Freim TV

Tendencias

Una revisión por la industria del póker en línea en Latinoamérica

Una revisión por la industria del póker en línea en Latinoamérica

La industria del póker online en Latinoamérica continúa en expansión. Los mercados emergentes de países en vías de desarrollo ofrecen un gran potencial. Los juegos móviles son especialmente populares, al igual que las tragamonedas, el bingo, el póker y las apuestas deportivas.
Por eso, a medida que el mercado crece, los proveedores de la industria de entretenimiento aumentan sus ofertas. Sin embargo, los ingresos de los operadores de casinos en línea difieren según el país. ¿Cuáles son los pros y los contras del crecimiento de la industria en Latinoamérica?
En este artículo discutiremos cuáles son los cambios que han ocurrido desde el boom de Internet y su vínculo con las apuestas en línea.

Pros y contras de un mercado en expansión

Latinoamérica ofrece una gran oportunidad para los operadores del entretenimiento. La posibilidad de aumentar los ingresos de las compañías es, en general, el mayor beneficio. Pero, además, hoy en día, muchos países latinoamericanos ofrecen una gran cantidad de mano de obra calificada, a precios razonables, que pueden hacer una diferencia si el negocio escala.

La clave del crecimiento en América Latina también está en manos de los millennials, la generación nativa digital. Esta es una de las razones por las que los juegos de tragamonedas, las apuestas sociales y el póker online son tan populares. A diferencia de los juegos de apuestas tradicionales, estos juegos están diseñados en torno a diversos temas para atraer a cualquier tipo de jugador, independientemente de sus preferencias.

Ahora bien, la diferencia en la legislación de cada país puede a veces complejizar las operaciones. No siempre es simple adecuarse a las demandas de los gobiernos locales. Con respecto a este tema, es crucial que los operadores investiguen cómo funciona cada mercado y cuál es la legislación vigente.

Además, las estrategias de marketing deben estudiar a fondo la localización. En Brasil, la lengua oficial es portugués. Sin embargo, en la mayoría de los países latinoamericanos se habla español.

Al cubrir una región vastísima, las compañías de marketing deben tener en cuenta la gramática española específica de cada región. Por ejemplo, el uso del “vos” en Argentina, Uruguay y Costa Rica, en lugar del “tú”, es muy común. También se deben contemplar las jergas de cada territorio.

Pero también, el holandés, inglés y francés son lengua oficial en varios territorios. Por último, es fundamental considerar que la mayoría de los países latinoamericanos cuentan con millones de hablantes de lenguas indígenas como el guaraní, quechua, aymara y muchas más.

Por eso, para que la localización se vuelva efectiva requiere de un trabajo muy complejo. Muchas veces, ante la rápida expansión de los juegos en línea, los operadores pueden caer en el error de la homogeneización. Pero Latinoamérica es muy amplia y diversa, y esto es algo muy importante a considerar en una campaña que busque nuevos mercados. ¡Ya es hora de que los inversionistas y operadores traten de entender las diferencias entre cada país!

Cambios en el boom del póker online

De acuerdo con las estadísticas de VIXI Gambling Compliance, los ingresos de Latinoamérica llegarán a US$2.6 mil millones en 2025. Nada mal para un mercado que logró ingresos por mil millones de dólares en el 2020. Sin embargo, como explicamos anteriormente, las regulaciones son diferentes en cada país.

Brasil es el mercado más grande de la región. Los brasileños son famosos por su pasión por el fútbol, y esto se traduce en un gran interés por las apuestas deportivas. Otra característica es su tamaño. Según el último censo federal de 2021, la población es de 213 millones de habitantes, donde 151 millones de habitantes tienen un móvil.

Obtener una licencia en Brasil tiene un costo de $4,4 millones. El número de licencias no está limitado, y el período de validez es de 5 años. Las apuestas al fútbol son las más populares, pero también las apuestas de carreras de caballos están extendidas, seguidas de las artes marciales mixtas y el baloncesto. El desafío de Brasil es superar las dificultades en relación a los sistemas de pago, ya que la ley prohíbe el uso de tarjetas de créditos y débito para transacciones vinculadas a la industria del juego. Algunos operadores intentan solucionar estos problemas con sitios que permiten transacciones con criptomonedas, dinero móvil, dinero electrónico y cupones.

El segundo mercado más importante es México. El país tiene una población de 120 millones de habitantes, y el mercado de los juegos de azar genera alrededor de $300 millones en ingresos por año. Muchas formas de juego son populares, en particular, el blackjack y el baccarat. Pero, al igual que Brasil, el fútbol lleva la delantera.

En México, las regulaciones son un tanto complejas. El póker solo está permitido en un casino físico y los deportes de fantasía están permitidos, pero no hay una legislación específica. Técnicamente, muchas formas de juego están prohibidas, pero las diversas interpretaciones legales contribuyen al desarrollo de la industria del juego.

Los operadores de casino online y las casas de apuestas deportivas no necesitan obtener una licencia adicional. Un titular de licencia de casino físico y miembro de una Sociedad Anónima debe pedir una autorización.

La tercera economía más importante de Latinoamérica es Argentina. Con 47 millones de habitantes, el mercado argentino tiene un gran potencial. A los argentinos les gusta jugar a la Lotería, la Quiniela Nacional, la Quiniela de Córdoba, la Quiniela Provincial, además del bingo, las carreras de caballos y las apuestas deportivas.

El sistema regulatorio del país es complejo ya que cada provincia establece sus propias reglas. Hasta ahora, quince provincias, incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, han decidido regular el juego en línea. Las provincias restantes continúan negociando cómo serán sus legislaciones. En 2021, el ente regulador de Buenos Aires permitió acuerdos entre empresas locales y extranjeras.

Colombia es la cuarta economía más grande de Latinoamérica y uno de los mercados de juegos más grandes del continente. Más de la mitad de los residentes del país tienen acceso a Internet móvil y alrededor del 60% está interesado en los juegos de azar.

Colombia ha dejado una impronta fundamental en la región. En 2016, se convirtió en el primer país de América Latina en regular los juegos de azar en línea. Hoy en día, todos los tipos de apuestas son legales en Colombia.

El mercado se está desarrollando rápidamente y los ingresos brutos de los juegos de azar crecen año tras año. En consecuencia, incluso con una gran cantidad de opciones al alcance de la mano, los jugadores colombianos siempre están buscando algo nuevo.

Por último, hay otros mercados emergentes en la región. Países como Panamá, Costa Rica, Belice y Perú están expandiendo sus mercados. Cada uno de estos territorios tiene una legislación propia y condiciones específicas.

En definitiva, los operadores deben estar atentos al mercado latinoamericano ya que el interés es abrumadoramente alto en todo el continente. Por este motivo, es necesario comprender el idioma y la cultura de la audiencia, estar al tanto de los eventos deportivos locales y prestar atención a la jerga local de los juegos de azar, así como analizar las necesidades tecnológicas de la región. La tendencia de la búsqueda de contenido de juegos continúa, obligando a los operadores de casinos en línea a ampliar constantemente su selección de juegos.