Music Is Power: 7 canciones épicas de Richard Ashcroft

Música 01/05/2018

Music Is Power: 7 canciones épicas de Richard Ashcroft

Corría el año de 1971 cuando en la nada famosa ciudad de Wigan, al noroeste de Inglaterra, nació una de las voces más privilegiadas y potentes que los jóvenes de la década de los noventa, hasta nuestros días, han podido disfrutar, me refiero al siempre esbelto y enigmático Richard Ashcroft.

Si esto fuera fútbol podríamos decir que Ashcroft formó parte del “Equipo B” de lo que a principios de los noventa conoceríamos como Britpop o segunda invasión histórica, en cuanto a música se refiere, del Reino Unido a América; recordando que la primera fue aquella de The Beatles, The Rolling Stones y un enorme y acentuado etcétera.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!

Pero mientras bandas como Blur y Oasis acaparaban prácticamente todo el movimiento, otros grupos con grandes cualidades, y que años después han sido valorados como es debido, sumaban al frente con grandes capacidades sonoras.

Pulp con su visión poética, Supergrass con la cara divertida y cínica, The Stones Roses siendo prácticamente el detonante de todo y Suede con su elegancia fatalista, escupían los sentimientos y sucesos que dejarían marcada a toda una generación de jóvenes que vivían importantes cambios sociales y personales. Y entre todos esos se encontraba The Verve, una bacteria psicodélica que contagiaba a todos a través de sus profundas composiciones pero sobretodo a la privilegiada voz de su líder Ashcroft, declarado múltiples veces como inspiración y la mejor voz de su generación y todo el movimiento por Liam Gallagher, vocalista de Oasis.

La huella imborrable que The Verve dejó se llama “Bitter Sweet Symphony” pero afortunadamente ese no fue el único regalo que Richard nos ha dejado al paso de los años. Hoy en día Ashcroft se encuentra en una carrera en solitario, alejado indefinidamente y quizá para siempre de su antigua banda, y continúa engrosando su legado como uno de los mejores cantautores que se puedan conocer, a pesar de ya no contar con la fama de su mejor época o los reflectores que apuntan aún a varios de sus contemporáneos.

Es ese deseo imparable de seguir haciendo música el que ha llevado a Richard a entregarnos su más reciente “These People”, hace un par de años, para después realizar una serie de presentaciones alrededor del mundo, incluyendo México.

Para nosotros, ese andar y amor por la música son el pretexto ideal para recordar 7 canciones que enmarcan a la perfección la grandeza y solidez de la carrera de Ashcroft.

The Verve – Lucky Man | Álbum “Urban Hymns” (1997)

Alejándonos de “Bitter Sweet Symphony”, la cual ya fue mencionada y no queremos incluir como tal en el conteo, los dejo con “Lucky Man”, incluida en el mismo disco. Esta es una de esas canciones perfectas para concierto, su estructura pop acciona de inmediato las ganas de entonarla y nos muestra la capacidad de Ashcroft de crear himnos de estadio que revienten todas las emociones. Si tienen la oportunidad y suerte de ver en vivo a Richard normalmente hace una versión acústica que deja sin palabras.

The Verve – On Your Own | Álbum “A Northern Soul” (1995)

“On Your Own” es todo un clásico de la primera mita de los noventa. Con este tema The Verve dio un gran salto creativo y de fama, encaminándolos a lo que vendría después. Para muchos es una de las mejores y más personales letras de Ashcroft y la melodía engancha desde los primeros segundos. Nuevamente, la versión en vivo deja la piel erizada.

The Verve – The Drugs Don’t Work | Álbum “Urban Hymns” (1997)

Regresamos al disco que hizo mundialmente famosa a la banda y posicionó a Richard como una de las figuras más importantes del rock británico de los últimos 20 años. “The Drugs Don’t Work” es sin duda uno de los temas más épicos de la agrupación y que más teorías acerca de su significado ha lanzado, aunque sin lugar a dudas hay un par con más fuerza que otras. La primera y quizá la más conocida es que la canción fue escrita por Richard como una especie de catarsis que apela al hecho de que su padre falleciera luego de una fuerte lucha contra el cáncer. La segunda teoría afirma que el mismo Ashcroft alguna vez declaró que la canción fue sido escrita porque él mismo sostenía una fuerte lucha en contra de sustancias que afectaban su vida cuando se supone deberían de tener el efecto contrario. Sea como sea, esta canción es épica en todas sus versiones y para muestra esta presentación con todo y orquesta en el show de Jools Holland, en plena promoción del disco.

