Portadas censuradas o cuando la doble moral nos gana

Música 07/11/2018

author:

Portadas censuradas o cuando la doble moral nos gana

Las diferentes ideas u opiniones sobre ciertos temas enriquecen la visión de ambas posturas. Sin embargo, estamos en una época (ya desde hace tiempo) donde llevar la contraria está mal visto. Somos doblemoralistas y la opinión pública alza la voz para censurar cualquier forma de expresión, desde la hablada hasta la escrita. 

La música no se salva de ello, por supuesto. En la historia encontramos canciones de protesta, presentaciones o estrofas por las que los autores son asesinados, llevados a prisión o multados por el contenido de su trabajo.

Las razones para la elección de las imágenes y conceptos varían desde la protesta misma hasta simplemente llamar la atención, para que el público recuerde porque finalmente somos seres visuales.

Para muestra, les traemos algunas de las portadas de discos que fueron censuradas por ser violentas, sexuales o hacer referencia a la religión.

David Bowie – Diamond Dogs (1974)

Diamond Dogs es uno de los discos más significativos del Duque Blanco; además de las canciones, entre ellas la míticaRebel Rebel”, la portada causó gran polémica pues en la portada vemos a un Bowie mitad perro cuyos genitales son expuestos y esto le valió la crítica de la prensa y el público.

El concepto fue obra del arista belga Guy Peellaert quien para evitar más censura tuvo que cubrir los genitales para una reedición del disco pues fue retirado por la obscenidad de la imagen.

Actualmente, la portada original vale más de 10 millones de dólares.

Leonard Cohen – New Skin For The Old Ceremony (1974)

Cuando el cuarto disco del canadiense salió al mercado, Cohen aún buscaba su sonido. New Skin For the Old Ceremony hace referencia al mítico hotel bohemio en New York, el Chelsea, punto de referencia y encuentro para muchos artistas de los 70’s, entre ellos Janis Joplin, quien fue la inspiración para este disco. Fue un encuentro entre Joplin y Cohen lo que dicen dio paso a este material.

En la portada vemos a dos ángeles teniendo relaciones sexuales mientras vuelan.

La imagen es una reproducción de una grabado del siglo XVI. En España la carátula fue censurada y se agregó una ala que tapase los cuerpos desnudos. 

Manic Street Preachers – Journal for plague lovers (2009)

 La portada del noveno disco de la banda galesa Manic Street Preachers presenta una chica o chico con la cara golpeada, mostrando lo que podrían ser manchas de sangre.

La inglesa Jenny Saville es la autora de esta pintura, cuyo trabajo se caracteriza por la crudeza y realismo de la que retrata. Fue en 2009 cuando el disco salió a la venta fue duramente criticado por su portada, por ello varias tiendas de música decidieron venderlo envuelto en plástico pues, aseguraron, es una imagen incómoda para el público.

En una entrevista para la BBC, la agrupación declaró que “si estás familiarizado con su trabajo (el de Saville), hay muchos tonos ocres, marrones y rojos y puede que la gente haya pensado que hemos sido más provocativos de lo que en realidad somos”. 

Soda Stereo – Canción Animal (1990)

Para la crítica, el álbum, Canción Animal, es considerado como uno de los más importantes de la historia del rock en español.

Este material, que originalmente se llamaría Tensión e Integridad, los posicionó en los mejores lugares de las listas de discos y muestra en su portada a dos leones copulando.

Para muchos fue un mensaje agresivo y se censuró en varios países, por tal motivo la portada fue sustituida por una imagen de la banda con el nombre en azul y rojo.

Electric Ladyland – The Jimi Hendrix Experience (1968)

Desde el inicio Hendrix sabía cuál iba a ser la portada de este disco: la foto de la banda junto a un grupo de niños sentados en una estatua de la novela Alicia en el País de las Maravillas.

Sin embargo, los productores no avisaron al músico y decidieron cambiar la imagen por la de varias chicas desnudas sosteniendo fotografías de Jimi.

La versión americana del disco sólo muestra la cara de Hendrix con fondo amarillo y rojo. El día de la sesión el cantante no se presentó, pues claramente estaba molesto por la decisión arbitraria.

Cuando el disco salió a la venta, las criticas por las desnudez de las chicas no se hizo esperar y los productores tuvieron que cambiar la portada por la que ya conocemos. Todo por llamar la atención, cosa innecesaria pues el trabajo del guitarrista habla por sí mismo. 

