Apache O Raspi: aferre y flexibilidad

Música 25/04/2019

Apache O Raspi: aferre y flexibilidad

Apache O Raspi dejó hace mucho los días con Suave as Hell. En el trayecto adquirió colmillo y un estilo propio que tras casi una década de lanzar canciones en solitario, hoy vemos los primeros rayos de luz de lo que tal vez sea su trabajo más sólido a la fecha, siempre con la impronta de canciones entrañables, un pop anómalo hermoso y expansivo y una sencillez genuina, cosa no muy común actualmente.

En la víspera de su quinto trabajo de estudio, el cual llevará por título Fronda, y que verá la luz este 2019, ya hemos podido escuchar el primer sencillo, “Rampante”, el cual da cuenta de un rumbo mucho más robusto en el estilo y la obra de Apache O Raspi.

Freim conversó con uno de los cantautores más genuinos y entrañables del país, para que nos diera las coordenadas de su nuevo trabajo, su trayectoria y el nuevo sencillo que recién estrena, “El Afecto Afecta”.   

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!

Cuéntanos un poco qué ha pasado de tu último trabajo, Bisutería Fina, para acá. De alguna forma me da la idea que a pesar de ser un trabajo en forma, igual que Ven para Allá (2014), se perdió un poco dentro de tu discografía por el formato, o quizás la respuesta de la gente fue distinta, no sé. ¿Qué crees que pasó ahí y en dónde te encuentras actualmente?

El formato corto de estos dos EPs que mencionas fue algo circunstancial, ya que los productores con los que colaboré trabajaron de paro (gratis). Ven para Allá sucedió cuando Erick Espartacus me dijo: “tengo unas semanas libres en el estudio, ¿qué tienes nuevo?, ¿qué hacemos? Y de botepronto me enfoqué en esos cinco temas. Bisutería Fina, por otro lado, fue un collage que se hizo de manera casi artesanal, ya que tomó tres años para producir seis canciones, dos productores involucrados (Gil Ojeda y Diego Ibáñez) y diferentes estudios caseros y profesionales.

Digamos que estos dos extremos de proceso de producción y conceptualización han sido experimentos que he ido afinando en mi trabajo. En cuanto a la respuesta, he notado que la gente reacciona más a los temas románticos, Bisutería Fina, a mi parecer, tiene más temas en esta línea e infiero que por eso tiene un poco más de aceptación de la audiencia.

En este momento me encuentro produciendo y aprendí que sí hay que invertirle dinero para acercarse más al sonido deseado que se merecen las canciones, también es un catalizador para que lo nuevo fluya más rápido.

Recién escuchamos “Rampante”, tu nuevo tema y apenas salió uno más. ¿Forman parte de un nuevo EP o LP? Se siente una vibra más poderosa y luminosa, más cohesionada, digamos. ¿Cómo y con quién has estado trabajando esto y qué sonido has estado persiguiendo? Cuéntanos los detalles: cuándo va a salir, cómo lo vas a soltar y por qué has decidido hacerlo así.

“Rampante” es el preludio de Fronda, mi quinto material de estudio que contará con ocho canciones. A pesar de estarlo produciendo con mi viejo amigo Chino Bolado, con el que produje Remedios Varios (2013). En esta ocasión aproximó la grabación de una manera muy distintas a como venía haciendo mis trabajos anteriores. La mayoría de estos temas los ensayamos casi todo un año y los tocamos bastante en vivo (Sergio Méndez en batería y Francisco Nava en el bajo), la preproducción sobre el escenario es una tijera muy filosa. Es la primera vez que se graban todas las bases (batería, bajo) en el mismo estudio, de hecho fue en un solo día (así de filosos). Tener la base rítmica lograda con el mismo sonido e intención ya te da un punch y cohesiona para todo un álbum. Lo que persigo para este nuevo material es lograr un sonido a banda en vivo, rifándose. El resto de la producción ha sido sumar capas sonoras sin abusar de la postproducción, para mantener una cohesión vehemente de que estás escuchando a cuatro personas tocando bien amarrado.

En cuanto a los lanzamientos, actualmente la manera en que la gente más consume música es a través de las plataformas digitales y estas funcionan como un muro de Facebook, en donde tienes que estarles dando actualizaciones periódicas (en este caso canciones nuevas) para que el usuario y sobre todo los algoritmos no te olviden. Este tiempo entre sencillos me permite seguir produciendo y me da margen para seguir afinando detalles que aún no resuelvo de lo nuevo.

El plan es sacar tres o cuatro sencillos y luego ya todo el material, aún no tengo fecha de salida para Fronda pero será en este año. Ahora estoy sacando el segundo sencillo “El Afecto Afecta”, tema un tanto más juguetón que el primero que trata de una manera visceral una despedida amorosa.

¿Cómo percibes este nuevo trabajo respecto al resto de tu obra? Cómo te ves a ti mismo como letrista, arreglista, músico y compositor desde Not Phony hacia acá?

Mi nuevo material es en definitiva el trabajo más completo en mi carrera, donde siento que el sonido corresponde a la calidad de las composiciones y espero poder seguir diciendo esto con futuros lanzamientos. Siempre anduve jugándole al indie en la compu y pues colaborando es cuando logras mejorar tu sonido. En cuestión de lírica, gracias a algunos talleres y acercándome a poetas he aprendido bastante, de principio, tener más clara la sensación de comunicar y tener una gama amplia de recursos literarios para aterrizar ese sentir.

La ventaja de la música es que primero es su sonoridad, la melodía te da las casillas que te delimitan las sílabas que tienes para significar. A mí gusto entre más encriptado expreses en palabras el sentir, sugieres más imágenes al que escucha, y esto lo hace más rico. Qué hueva ser demasiado literal y dar todo masticadito y en la boca, como pasa con mucho pop genérico. Tampoco se trata de que sea tan complicado que nadie conecte con lo que estás comunicando; hay que buscar un equilibrio, pero en general yo apuesto a un público de una escucha atenta, cultivada y arriesgada.

¿Qué tan complejo o sencillo se ha vuelto para ti seguir desarrollándote como músico en la CDMX? Lo digo por el momento que se dice que está lleno de oportunidades y que hay muchísimos proyectos compitiendo por lo mismo, incluso se siguen viniendo de otros estados para hacer residencia, como quizás te pasó en tu momento?

El único beneficio real de vivir en la Ciudad de México, para mí, es que hay una gran y variada oferta cultural que permite nutrirte y relacionarte con gente con intereses similares. En la misma línea hay un peso muy fuerte hacia la cultura en esta “mal centralizada” ciudad, cosa que no sucede en otros estados. En cuanto a oportunidades uno se las va haciendo, bien es cierto que nadie es profeta en su tierra, pero tampoco por estar en la CDMX tienes nada asegurado; todo lo contrario, entras al reallity “Perreando por un sueño”.

Trato de ser muy aferrado con lo que quiero, pero muy flexible en las maneras de cómo lograrlo; es un camino en el que tienes que unir otros campos de interés para poder seguir a flote con el proyecto personal. Estas dificultades también les dan una sazón particular a los creadores, sobre todo a los latinoamericanos.

Apache O Raspi estará abriendo el show de Connan Mockasin este martes 30 de abril en Galera. Boletos aquí.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!