11-S: cuando el terrorismo detuvo hasta la música

Música 11/09/2018

11-S: cuando el terrorismo detuvo hasta la música

El 11 de septiembre de 2001 será recordado por todos como el día en que los cimientos de la sociedad occidental se tambalearon. El mundo de la música se vio directamente afectado por la tragedia. Éstas son algunas de las consecuencias que tuvo el mundo de la música, y de efecto inmediato.

La ceremonia de los Grammy Latinos, suspendida

La segunda edición de los Grammy Latinos, que debía celebrarse el mismo 11 de septiembre en Los Ángeles, fue cancelada horas después de conocerse los ataques a las Torres Gemelas en Nueva York.

Además, durante varias horas se temió por la vida de varios artistas españoles que habían anunciado su presencia en la gala al estar nominados en alguno de los premios o porque tenían que actuar en la ceremonia. Entre ellos, Alejandro Sanz, Hevia, Jarabe de Palo o el bailarín Joaquín Cortés. Horas después se conocía que ninguno había sufrido ningún percance.

El 25 de septiembre se decidió suspender la ceremonia de manera definitiva, aunque los ganadores se dieron a conocer en una informal rueda de prensa en el Conga Room de Los Ángeles a finales de octubre. El artista español Alejandro Sanz se convirtió en en el gran triunfador de los Grammy Latinos 2001 al llevarse cuatro galardones por su disco El alma al aire. Juanes, entonces un desconocido, le siguió muy de cerca con tres galardones.

Sting cancela su webcast

El mismo día 11 de septiembre Sting iba a ofrecer, vía Intentet, un concierto inolvidable desde su casa de la Toscana italiana. Se trataba de la grabación en directo de su álbum “All this time”. Después de haberse anunciado la retransmisión del mismo con varias semanas de adelanto, el webcast se suspendió. El cantante y compositor británico, sin embargo, accedió a ofrecer sólo una canción en streaming.

“Esta iba a ser una noche muy alegre, pero debido a los terribles acontecimientos de hoy, simplemente ya no puede ser una noche feliz. Tenemos tres posibilidades, una es que el show debe continuar, la otra es no hacer nada y la banda y yo tenemos un compromiso con vosotros. Nos gustaría transmitir el concierto por Internet para que el resto del mundo lo viera, pero lo hemos suspendido como muestra de respeto para aquellos que han perdido sus vidas y sus familias en este terrible suceso. Me gustaría que guardaran un minuto de silencio después de esta canción. No quiero ningún aplauso. Solo quiero estar aquí y que todos pensemos sobre lo ocurrido hoy. Va a ser muy difícil para todos nosotros. Estoy enfadado, estoy confuso, estoy asustado. Vamos a cantar una canción para toda esa gente que ha perdido su vida. Gracias”.

Sting tocó “Fragile” y la dedicó a todas las víctimas inocentes de los atentados.

Más cancelaciones

Madonna anuló sus actuaciones en el Staples Center de Los Ángeles. Ese mismo día tenía que haber ofrecido el segundo concierto de los cuatro previstos en la ciudad californiana.

The Black Crowes también canceló sus conciertos en el mismo lugar. La banda de Atlanta tenía que haber actuado en el Greek Theatre.

Melissa Etheridge, por su parte, pospuso su concierto en Dallas. La cantante y compositora debía ofrecer la segunda de sus actuaciones en el Will Rogers Auditorium, para presentar su álbum Skin.

John Mellencamp, Earth Wind & Fire y Rufus Featuring Chaka Khan hicieron lo mismo.

Garth Brooks y su gente estaban en la ciudad de Nueva York cuando las Torres Gemelas fueron atacadas. Brooks hacía escala en la ciudad de los rascacielos antes de dirigirse a Washington D.C., donde iba a recibir el premio Golden Note de la ASCAP (American Society of Composers, Authors and Publishers). Tanto la recepción como la cena en honor a Brooks fueron canceladas.

U2 pospuso la venta de entradas por Internet de sus nuevos conciertos en Estados Unidos.

Britney Spears, que se encontraba de promoción de su nuevo disco, Britney, en Australia, decidió anular sus citas y volver a Estados Unidos con su familia. Como consecuencia de su regreso, su visita a Europa se pospuso.

Tributo a los héroes

El 21 de septiembre de 2001, diez días después del fatídico 11-S, todas las cadenas de televisión de Estados Unidos se unieron para retransmitir un acontecimiento único: America: A tribute to the heroes.

Un maratón para recoger fondos para las víctimas, los verdaderos héroes. Bruce Springsteen, U2, Bon Jovi, Sting, Neil Young, Stevie Wonder, Mariah Carey, Celine Dion o Enrique Iglesias, entre otros, interpretaron en directo y en formato acústico algunos de su mejores temas a modo de homenaje.