The Beatles – Yesterday and Today (1966) 

Mejor conocida como The butcher cover muestra al cuarteto de Liverpool vestidos con bata blanca, muy sonrientes pero lo que roba a atención es que estos 4 sostienen pedazos de carne y muñecas decapitadas. La idea fue propuesta por el fotógrafo Robert Whitaker en 1966.

Las fotografías pretendían mostrar varios conceptos filosóficos con los que The Beatles se identificaban, una vez termina la sesión decidieron que usarían esa portada por lo diferente que era.

Pese a la negativa del sello discográfico, salió a la venta el disco que fue criticado por lo grotesco y violento. Fue retirado de los estantes y la portada se cambió por una donde el cuarteto aparecen sentado en un baúl.

Molotov – ¿Dónde jugarán las niñas? (1997)

El primer disco de la banda mexicana, Molotov, marcaría un parteaguas en su carrera.

Desde la portada, una joven con los calzones a media pierna, hasta la letras de las canciones fueron objeto de criticas diversas. Detrás la carátula estaba Víctor “Pico” Covarrubias, diseñador y encargado de la agencia Pico ADW.

La chica que protagoniza la portada nunca quizo dar su nombre (o eso creo), lo que se sabe es que era una compañera de universidad de Covarrubias y el concepto de la colegiala fue a partir de una primera portada que no quedaba nada acorde con lo que el disco per se decía.

Esa primera fotografía ya era una autocensura y finalmente terminó por ser la portada que conocemos cuya censura sólo logró lo contrario, que la banda buscaran otros medios para vender su trabajo. 

Mayhem – Dawn of the black hearts (1991)

Se dice que es una de las portadas más macabras de la historia, incluso sin ser de un disco oficial pues Dawn of the black hearts es una recopilación de canciones en vivo que, posteriormente, fue vendido en limitadas copias.

Lo macabro del asunto es la imagen del vocalista Dead (Per Yngve Ohlin) muerto. Éste se suicidó en 1991 y su cadáver fue encontrado por el guitarrista de la banda noruega, Øystein “Euronymous” Aarseth.

Dead era conocido por sus extrañas costumbres y fascinación a la muerte: enterraba su ropa, recogió cuervos muertos para olerlos, las auto flagelaciones sobre el escenario, etc.

La leyenda dice que Øystein, tras encontrarlo, fue por una cámara e hizo varias fotos, entre ellas ésta. También se dice que con los pedazos del cráneo hizo collares y algunos fueron enviados a otros colegas músicos. 

Scorpions – Lovedrive (1979)

Las portadas del grupo alemán, Scorpions, siempre han sido bastante polémicas. Lovedrive es el sexto álbum de estudio y pese a tener las mejores críticas en cuanto a contenido y calidad, la portada fue censura por mostrar a una pareja en el asiento trasero de un auto.

Ella muestra un seno que a su vez está conectado a la mano de su acompañante mediante un chicle. El diseño fue obra de la firma Hipgnosis, quienes ya habían trabajado con Scorpions  y con Pink Floyd.

Al principio el disco se vendió siempre y cuando la carátula fuese tapada, sin embargo, debido al rechazo de algunos fue cambiada por otra más sobria que muestra un escorpión gigante abrazando el nombre de la banda.

The Black Crowes – Amorica (1994)

Si bien los sencillos de este álbum de la banda estadounidense no tuvieron gran éxito, sí lo tuvo el material completo, pues obtuvo disco de oro. Mucho de este éxito fue gracias a la portada que retomaba una fotografía de 1976 de la revista  Hustler.

En ella se muestra la parte baja del bikini con la bandera de Estados Unidos pero dejando mostrar un poco de vello púbico.

Esto incomodó a propios y extraños por lo que tuvo que ser cambiada por un fondo negro y el triangulo de la bandera americana.

Evidentemente faltaron muchas, como Nirvana, otras más de los Scorpios, James, Canibal Corps, Lady Gaga, The Who y otros cientos más. Mención aparte tienen los carteles y los conciertos igualmente censurados. 

Tristemente la violencia de todo tipo se ha normalizado en la sociedad y cuando hay se tiene que protestar de verdad no pasa nada.

¿Cuántos libros, discursos, videos, espectáculos, canciones, idiomas e ideologías se prohíben por no ser políticamente correctas o denunciar lo que a todas luces está torcido?

Vivimos en una era orwelliana, donde todo se castiga, todo se borra, todo está mal.

¿Cuántos más, censura, cuántos más?