Richard Ashcroft – A song For The Lovers | Álbum Alone With Everybody (2000)

Dejamos un poco a The Verve para dar pie al inicio de la carrera solista de Richard. En el año 2000 y junto al productor Chris Potter, culpable también del Urban Hymns, Ashcroft lanza su primer material como solista y su carta de presentación fue la poderosa “A Song For The Lovers”. El tema habla sobre la soledad que Richard siente cada vez que se encuentra solo en un hotel, quizá debido a las giras y estilo de vida que debe llevar, y la nostalgia que lo invade por no poder estar con su amante, o mejor dicho esposa de casi toda la vida. La canción es una composición de rock pop que va aumentando de intensidad como si un tren fuera a estrellarse a toda velocidad contra un muro. La orquestación es casi perfecta y la voz de Richard se escucha mejor que nunca. Es una canción perfecta para entrar en el mundo Ashcroft. Aunque obvio hay versiones en vivo, ninguna supera la producción y el trabajo realizado en el estudio. Recomendada escuchar con audífonos a gran volumen para detectar todos los detalles que que va revelando esta épica canción.

U.N.K.L.E. feat Richard Ashcroft – Lonely Soul | Álbum “Psyence Fiction” (1998)

Antes de comenzar su carrera como solista y justo un año antes de la separación de The Verve, Richard Ashcroft fue invitado por UNKLE para colaborar en uno de los tracks de su álbum debut Psyence Fiction de 1998. Ashcroft no sólo puso las vocales, también participo en la escritura de la letra y la composición lo que dio como resultado un track épico que por lo menos en Spotify sigue siendo el más reproducido de UNKLE hasta la fecha. Esto no es para menos ya que a través de casi nueve minutos Ashcroft da cátedra del uso de su voz mientras una orquestación perfecta lo acompaña en el fondo. Este disco es sumamente importante para lo que sucedería después con la música electrónica en Reino Unido y mucha de esa culpa la tiene esta canción. Richard le tiene tanto cariño al tema que incluso ha llegado a tocarlo en vivo.

Richard Ashcroft – Music Is Power | Álbum “Keys To The World”

Es quizá una de las canciones más simples, directas y al mismo tiempo personales de Ashcroft. La letra es el mantra perfecto para el cantante quien definitivamente no ha tenido una vida fácil, entre su constante lucha contra la depresión y el manejo de la fama. Cuando este tema salió a la luz en 2006 Richard sabía que ya no necesitaba demostrarle nada a nadie, que lo único que quería era hacer música por placer y poder estar cerca de su esposa y seres amados viviendo tranquilamente. Es una letra optimista, muy pocas veces visto en las letras de Richard, que nos recuerda, guardando proporciones, a otro grande que también se separó de la banda que lo hizo famoso para dedicarse a crear música por placer y sin tratar de complacer a otros, me refiero a John Lennon. Es una de las canciones que Richard disfruta más tocar en vivo y se nota a simple vista.

The Chemical Brothers – The Test | Álbum “Come With Us” (2002)

Una colaboración más. A diferencia de “Lonely Soul” en esta canción Richard no colaboró en la escritura de la letra, simplemente aportó las vocales, lo cual no es poca cosa considerando que simplemente resulta inimaginable que el tema tenga el mismo impacto con la voz de alguien más. Es la canción que cierra uno de los mejores discos de The Chemical Brothers y como curiosidad la última frase que se escucha en la que Ashcroft dice “Did I pass the acid test?”, fue algo que se quedó grabado cuando terminó de cantar y realmente estaba haciendo esa pregunta y The Chemical Brothers decidieron incluir ese “error” al final. Por parte de Richard nunca ha sido tocada en vivo pero quizá algún día nos de la sorpresa.

BONUS: Oasis – Cast No Shadow | Álbum “(What’s The Story) Morning Glory?” (1995)

(What’s The Story) Morning Glory? es por mucho el disco más famoso de Oasis y quizá el mejor, y el hecho de que en ese disco los Gallagher, con todo y su gran ego, decidieran hacerle un homenaje a alguien es de llamar la atención. Precisamente en el tema “Cast No Shadow”, los hermanos Liam y Noel muestran su admiración por Richard Ashcroft, a quien en repetidas ocasiones han llamado genio y la mejor voz de todo Reino Unido. La canción fue totalmente escrita pensando en Richard y el título se refiere a su extrema delgadez, hacia relación a que era tal que era incapaz de producir sombra. Otra interpretación es que los Gallagher querían decir que el talento de Ashcroft era tal que nadie era capaz de “hacerle sombra”.

BONUS 2: Richard Ashcroft – The Drugs Don’t Work (Demo Original, Primera toma)

Sin palabras, sólo disfruten del genio de Ashcroft…

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!