Freim TV

Tendencias

Pinturas famosas: Las cinco obras más caras de Picasso

pinturas famosas pablo picasso

Pinturas famosas: Las cinco obras más caras de Picasso

Pablo Picasso sigue siendo uno de los artistas más importantes e influyentes en el mundo del arte a pesar de ya no estar vivo, pero su trabajo es tan basto y grande que actualmente sus pinturas son muy famosas y se cotizan en grandes cifras millonarias.

Su obra se caracterizó por ser el creador de corrientes como el cubismo en la pintura, diseño, escultura e incluso llegó a estar involucrado en la política de su natal España, por la cual llegó a tener ciertos problemas con el gobierno de aquel país. Pero independientemente de eso, su es tan rico, que merece la pena hablar de él o echarle un vistazo y por aquella razón hoy te traemos un top de las cinco pinturas de Picasso que más alto se han logrado cotizar en el mercado del arte.

 

Estas son algunas pinturas famosas y costosas de Pablo Picasso

El Sueño

Actualmente, este cuadro se encuentra catalogado como el más costoso de este gran artista de origen malagueño pues en 2013 se vendió en nada más y nada menos que 155 millones de dólares a Steven Cohen. Respecto a la técnica con la que fue realizado en 1932, se trata de un óleo sobre lienzo en el que podemos apreciar a una mujer dormida pintada en un estilo cubista que también mezcla algunos tintes de surrealismo. El Sueño se encuentra inspirado en una aventura amorosa que tuvo Pablo Picasso a la edad de 46 años con una adolescente de 17 añitos.

Desnudo, hojas verdes y busto

Otra obra de arte hecha en 1932 y en la que el español también plasmó a Marie-Thérèse Walter, otra mujer que formó parte de su historial amoroso. Durante muchos años fue catalogada como su pintura más cara, pues en el año 2010 un comprado anónimo la adquirió en una subasta por la nada despreciable cantidad de 106, 5 millones de dólares.

Garçon à la pipe

Garçon à la pipe o Muchacho con una pipa en español, es una pintura que data de 1905. En esa época Picasso tenía poco de haberse mudado al artístico barrio de  Montmartre de París cuando apenas era un joven de tan sólo 24 años. A pesar de que el pintor ibérico había hecho algunos bocetos del muchacho en diferentes posiciones, decidió que en el trabajo final lo retrataría sentado y otra curiosidad es que, para concluir este cuadro se dio de descanso un mes. Esta obra se subastó en el 2004 y su comprador ofreció 104,1 millones de dólares por ella, cabe mencionar que también es famosa por haber sido la primera pieza en haber superado los 100 millones de dólares.

Dora Maar au chat

La traducción de Dora Maar au chat al español sería Dora Maar con un gato, este cuadro de 1941 hecho completamente en estilo cubista también retrata a otra de las amantes de Picasso. Aunque el nombre real de esta mujer fue Henriette Theodora Markovitch, un francesa que se dedicó a la fotografía, pintura e incluso fue poeta. Cabe señalar que existe otro cuadro de ella que se titula Portrait de Dora Maar, pero del que estamos hablando es una de sus obras más costosas, pues cuando se vendió en el año 2004 obtuvo el récord de ser el cuadro más caro de la historia… hasta ese entonces, ya que este óleo sobre lienzo fue adquirido por nada despreciable cantidad de 95,2 millones de dólares.

Femme aux bras croisés

Finalmente pero no menos importante, tenemos a Femme aux bras croisés, nombre que en español tendría la traducción de Mujer con los brazos cruzados. Este óleo sobre lienzo pintado entre 1901 y 1902 durante su famoso período azul se considera importante en la trayectoria de Picasso, porque en la obra exploró diferentes enfoques y la fémina pintada muestra una expresión de preocupación, además de dar la sensación de transmitir algo negativo, aunque en 1957 la autora Antonina Vallentin en un libro expuso la teoría de que esta enigmática mujer en realidad sería el recluso de una prisión que había intentado quitarse la vida, lo cual sería la razón de su mirada tan seria y triste. Todo ello no fue casualidad, pues la muerte de un amigo cercano al artista español influyó para que su obra tuviera ciertos aires de melancolía. A pesar de que formó parte de las colecciones privadas de gente acaudalada como la escritora estadounidense Gertrude Stein o la familia del hombre de negocios Chauncey McCormick, no fue hasta el año 2000 cuando la destacada casa de subastas Christie’s la puso a la venta y esta fue comprada en 55 millones de dólares.