Hablemos del soundtrack de Captain Marvel: femenino y poderoso

Música 20/03/2019

Hablemos del soundtrack de Captain Marvel: femenino y poderoso

Hace días se estrenó una de las películas más esperadas por el público fanático de los superhéroes, casi como estrategia, Captain Marvel salía a la luz el 8 de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer, ¿simple coincidencia?

No vamos a hablar de la trama en esta entrada, por que en su momento ya se hizo. Lo que queremos destacar en esta ocasión es el fabuloso soundtrack que posee la historia protagonizada por Brie Larson. 

La, hasta ahora, última entrega de Marvel está ambientada en los noventa, una década que nos regaló grandes joyas musicales (quizás no tanto como los 80’s pero también tuvo lo suyo), por lo que claramente teníamos que escuchar uno que otro track de la época, erizándonos la piel en el acto. Por que sí, seamos honestos: la nostalgia vende, y bastante bien.

Por un lado tenemos el referente de el tiempo en el que se ambienta la película, pero por otro, un dato que adereza perfecto lo que veníamos viendo desde antes. En una historia repleta de girl power, en el desde protagonista, dirección y gran parte de los involucrados, son mujeres, sería irónico que gran parte de las bandas que componen la banda sonora, no lo fueran.

Sí hay Nirvana y The Marvelettes, pero (y es un gran pero) también hay No Doubt, Garabage y Elastica.

Hablemos de esta última. “Connection” de Elastica podría ser el caso de un one hit wonder, sin embargo eso no le quita poder. Justine Frischmann estaba harta de vivir bajo las sombras, primero de Brett Anderson en Suede y la relación que mantenía con el mismo, y segundo: en su noviazgo con Damon Albarn. 

Recordemos que el brit pop y el grunge eran dos géneros que se encontraban en pleno apogeo, para ese entonces, Justine se encargaba de algunos riffs en Suede, pero cuando decidió cortar con Anderson, lo hizo de tajo. Primero sacando sus cosas de la casa que compartía con aquél delgado y excéntrico vocalista, después tomando su talento para formar su propia banda.

Así nació Elastica, en la que Justine se coronaba como líder y principal colaboradora, y cuando se enfrascó en una relación con su colega de Blur, se enfrentaron en ocasiones pues la música de Elastica estaba llegando a Estados Unidos de manera consistente, para que esto sucediera con la banda de Albarn tuvo que pasar un poco más de tiempo, y por el vació emocional que Frischmann dejó cuando lo abandonó, cosa que sirvió como su fuente de inspiración para uno de sus discos más vendidos, 13. 

Justine Frischmann y compañía (que ojo aquí, no todos sus miembros eran mujeres, había un chico), fueron el ejemplo perfecto de girl power en Inglaterra de los 90’s, “Connection” llegó en 1995 y fue toda una revelación. No eran una banda de chicas sensuales con vestidos cortos y medias rasgadas, todo lo contrario: se cortaron el cabello y usaban indumentaria masculina.

Escuchar “Just a Girl” de No Doubt fue otro de nuestros momentos favoritos. Antes de que Gwen Stefani diera vida a canciones pop al mero estilo de su icónico hit “Hollaback Girl”, solía ser la líder de una banda que brilló hasta entrados los 2000, que fue y regresó, y que actualmente se encuentra en un hiatus.

De entre varios músicos masculinos, destacaba Gwen. Con aquella figura delgada, pero que definitivamente no perdía fuerza, ella lideraba y mandaba, y lo cierto es que la experimentación de géneros era su fuerte. De pop rock, a ska; así iba la cosa con No Doubt, algo que sin duda los convirtió en grandes referentes de la música de la década.

Fueron varias las salidas de integrantes que la banda tuvo que enfrentar, ya sea por diferencias de intereses o la desafortunada muerte de uno de ellos, pero la solidez en la formación de No Doubt, a pesar de los intentos, jamás volvió a ser la misma. Pero con todo eso, el tiempo que permanecieron activos, cosecharon éxitos y una posición bien arriba.

Y al último pero no por eso menos importante, está Garbage. ¿En qué radicó su éxito?

Cuando Garbage iba teniendo su mejor racha, fue cuando el grunge estaba en su mejor momento. Toda esa rebeldía y estilo de vida a lo “yolo” estaba a flor de piel, y la constante lucha de las mujeres por ser independientes, no se queda atrás.

Garbage se hizo de un papel relevante, y continuó, de cierta manera, con un legado que había ido construyendo Blondie y al que pertenecen bandas como The Runaways también. Esa imagen de “chica mala” que Elastica se había rehusado a adoptar fue la que caracterizaba a Garbage.

La clara prueba de que la sensualidad no estaba peleada con la fuerza o la rudeza, en definitiva, las chicas también podían rockear.

El increíble soundtrack de Captain Marvel no se resume a estos tres exponentes pero claro que son ejemplos perfectos del girl power en la industria musical desde décadas anteriores, pero para que lo disfruten en su totalidad, se los dejamos aquí.

Como “fun fact”, esta es la primera cinta de Marvel en ser musicalizada por una mujer compositora.