Promesas del cine mexicano: Gandhi Ramos

Música 17/09/2018

author:

Promesas del cine mexicano: Gandhi Ramos

Una entrevista a un talento recién descubierto, promete ser uno de los directores de esta nueva generación de cineastas nacidos en México y que llevan en la piel el amor a su país.

Nacido el 27 de junio de 1985, ha realizado ya varios cortometrajes, entre los que destaca “Pañales para Melquiades” que ha sido ya seleccionado para proyecciones en festivales de renombre, gracias al apoyo del IMCINE; también cantautor en “Gandhi y los infieles”, grupo de bolero, jazz y otras variaciones musicales; es egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

A: ¿De dónde surge tu gusto por el cine?
Pues, es que yo diría que son dos etapas, la primera es en la infancia, mis papás son hasta la fecha muy fanáticos del cine y ellos religiosamente por las tardes se ponían a ver una o dos películas casi diario, claro, películas de Pedro Infante, películas que pasaban en canal 9 o en canal 2, y ese fue mi primer acercamiento, yo crecí viendo el cine de la época de oro, los 40’s y 50’s en el cine mexicano, me encantaba.

Yo también vi muchas películas en ese tiempo, del Indio Fernández, de Tintán, todos ellos.

En la universidad conozco un maestro de cine que es el que me empieza a guiar, que me empieza a dar películas de Tarkovsky, de Bergman, de Chabrol y yo ahí descubro y entiendo a que se referían cuando decían que era el séptimo arte, y a partir de ahí me enamoré profundamente.


A: ¿Y la música?

La música es mi gran pasión desde que nací, yo aprendí antes a cantar que a hablar, tarareaba boleros, tarareaba Sabor a mi de Álvaro Carrillo, cuando tenái dos años y medio. Luego aprendí a tocar la guitarra como a los 12 o 13 años y fue cuando aprendí que con la música podía expresar muchas cosas que no sabía cómo explicar, encontré el lenguaje que necesitaba para explicar lo que no podía decir con palabras.

Ya más profesionalmente en el 2012 cuando armo la banda Gandhi y los Infieles y grabo un disco con ellos.

A: ¿Por qué se llama Gandhi y los infieles?

Porque todas las canciones del disco tienen una temática común de un tercero en discordia, entonces pensé en algún otro nombre, pero quería un producto más orgánico.

A: ¿Qué temas te inspiran a escirbir tanto cine como música?

Bueno en cuanto al cine siempre me ha inspirado la parte de las problemáticas sociales, el abandono del campo, que es el tema que se ve en el corto de Pañales para Melquiades; las políticas neoliberales han provocado un abandono brutal del campo, orillando a los campesinos a la miseria económica y a la miseria del alma, porque la falta de dinero causa que mucha gente se pierda.

En cuanto a la música siempre me ha inspirado el amor o la falta de el.


A: ¿Cómo se relacionan para ti el cine y la música?

Yo creo que la música está presente en todas las artes, la historia de la humanidad no se puede entender sin la música, ha servido para darle sentido a nuestra existencia.

Todas las artes se enriquecen de la música, la música na diferencia de artes como la escultura o la
pintura, es un arte efímero, pero permanece grabado en el corazón y en el alma, y evoca sentimientos profundos en el alma de cualquier persona.

Muchos cineastas han sido músicos, y el cine se basa en expresiones abstractas, l a música hace uso de los sonidos y los silencios, y el cine de imágenes y movimiento.

A: ¿Cuál fue el reto más grande al grabar Pañales para Melquiades?

Hubo varios, pero quizás uno fue combinamos actores profesionales con “no actores”, todos los actores masculinos son profesionales, pero las mujeres son gente originaria del pueblo donde filmamos, entonces tuve mucho tiempo para ensayar con los hombres pero el tiempo para ensayar con las mujeres fue muy escaso, entonces homologar los tonos de actuación fue quizás el reto más grande.

A: ¿Cómo sientes que ha sido la recepción de tu cortometraje?

Diversa, pero en general muy buena, para mi ha sido una sorpresa verlo en tantos festivales, me llama mucho la atención también que sean más los festivales extranjeros, los que lo seleccionan, por encima de los mexicanos. Digo, tuve mucha suerte de haber estado en las Diosas De Plata o en las ternas del Ariel, pero aun que no gané ninguno de esos para mi fue una sorpresa que me nominaran, ahorita estoy muy contento porque nos seleccionaron para un festival de cortometraje texano, hay todo un sincretismo texano-mexicano, que me llama la atención lo que puedan ver en mi cortometraje.

A: ¿Qué viene para Gandhi Ramos a futuro?

Estoy empezando la producción de un disco, pero en solitario, ya no lo voy a grabar como un grupo, es un disco de quince canciones que abarca más géneros, desde vals, balada rock etc. En semana y media entro al estudio.

En cuestión de cortometraje acabo de llevar un proyecto a la convocatoria de PROCINE, estamos esperando resultados, si se da haremos un buen cortometraje, si no se da de todos modos quiero hacerlo.

A: ¿Qué fue lo mejor del rodaje de tu cortometraje?

Muchas cosas, yo lo disfruté de principio a fin, yo me sentía como niño en juguetería, lo más padre pues fue darme cuenta de todo por lo que tuve que pasar para que las imágenes que yo había creado en mi cabeza las tenía delante de mis ojos en esos momentos.

Fue muy conmovedor un momento en el que el personaje al que interpreta Juan Carlos Torres, que es muy buen actor, se persigno delante de la cruz, su gesto me conmovió mucho, y me acordé de los momentos en los que yo estaba escéptico escribiendo el guion.

Y la otra cosa que me conmovió, fue cuando pudimos llevarle una función especial para los habitantes del pueblo, porque la mayoría de ellos jamás han ido al cine, sentir sus aplausos fue mejor que cualquier alfombra roja que haya pisado.

 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!