Cumbia sonidera, barrio y memoria: los Ojos Suaves de Mirjam Wirz