Morcheeba enamoró y conquistó a todos en El Plaza

Reseñas de Conciertos 16/10/2019

author:

Morcheeba enamoró y conquistó a todos en El Plaza

Este cierre de año viene con todo en nuestro país, diferentes estilos musicales  convergen y se vuelven protagonistas; como el día de ayer en El Plaza Condesa, con la visita de Morcheeba.

Morcheeba es una banda británica que mezcla influencias de trip hop, blues y pop, surgida a mediados de 1990 conformada por hermanos Godfrey (el DJ Paul Godfrey y el multi-instrumentalista Ross Godfrey) y Skye Edwards como vocalista.

La voz de Edwards se ha vuelto una parte integral del sonido de Morcheeba y anoche lo dejó muy claro.

Morcheeba cautivó con sensualidad y el feeling a tope en El Plaza

La magia estaba por iniciar

Pasando las 9 de la noche el escenario se empezó a llenar del humo generado por hielo seco, la expectativa se hacía más y más grande ya que desde hace ya años que no pisaban suelo mexicano.

La agrupación empezó a salir uno a uno, hasta que al final salió Skye Edwards con su característico vestido rojo, zapatillas y el sombreo negro, muy al estilo de Nueva Orleans.

Morcheeba abrió con la canción “Never Undo”; los asistentes gritaron y aplaudieron a la banda enérgicamente conectando de principio a fin con cada uno de los temas, en total fueron 17 tracks incluyendo el Encore.

Entre canciones, la agrupación agradeció al público el recibimiento y hospitalidad de los mexicanos y usando el traductor de su celular Edwards pronunció algunas frases en español.

Morcheeba actualmente está realizando una gira mundial, promocionando su último álbum llamado “Blaze Away”; también visitará la ciudad de Guadalajara, Chile, Argentina y Brasil para después volver a Europa.

Entre los éxitos que tocaron a noche se encuentran: “Friction”, “The Sea”, “Otherwise”, Never and Easy Way”, “Blaze Away”, “Slow Down” y por si fuera poco se animaron a hacerle un cover a la canción “Let’s Dance” de David Bowie con la que para mí gusto, se llevaron la noche.

Un emotivo y gran cierre

Por más de una hora y media mantuvieron al público en todo momento en sintonía. El momento difícil había llegado, la despedida estaba más que anunciado por lo que Morcheeba cerró fuerte con los temas: “Sweet L.A.”, “Crimson” y “Rome Wasn’t Built in a Day”.

Una noche mágica que nos recordó que el Trip hop sigue más vivo que nunca.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!

Fotos: Kath Melback