#ReseñasFreimTV The Vaccines: Back In Love City

Música

#ReseñasFreimTV The Vaccines: Back In Love City

Renovarse o morir, he ahí la cuestión.

Los grandes cambios suelen venir después de periodos con cierta turbulencia y The Vaccines acaba de lograr un material poderoso y fresco después de la tormenta que significó la partida del baterista Pete Robertson, a lo que Justin Young se refirió como la llamada de atención para replantearse la forma en la que estaban haciendo las cosas.

Back In Love City representa la capacidad de adaptación y evolutiva de la banda. La incorporación de Timothy Lanham en los teclados les dio justamente ese segundo aire que necesitaban.

Luces de neón, sonidos coloridos y pop… pop pesado

En esta quinta entrega, nos es revelada una faceta en la que la inclinación hacia sonidos más pop y bailables queda clarísima desde el primer tema, mismo que le da nombre al disco y que posiblemente pueda perfilarse como uno de los sencillos imperdibles del 2021

Back In Love City recibe al escucha con un potente y pegajoso estribillo y esta energía popera se va distribuyendo a lo largo de la canción, pasando también por Alone StarHeadphones Baby.

Llegamos a Wanderlust y Paranormal Romance, piezas donde el quinteto ingles se aventuró a emplear pasajes sonoros al más puro estilo western, posiblemente debido a que parte de la grabación fue llevada a cabo en tierras norteamericanas.

El sexto tema titulado El Paso abre con una guitarra acústica, tomando el papel de la “balada” del álbum y el punto clave, que da pie a otra nueva descarga de energía, pero en esta ocasión otorgándole la estafeta y dando protagonismo al sonido clásico de The Vaccines, fusionado con las nuevas experiencias sonoras que hemos estado encontrando; XCT, Bandit, son un claro ejemplo de ello.

Las conexiones humanas como eje fundamental del disco

Tal como se dijo en la serie animada Bojack Horseman, “En este mundo aterrador, lo único que tenemos son las conexiones que hacemos”. 4 años y una crisis mundial después, esa frase cobra mucho sentido.

Encontrar a personas preocupadas por la supervivencia de muchas de sus relaciones interpersonales pre y post pandemia es cada vez más frecuente y es que, en un periodo en el que las redes sociales se volvieron la única herramienta de contacto humano y de crear nuevos lazos, también hizo cuestionarnos la durabilidad de los mismos.

 Justin Young, lo planteó como conexiones y desconexiones en distopias y ciudades del pecado y si tomamos en cuenta lo anterior dicho, el disco no pudo haber llegado en un momento más adecuado.

Dualidad, finitud de las cosas… nada permanece

Este es quizá lo más cercano a un álbum conceptual que The Vaccines ha hecho en toda su carrera. Las letras se desarrollan en torno a la idea de Justin sobre la dualidad en las emociones, el afecto como recurso limitado y también la irremediable pérdida de lo que nos rodea.

Historias de amor, desamor, deseo, dolor, traición, que tienen como escenario la urbe ficticia de Love City, donde todo es posible y a la vez, nada permanece.

I acted on an urge, now I sit here and lament

Death is softly spoken, but I’m broken

How can you say that we’re okay baby? who wants to live like this?

 

Sin duda se trata de una grata sorpresa la cual, posiblemente marque una nueva etapa en la trayectoria de la banda que con el tiempo, ha sabido evolucionar, manteniéndose fiel a sí misma.