Se recaudaron más de 150 millones de dólares. Dichas actuaciones quedaron registradas en un doble CD y DVD que llevaba el mismo nombre que el programa. Éstos se editaron en colaboración de las compañías discográficas que cedieron los derechos de sus artistas.

Un gran concierto por Nueva York

Paul McCartney, Mick Jagger, Keith Richards, David Bowie, The Who, Eric Clapton, James Taylor, John Mellencamp, Elton John, Backstreet Boys, Destiny’s Child, Billy Joel y Bon Jovi, entre muchos otros, se reunieron en el Madison Square Garden la noche del 21 de octubre de 2001 para dar vida a otro concierto de tributo.

The Concert For New York City se editó posteriormente en un doble CD y DVD en el que se recogían todas las actuaciones de los artistas, además de los testimonios e intervenciones de actores como Harrison Ford, Meg Ryan, Richard Gere, Susan Sarandon, Mike Myers, Jim Carrey y Billy Crystal.

La solidaridad de los artistas latinos

El último adiós, un tema escrito por Emilio Estefan y Gian Marco, sirvió de homenaje a las víctimas de los atentados del 11-S. Algunas grandes figuras de la música en español como Gloria Estefan, Alejandro Sanz, Shakira, Juan Luis Guerra, Carlos Vives, Jon Secada, José Feliciano, Christina Aguilera, Ricky Martin, Thalía, Patricia Manterola, Chayanne o Marcos Llunas, fueron sólo algunos de los más de 70 artistas hispanos que participaron en la grabación de la canción. También tuvo su versión en inglés: The last goodbye.

La tragedia repercute en las composiciones de los artistas

La tragedia del 11 de septiembre supuso una catarsis para el mundo de la música. Artistas de la talla de Neil Young, Bon Jovi o Coldplay, entre otros, han recogido en sus respectivas creaciones la consecuencia de la devastación, impotencia y el terror de una nación que ha visto cómo se derrumbaban los cimientos de la economía y de su defensa. En el atentado contra las Torres Gemelas perdieron la vida más de 2.800 personas, según las últimas cifras oficiales, a las que hay que añadir las 184 víctimas del atentado contra el Pentágono. Los héroes que no querían ser héroes, la gente normal de la calle a la que estos artistas, como muchos otros, les han rendido tributo en su creaciones

Este sería el caso de la banda de Nueva Jersey Bon Jovi. Empujados por el éxito de Crush, su séptimo álbum, Jon y Richie se encontraban escribiendo material nuevo cuando el mundo se paró de golpe el 11 de septiembre. Las canciones que escribieron en los días posteriores al atentado están cargadas de sentimiento. El resultado final de esta creación, Bounce, ha sido un canto a la vida, ya que conforme pasaban las semanas el grupo pasó de tristeza profunda a un sentimiento de exaltación de vivir.

 

La última obra del prolífico autor canadiense Neil Young, Are you passionate?, contiene un tema Let’s Roll, en el que canta el escalofriante relato de uno de los pasajeros que se encontraba en el vuelo 93 antes de estrellarse en Pensilvania.

La banda de Chris Martin, Coldplay también ha querido impregnar un soplo de aire fresco en su nuevo trabajo, A rush of blood to the head. “Empezamos a grabar una semana después del 11 de septiembre, lo cual nos dio una perspectiva fresca”, declaraba Martin.

El nuevo álbum de Bruce Springsteen, The Rising también alude a la tristeza como referencia tras la debacle. Canciones como Into the fire My city in ruins invocan la forma en la que el Boss concibió el desastre.The Rising” fue escrito sobre algo que todo el mundo vio o experimentó de alguna forma, y obviamente algunas personas lo experimentaron de forma mucho más intima?, declaraba Bruce. En Monmouth, la ciudad donde nació el cantante, 158 personas perdieron la vida en los ataques terroristas contra las Torres Gemelas, más que cualquier otra localidad del estado de Nueva Jersey.

“Las canciones son tristes, pero la tristeza es casi siempre igualada por el optimismo, las promesas de redención y la llamada a la espiritualidad? comenta Springsteen sobre The Rising. Bruce no se dedica única y exclusivamente a narrar el dolor por las pérdidas del 11 de septiembre. Por ejemplo, en la canción Worlds apart, el artista americano propone un acercamiento al mundo de la cultura árabe: Que la muerte alce un puente sobre montañas cubiertas de estrellas / Te encontraré en la cima que separa nuestros mundos aparte. / Hay que vivir ahora, antes de que todo sea polvo y oscuridad. / Dejemos que el amor dé lo que puede darnos”.

Los tintes dramáticos del miedo en ocasiones se han visto traducidas en cánticos a la vida con temas que apelan a la supervivencia. En otras ocasiones las melodías han recogido el dolor más punzante. Lo que sí está claro es que la tragedia ha afectado no sólo a músicos estadounidenses sino de otras nacionalidades, como, a modo de muestra, ha quedado reflejado.