Semana Indie Rocks! y las claves de la calidez humana

Reseñas de Conciertos 12/06/2018

author:

Semana Indie Rocks! y las claves de la calidez humana

No una, ni dos ni tres. Del lunes 4 al sábado 9 de junio, Indie Rocks! nos sumergió en seis jornadas musicales con identidad propia, vibraciones específicas y experiencias bien particulares que ahora que traemos la cabeza fría, bien vale la pena recapitular esas seis noches.

Si bien el formato es cómodo, íntimo y genera una sinergia que no solemos ver en otras festividades o jornadas musicales, la Semana Indie Rocks bien pone a prueba a todo aquel que busque soplarse completos esos seis conciertos y salir ileso. Para tal proeza se requiere distribuir la energía de forma razonada, tomar precauciones, tiempos y distancias  para no perderse los actos e intentar no hacer nada más ni brindar demasiado para poder disfrutar cabalmente de todos los conciertos.

Sin embargo, cabe mencionar que la Semana Indie Rocks repartió una narrativa como pocas veces habíamos visto, con noches que manejaron vibras y energías diferentes, permitiendo apreciar todos los conciertos.

Así, dicho festejo mantiene un balance positivo y podríamos asegurar que la edición 2018 ha sido la más contundente a la fecha, la cual va directo a convertirse en un nuevo clásico de la vida sonora de la CDMX.

Lunes: Curtis Harding

Difícil cosa es acudir a un show en lunes, más cuando tiene una energía y contundencia funk como la de Harding, un tipo suave y solvente arriba del escenario, con la energía suficiente para hacer bailar a cualquiera. Como solía hacer el viejo bueno James Brown en sus mejores días.

No tenemos memoria de un concierto en el que tantas mujeres hayan sacado el smartphone para capturar las nalgas de Curtis Harding, una calentura y calidez que se percibió en el ánimo de los músicos, en la cadencia de la gente y en la atmósfera de la primera noche, con un lleno casi todo local del recinto de la colonia Roma. Estamos hablando de cerca de 500 almas abriendo su semana al ritmo de la tradición negra más potente del momento. Música para el alma, así deberían terminar y comenzar siempre nuestros días. Gran idea abrir con fuerza pero con un estilo y cadencias suaves.


Martes: Tino el Pingüino, Tomasa del Real y LIZZ

A veces los inesperados resultan mejor, aunque es difícil que un concierto quede en la memoria si uno lo aborda desde una dislocación radical de su idea original. Apenas era la segunda jornada y el Indie Rocks ya tenía que sortear la mutilación de lo que prometía ser una de las dos cartas fuertes de la semana.

Princess Nokia canceló su show apenas horas antes y los fans quedaron fuera de la jugada sin mucho qué hacer. Mientras Nokia se pronunció en su cuenta de Instagram argumentando otras actividades en torno a la ayuda y el altruismo, Indie Rocks hacía lo propio en un comunicado, contrarrestando y apuntando la falta de profesionalismo de la cantante, con quien tuvieron problemas logísticos durante el proceso previo al concierto.

Esta no es la primera ocasión que se tienen noticias sobre el comportamiento errático de Nokia, aunque las precisiones y “verdades” siguen flotando en el aire.

En cambio, a la jornada del martes le correspondió a LIZZ y Tomasa del Real más el rapero mexicano Tino el Pingüino sacar la casta y rescatar la noche. El coreo, el perreo, el sudor, el bellaqueo y la rima fueron buenos sustitutos, dejando en relieve que el hype primario de Nokia quizás provenga más de una preconcepción y un buen trabajo mediático que de una contundencia arriba de la tarima.

Tino atraviesa por uno de sus mejores momentos y arrastres entre el público mexicano, Tomasa es la diosa del karaoke aunque para muchos su numerito ya está gastado. Y la rapera LIZZ mantiene el standing pero todavía se siente que algo falta para ser memorable. Buena noche, así nada más, con un reggaetón y rap en franco dominio y asimilación.

Miércoles: Deerhoof

Para la tercera noche, el público había cambiando dramáticamente, dejándose caer al frente con sus noiseros, rockeros y experimentales. Un cambio de sintonía, saludable vuelta a la tortilla y primera noche de dureza, guitarra y vértigo. La narrativa de la Semana Indie Rocks nos llevó por la contundencia californiana de nicho, la cual nos hizo sentir en un marasmo de frecuencias muy similar a lo que fue la revista Indie Rocks! en sus inicios.

Esa vibra se percibía, pese a que buena parte del público de Deerhooof ya es mayor,  la contundencia, la frescura y potencia de un rock vetiginoso fueron fieles protagonistas.

Jueves:Antibalas

Si hay que ser fieles a la verdad y a la fuerza de las noches durante la Semana Indie Rocks, habría que decir que la cuarta fue la más poderosa, concurrida y memorable, en tanto el combo afrobeat de Nueva York dio una cátedra de energía inusual, yendo del Caribe al continente Negro en sendos pasajes potentes, con un bajo poderoso y una panoplia creativa de altísimo nivel.

Antibalas es un combo que ha logrado reinventarse sin dejar de inyectar el baile candente entre los asistentes. Noche de sudor y ejecuciones impecables. Y si bien la calidad del audio del Foro Indie Rocks! se mantuvo superior a la solvencia, sí se percibió una perfectibilidad notable en varios puntos. El foro es pequeño y la disposición espacial y de los materiales de su construcción complican en ocasiones la acústica. Un tema que siempre habrá que tener en primer plano si se quiere mejorar.

Viernes: A Place to Bury Strangers

Si la del jueves fue una jornada impecable, la de la noche fue caracterizada por una palabra: mugre. Grasa, rock, guitarras, poder, motocicletas. A Place to Bury Strangers ya son consentidos de casa, ya envejecieron al lado de su público mexicano, uno de los más entregados hacia el combo. Sin novedad en el frente: sólo un amor apoteósico por el rock y la bruma negra.

Sábado: Zola Jesus

De alguna manera se percibió la calma el sábado, un día y horario un tanto extraño para el cuerpo, pese a que ya era necesario, y a pesar también de que la cantante norteamericana de ascendencia rusa, Zola Jesus, mantuvo siempre el dramatismo y la oscuridad a flor de piel. Set breve, minimal y entregado por parte de Zola, quien se mostró contenta de estar en nuestro país y equilibrar buena parte de su repertorio viejo y parte de lo nuevo.

Quizás la atmósfera de la noche fue variopinta, más entregada en los pasajes largos y atmosféricos que en las composiciones con beat y luz. Pero al final, la Semana Indie Rocks! brindó un dejo extraordinario de buen sabor de boca, un escenario positivo a la altura del espíritu primigéneo comandado por una de las revistas entrañables de la ciudad, una que tanto en su celebración como en sus contenidos mantiene la calidez humana a flor de piel.

*Texto: staff Freim.

*Fotos: cortesía de Indie Rocks.

Curtis Harding: Bere Rivera
Tomasa, Tino, Lizz : Chucho Contreras
Deerhoof: Paola Baltazar
Antibalas APTBS, Zola Jesus: Diego Figueroa