Freim TV

Tendencias

La casa siempre gana: cómo los casinos utilizan las matemáticas para asegurar sus beneficios

La casa siempre gana: cómo los casinos utilizan las matemáticas para asegurar sus beneficios

Si alguna vez ha visitado un casino, probablemente habrá oído la frase «la casa siempre gana». Es un dicho común, pero ¿alguna vez se ha parado a preguntarse por qué es cierto? ¿Cómo se las arreglan los casinos para ganar dinero, incluso cuando algunos jugadores se van con grandes ganancias? La respuesta es matemática.

Los casinos se basan en la probabilidad y la estadística. Todos los juegos que ofrecen, desde el blackjack hasta las máquinas tragaperras, están diseñados para dar a la casa una ventaja sobre el jugador. Esta ventaja suele denominarse ventaja de la casa  y es la clave para entender cómo ganan dinero los casinos.

 

Las matemáticas detrás de los juegos

En esencia, el juego de casino se basa en la probabilidad. Cada juego tiene una serie de probabilidades que determinan la probabilidad de ciertos resultados. Por ejemplo, en una partida de blackjack, las probabilidades de que te repartan un 21 natural (un as y una carta de valor diez) son aproximadamente del 4,8%. Las probabilidades de pasarse (tener más de 21) en cualquier mano son de aproximadamente el 28%.

Los casinos utilizan estas probabilidades para establecer los pagos de cada juego. En el blackjack, por ejemplo, una mano ganadora se paga a razón de 3:2. Esto significa que si apuestas 10 $ y ganas, recibirás 15 $ en ganancias. Sin embargo, como las probabilidades de ganar son menores que las de perder, el casino puede obtener beneficios con el tiempo.

Tal vez te interese:  Ilustradores mexicanos que deberías conocer

 

La ventaja de la casa

La ventaja de la casa es el término utilizado para describir la ventaja incorporada que los casinos tienen sobre los jugadores. Es la diferencia entre las probabilidades de ganar y los pagos por ganar. Por ejemplo, en la ruleta americana, las probabilidades de ganar una apuesta de un solo número son de 1 entre 38, pero el pago es sólo de 35:1. Esto da al casino una ventaja de la casa del 5,5%. Esto da al casino una ventaja de la casa del 5,26%.

La ventaja de la casa es diferente para cada juego y apuesta, pero siempre favorece al casino. Esto significa que, con el tiempo, el casino siempre obtendrá beneficios, aunque algunos jugadores ganen mucho a corto plazo.

 

Diseño del juego y psicología

Las matemáticas que hay detrás de los juegos son sólo una parte de la ecuación. Aunque hoy cada vez más gente opta por jugar en línea y busca casinos en los portales como Stakers, todavía quedan muchos aficionados a los casinos tradicionales. Estos recintos de juegos de azar utilizan el diseño del juego y la psicología para mantener a los jugadores enganchados y gastando dinero. Por ejemplo, las máquinas tragaperras están diseñadas para dar a los jugadores una sensación de anticipación y emoción, con luces parpadeantes y sonidos excitantes. Esto hace que los jugadores sigan jugando, aunque no ganen.

Tal vez te interese:  ¿El Museo Louvre es realmente el mejor del mundo?

Los casinos también utilizan la psicología para influir en el comportamiento de los jugadores. Por ejemplo, pueden ofrecer bebidas gratis a los jugadores, con la esperanza de que sean menos cuidadosos con sus apuestas a medida que se intoxican. Pueden colocar juegos populares en zonas de mucho tráfico para animar a más gente a jugar. También usan otros trucos para que gastes más dinero.

 

Varianza y gestión del riesgo

Aunque las matemáticas que hay detrás de los juegos y la ventaja de la casa garantizan que los casinos obtengan beneficios con el tiempo, sigue habiendo cierto grado de riesgo. Algunos jugadores ganarán a lo grande, mientras que otros lo perderán todo. Para gestionar este riesgo, los casinos utilizan diversas técnicas, como limitar el tamaño de las apuestas y hacer un seguimiento del comportamiento de los jugadores.

Tal vez te interese:  ¡Estas son las mejores pinturas de Diego Rivera!

Un concepto importante en la gestión del riesgo es la varianza. La varianza se refiere a la cantidad de fluctuación en el bankroll de un jugador. Algunos juegos, como las máquinas tragaperras, tienen una alta varianza, lo que significa que los jugadores pueden ganar o perder mucho dinero en poco tiempo. Otros juegos, como el blackjack, tienen una varianza menor, lo que significa que las fluctuaciones en el bankroll de un jugador son menos extremas.

Los casinos también utilizan la gestión de riesgos para evitar trampas y fraudes. Pueden utilizar cámaras y otras técnicas de vigilancia para controlar a los jugadores y garantizar que los juegos sean justos y seguros.

 

Conclusión

Sí, es cierto que la casa siempre gana, pero no es sólo la suerte la responsable. Los casinos utilizan las matemáticas, el diseño del juego, la psicología para que los clientes pasen más tiempo jugando y gasten más dinero.