Lo que nos dejó el #CC18: Top 5 de los mejores actos

Festivales de Música 21/11/2018

author:

Lo que nos dejó el #CC18: Top 5 de los mejores actos

Los festivales siempre serán experiencias muy personales que transmiten distintas emociones a cada quien. El CC18 nos dejó no sólo un puñado de sentimientos indescriptibles, también nos dio muchos buenos espectáculos que vivirán en nuestra memoria por siempre.

Es difícil poder calificar los shows que vivimos este fin de semana. Sobre todo porque algunas veces lo mucho que nos gusta una banda nos impide ser realmente objetivos con ella en comparación a otras.

Sin embargo, podemos coincidir en que este Capital se lo llevaron ciertas presentaciones en particular. Espectáculos que terminaron por conquistarnos y dejaron marcado su paso por los escenarios del Corona Capital ya sea por su energía, su emotividad, sus visuales, o su setlist.

Lo hayas vivido o te lo hayas perdido, aquí te presentamos el top 5 de los mejores actos de la novena edición del Corona Capital.

5. MGMT

Ben Goldwasser, Andrew VanWyngarden, y compañía se encargaron de convertir nuestra noche en un show psicodélico lleno de luces, imágenes grotescas y trips escenográficos.

La banda originaria de Connecticut domó el escenario principal con sus nuevas rolas y sus viejos éxitos. A pesar de ya haber estado anteriormente en el Capital, esta ocasión lucieron muchísimo más y contaron con mayor presencia de seguidores.

MGMT se caracteriza por su psicodelia ácida pero al mismo tiempo muy digerible para toda clase de público. Su música en combinación con los visuales que manejaron resultaron en una combinación muy favorable que hizo despertar el vitoreo de los asistentes y los cantos al unísono.

Quien haya visto a la banda por segunda o tercera ocasión seguramente se sintió nuevamente como si fuera la primera. Sin lugar a dudas no se podían quedar fuera de este conteo.

4. Friendly Fires

Algo que muchos esperábamos ansiosamente era el regreso de Friendly Fires. Con su nuevo sencillo Heaven Let Me In, la banda se presentó con una energía arrasadora en la Carpa Levi’s.

La noche, el escenario, el ánimo de sus asistentes; todo se prestó para que Friendly Fires nos diera un show muy íntimo, con baile de principio a fin y hasta nos hizo olvidar que todavía había más festival por ver.

Puntos extras por el entusiasmo que se carga Ed MacFarlane. El inglés no dejaba de lucir sus mejores pasos y en comparación a sus presentaciones en otros festivales, podemos decir que esta vez nos entregó todo su extra.

3. NIN

Nine Inch Nails ya son unos legendarios consentidos de nuestro país. Es increíble la cantidad de fans que convocan a cada una de sus presentaciones y en este festival sí se la volaron.

Ni el horario empalmado con New Order  ni unos breves detalles con el audio fueron impedimento para que Trent Reznor prendiera a una gran cantidad espectadores con la alucinante fuerza que le imprime a cada rola.

La presentación de NIN en el Corona fue el broche de oro con el que se cerró el escenario Doritos Bunker. Y es que aunque hubieran tocado más temprano, ¿después de ellos a quién más pones a tocar ahí?

A nadie.

2. Chemical Brothers

Este dueto fue uno de los shows más esperados por todos en esta edición. Con un set audiovisual impresionante, abarrotaron de asistentes los alrededores del escenario Corona Light.

Estuvieran lejos o cerca, todos hacían cualquier cosa por llevarse siquiera un vistazo de lo que estaba pasando en aquel escenario.

Es real que los Chemical tienen un espectáculo que hasta cierto punto te malvibra, pero que a través de su misma música, te hace querer liberarte y bailar. No por nada no había ruta por la cual escurrirse durante su presentación.

No poder verles el rostro no hacía diferencia alguna, y es que con un set de este calibre, a uno no le queda más que disfrutar el momento sin preocuparse de nada.

1. New Order

Los años no pasan en vano… Y no lo decimos por la edad, pero sí por la calidad del emotivo espectáculo que trae New Order. Contrario a lo que podría pensarse, con el paso del tiempo su show se va fortaleciendo y en sus canas se nota la experiencia de cientos de escenarios. Entre lágrimas y risas, los del synth de Manchester nos tuvieron en un sube y baja de emociones durante hora y media que no queríamos que terminara.

Quienes los vimos en su presentación del CC12 recordaremos bien la fuerza con la que empezaron, las grandes pantallas, los hermosos visuales. Bueno, pues esas cosas no han cambiado, y si lo hicieron, fue para mejorar.

New Order nos envolvió en un espectáculo de luces, nostalgia, y el clásico tributo a Ian Curtis. Con la imagen todavía fresca en la mente del banner que prometía “Joy Division Forever” los vimos despedirse casi como si fuéramos despertando lentamente de un sueño.

Estando activos desde 1980, durante años se han encargado de conquistar generaciones enteras. Justo eso se pudo apreciar entre la multitud que bailaba, sonreía, y lloraba con cada canción que tocaban. Pues los rangos de edad eran de lo más variado.

Definitivamente, New Order fueron los imperdibles de esta edición.

 

Mención honorífica

-Robbie Williams

El Rudeboy de Inglaterra se paró con todo en el escenario principal del CC18.

Seguro de sí mismo, de la estrella que ha sido y es, y sobre todo, del cariño de su gente, Robbie hizo de todo para demostrar que esta nueva faceta de su vida le sienta bien.

La mención honorífica va porque rompió con los paradigmas de los headliners que han estado anteriormente en un CC. Como todo un artista en la extensión de la palabra, Robbie cantó, bailó, interactuó, bromeo (incluso de sí mismo), durante toda la noche. ¿Le quedó grande el escenario? Para nada.

Este personaje es indiscutiblemente un showman que quisiéramos volver a ver, y qué mejor que en un escenario personal.