciones de Los Encargados, tocar temas más recientes y hacerlos de una manera que tengan sentido hoy, no representandolos como antes fueron.

Freim: Para aquellos que no te conocen, ¿Con qué se van a encontrar al escucharte?

Daniel: Bueno, yo me he dedicado con una tremenda profundidad a los sonidos y al significado de lo que estoy diciendo a cada momento aún equivocandome de perspectiva. Ahora, ¿Qué se puede encontrar alquien que no me conoce? Pues un grupo de canciones bellas con melodías y letras interesantes y sonidos increíblemente actuales. Eso gracias a saber entregarme y saber que el lugar más aburrido que conozco es mi mente, y ser un buen selector de aquellos que comparten el escenario conmigo

Freim: Daniel, para finalizar, ¿Cuál crees que sea el secreto para que un músico o alguien a quién le guste la música pueda diferenciar aquellas canciones que le sirven y no quedarán en él como algo infértil, que no producirá algo en esa persona?

Daniel: Yo creo que si alguien se equivoca en elegir una música como interesante y no lo termina haciendo con el tiempo, no quiere decir que no haya acertado, la música grabada es como un legajo para el futuro y es muy probable que algo que parece que es basura tenga una información que será revisada en el futuro. Es decir, vemos artistas increíbles que parecían detestables, puede pasar eso. A veces una mala elección en la música podría ser la mejor decisión que pudiste haber tenido y en ese sentido es bueno dejarte llevar por cualquier cosa que aparentemente a todos les parece una porquería y ahí puedes encontrar algo que podrá servir, no te vas a perder de eso solo por no estar trendy, por miedo o por ser diferente. 

Freim: Estamos hablando de un “de todo y todos se aprende”, ¿También lo aplicarías a la música sin importar letras o contenido que produce algo positivo a la sociedad?

Daniel: Incluso lo podríamos traspasar para la política y funciona para las principales decisiones que puedas tomar en tu vida como persona. Si vos sentís que eso es válido, no puedes considerar dejar de ser excepcional, aquél que juzga algo que no le interesa a nadie, ese es excepcional. Ahora, si él escucha algo que está en las redes sociales y bueno, a mí me parece que en ellas encuentras mucho. Las redes están ahí para pescarte pero a mí me parece que equivocarse en la música haciéndolo de un lugar único es válido, pero cuando la gente cae en el fanatismo, se deja cegar y se vuelve creyente y cae en una manipulación puede ser maligna… Esto merece una reflexión porque hasta la música maligna que manipula a las masas como lo hacen esos reality shows de la televisión o géneros que suenan mucho en la actualidad pueden crearte una inspiración.

Freim: El fanatismo trae conflictos y empiezas a dejarte llevar sin encontrar esa inspiración de la que hablamos…

Daniel: Sí, el convertirte en un fanático seguro que siempre es un error, el fanatismo al futbol, por ejemplo, no conduce a nada positivo y mucho menos en las artes, hay que estar interesado en todo. Estando interesado en las cosas, hasta ahí seguro es donde tú encuentras el amor.

Freim: Daniel, muchas gracias por la plática, hoy nos dejas con una reflexión llena de realidad y lamentablemente se nos acabó el tiempo, por último, ¿Algún mensaje que le quieras dar a aquellos asistentes del Festival Marvin?

Daniel: Al contrario, muchas gracias por dejarme está charla tan sensata. Espero que disfruten el show, de mi parte vamos a estar haciendo lo mejor que podamos en la presentación dentro y fuera del escenario. Esto realmente me conmueve, muchas gracias.