3 Bandas que no sobrevivieron al amor entre integrantes

Música 28/01/2019

3 Bandas que no sobrevivieron al amor entre integrantes

El amor… Ese sentimiento con la capacidad de generar hormonas que proporcionan placer, incluso más que un cuadro psicótico, capaz también de construir imperios y destruirlos en una fracción de segundo; un sentimiento del que todos hemos sido víctimas, incluso nuestras bandas favoritas.

Estas son 3 bandas que no sobrevivieron al amor entre integrantes

The White Stripes

Todo inicio en el devastado Detroit de 1997, Jhon Anthony Gillis llevaba un buen tiempo intentando consagrarse en la escena musical, pero sus bandas, por mas buenas que fueran, no conseguían el éxito que estaba buscando, fue hasta que conoció a Meg White que su suerte comenzó a cambiar.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!

Jhon se casó con Meg White, adopto su apellido y también decidió cambiarse el nombre a Jack.

Hasta ahí todo iba bien, grabaron dos discos y comenzaron a llamar la atención de todos los medios especializados y fueron ellos quienes potenciaron el inicio de la nueva oleada de garage-rock, junto con el éxito siempre existió el rumor de que eran hermanos que sostenían una relación incestuosa.

Lo cierto era que Jack estaba enamorado de Meg y no había poder humano que pudiese separarlos, pero eso de ser una pareja y parte de la misma banda causo que la monotonía llegara a sus vidas, el ojo de los medios comenzó a notar que Jack White era un genio y en consecuencia Meg solo se sentía como la mascota de Jack.

Después de 6 discos de estudio, The White Stripes anunció su separación a través de un comunicado, y con el final de la banda llego el final del matrimonio para Meg y Jack White, con el tiempo se filtro un vídeo intimo de Meg (el cual no vamos a facilitarte) y después del vídeo en una entrevista Jack hizo la siguiente declaración, acerca de su separación.

“Llegó un punto en el que dije: “Si no hacemos esto, tenemos que ponerle fin a ahora mismo” Y eso es lo que ella quería hacer. No sé cuáles son sus razones. Tener una conversación con Meg no te proporciona ninguna respuesta, Meg es la persona más terca que he conocido, y nunca llegaré a conocer las razones [de la separación]”

Esto sí cala, chavos.

Sonic Youth

Uno de los muchos padres que tuvo Nirvana fueron Sonic Youth (lo sentimos, es la verdad), esta banda nació en New York en 1981 y fungió de inspiración para que el grunge se convirtiera en el movimiento mediático de los 90’s.

El amor estuvo presente desde el principio pero a diferencia de otras bandas Thurston MooreKim Gordon eran muy reservados con su relación, por ello no existe un hilo del cual tirar para descubrir que fue lo que paso con estos dos talentosos artistas, sin embargo Kim publicó en 2015 su autobiografía “Girl in a band” de la cual podemos extraer un poco lo que pasó.

16 discos de estudio consolidan a Sonic Youth como una de las bandas mas fructíferas dentro de la escena independiente, nadie puede negar que canciones como “Sugar Kane”, “Mote, The diamond sea”, entre otras, se encuentran dentro de las mejores joyas en la historia de la música.

Podríamos decir que Thurston y Kim han sido una de las parejas más longevas en el ojo publico del rock and roll, con 27 años de matrimonio, en el 2011 la banda brindó un comunicado en el que anunciaban que llegaban al fin de su relación tanto personal como laboral.

El libro de Kim inicia con la palabra FIN y un prólogo centrado en la desagradable experiencia de una mujer desolada y agotada, por tener que enfrentarse a dos despedidas en una misma noche, la de su banda sobre el escenario y la del que fue su marido durante 27 años.

Todo sucedió después de aguantar años de infidelidad y constante maltrato psicológico por parte de Moore, quien destruyo el autoestima de Kim, pero al mismo tiempo Gordon se refugiaba en Sonic Youth, lo cual quizá aplazó demasiado tiempo su relación.

A pesar de que realmente todo terminó semanas antes de aquel comunicado en 2011, diversos compromisos les obligaron a cumplir con el final de su gira por Sudamérica.

Así, narra la dificultad de tener que enfrentarse a esos momentos a miles de kilómetros y a la frustración de tener que convivir con un Moore contínuamente jactándose de su liberador nuevo estado civil.

Así fue como se terminó una de las historias más injustas, bien dicen que no es bueno conocer a tus héroes.

Fleetwood Mac

Desde mediados de la década de los 70 el quinteto se las arreglado para sobrevivir a pesar de sí mismo, especialmente si tomamos en cuenta que dos de sus integrantes fueron un matrimonio y otros dos vivieron como pareja por varios años.

La ruptura de esas relaciones fue ácida y dulce: exponer el dolor, la rabia y el resentimiento hizo a Mac, irónicamente, una de las agrupaciones más exitosas de todos los tiempos.

No se puede hablar de Fleetwood Mac sin hablar de su mas grande creación, Rumors, un disco nacido de la misma necesidad de narrar lo mal que la estaban pasando después de haber terminado con su matrimonio 4 de los miembros de la emblemática banda.

A la fecha, el disco ha vendido más de 40 millones de copias, colocándose en un exclusivo club del que solo forman parte bestias legendarias con títulos como Thriller, Back in Black, The Dark Side of the Moon y Saturday Night Fever.

Justo antes de empezar a grabar y tras ocho años de matrimonio, los McVie se divorciaron y dejaron de hablarse; Fleetwood vivía su propio infierno en casa tras enterarse que su esposa Jenny le había sido infiel con un ex-integrante de la banda, y la relación de pareja de Nicks y Buckingham se hacía pedazos en medio de gritos y dolorosos reclamos.

Extrañamente, ninguno pensó en dejar el grupo y, por el contrario, fue solo dentro del estudio de grabación donde pudieron soportarse. Los tres autores aportaron canciones que abordaban su descalabro sentimental, sin guardarse nada.

Todos podían darse por aludidos, sabían que el público le pondría nombre y apellidos a aquellos relatos de despecho y desencanto e igual siguieron adelante.

La grabación fue intensa, impulsada por altas cantidades de alcohol y cocaína, y las poco convencionales técnicas empleadas por los productores.

Al final, el público recibió un producto de 39:43 minutos de duración y 11 canciones, ninguna fue relleno: todas las piezas tenían el potencial de convertirse en la canción favorita de alguien… para siempre.

Este seria el mejor ejemplo de hacer algo positivo con todo lo negativo.

Si bien Fleetwood Mac sigue tocando, todos sabemos que es únicamente por el dinero que logran conseguir después de anunciar unas cuantas fechas, ya no lo hacen por el amor a la música, ademas de que su alineación cambia constantemente, lo cual nos deja ver que no sobrevivieron al amor y mucho menos al dinero.

 

 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!