Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds… ¿Rifa o no?

Tendencias 13/11/2017

author:

Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds… ¿Rifa o no?

(Sin spoliers)

El pasado 7 de noviembre salió el DLC de Horizon Zero Dawn, videojuego que se sitúa tan (pero taaaan) en el futuro que para los personajes, la civilización antigua es la que habitó en la tierra en el año 2064, que a su vez también es nuestro futuro. En fin, si ya conocen el juego saben de lo que hablo.  En este DLC nos cuentan una nueva aventura en territorio de la tribu Banuk y de cómo Aloy, cuyo origen es… Bueno no, sin spoilers… ¡Cuya misión es…! Hmm… no, tampoco… Bueno, como no queremos arruinarles la historia ¡Aquí está lo más destacado de The Frozen Wilds sin spoilers!

Lo primero que salta a la vista es que esta expansión no se siente como algo “por separado”, sino que tienes que cargar tu juego y buscar ciertos puntos y personas que te irán guiando a esta nueva aventura, no hay un “1 año después…” así que no se siente como si te hubiesen cortado la historia.

Si pensaron que iba a ser fácil porque ya dominan bestias grandes y ya pasaron el juego en modo súper ultra mega difícil,  quiero romper su ilusión y decirles que ¡NO es así! Hay bestias nuevas más feroces que nunca; requerirán de TODO para derrotarlas: armas, munición, trampas, pociones, habilidad, ingenio y coordinación. No crean que la armadura indestructible los va a salvar, ¡ja!

Tal cual es una expansión, o sea, hay más de todo. Más escenarios, más armas, más personajes, una rama nueva de habilidades para desbloquear, que por cierto arreglan algunas de las cosas más molestas del juego. Por ejemplo, se puede recolectar plantas sin tener que desmontar a la bestia mecánica, los recursos cuestan menos, etc.

Algo que da paz mental (no tan relevante pero si cuenta) es que arreglaron las expresiones faciales; tal vez no quedaron como en The Last of Us, pero si quita la sensación de incomodidad de ver personajes con poca naturalidad y viendo al vacío mientras interactúan como si les hubiesen inyectado bótox y no tuvieran alma.

La historia tiene sus detalles, como el hecho de que ahora hay ovejas y ardillas, pero ¿y dónde estuvieron todo este tiempo? Aunque no es algo que quite el sueño ni que arruine la experiencia. También se siente una falta de conexión con personajes nuevos ya que pasan desapercibidos; sin embargo, se equilibra con la forma en la que presentan a la tribu Banuk en términos generales; su cultura, sus colores y sus costumbres.

¡Si rifa!

Aquellos que no han terminado la historia principal háganse un favor y termínenlo, por lo menos empiecen con un nivel 30, de otro modo sólo van a sufrir de humillaciones y frustración. Tomen en cuenta que esto sólo es contenido adicional, no es una secuela; así que si esperan cosas nuevas y totalmente diferentes no es lo que van a encontrar aquí.

Si fuiste de los que se quedó con ganas de jugar más después del final de la historia principal esta expansión te va a encantar, porque eso es justamente lo que cubre, y no conformes con eso esa es la misma sensación al terminar The Frozen Wilds. Recuerden que ya pueden adquirir el DLC en la Play store por $19.99 USD,  $370 MXP aproximadamente; y si eres miembro del Play Station Network Plus, $14.99 USD, unos $278 MXP más o menos.

¡Juéguenlo y cuéntenos qué les pareció!