Lo que más me gusta es rascarme los sobacos