The Smiths: el surgimiento de algo sublime

Música 05/09/2018

author:

The Smiths: el surgimiento de algo sublime

Los 80’s fueron una época de liberación musical. Los géneros se abrieron a escuchar nuevas propuestas y a promocionar artistas fuera de lo convencional; eso fue lo que le trazó un buen camino a The Smiths.

¿Qué los convirtió en una banda icónica?

Las Maravillas de The Smiths

A esta banda se le reconoce por ser influencia importante en diversos artistas, por su impacto en la música a nivel internacional, por el fenómeno que fueron y obviamente por ser titanes del género Indie Rock de los 80’s. Pero, ¿cómo fue que llegaron a ese punto?

El Cuarteto Poderoso

Todo se resume en música. A pesar de que la trayectoria de estos jóvenes de Manchester fue muy corta, The Smiths logró lanzar cuatro álbumes en cuatro años: “The Smiths,” “Meat Is Murder,” “The Queen Is Dead” y “Strangeways, Here We Come” (1984-1987), los cuales marcaron la historia de la escena británica.

Las canciones eran escritas por el legendario Morrissey (vocalista) y Johnny Marr (guitarrista), quienes compartían sus ideas y emociones para escribir canciones como “Heaven Knows I’m Miserable Now,” “This Charming Man” y “There Is a Light That Never Goes Out.”

 

Por allá de los años 80’s, en la era donde la música no se podía escuchar en cualquier momento y el internet era muy limitado, existían unos pequeños rectángulos que se llamaban cassettes.  Si eras músico o parte de una banda tratando de ganar fans tenías que ir directamente con una disquera. Pues así fue como inició The Smiths, con una serie de rechazos y trabajo duro que dio frutos cuando entraron a la disquera independiente Rough Trade Records.

Los Problemas

En el momento en el que alcanzaron la fama en la escena mainstream, llegaron las críticas y las controversias gracias a las opiniones crudas de Morrissey. Y a pesar de que no eran vistas de manera positiva, lograron darle aún más popularidad a The Smiths. Su álbum debut se ganó un alto puesto en las listas de popularidad británicas y fue uno de sus pocos momentos de gozo. De ahí llegaron las giras, las discusiones, los excesos y drogas que hacían que la estabilidad de la agrupación temblara; ya que tuvieron problemas con la disquera y en su alineación, que llevó a cambiar al bajista.

En 1987 las tensiones continuaron y aumentaron y todo parecía que iba a llegar a su fin muy pronto… y así lo fue. Ese fue el cierre de The Smiths, algo sin previo aviso y desafortunado, ya que la creatividad en el grupo se desbordaba y el amor de los fans parecía interminable.

 

 

Las banalidades y el egocentrismo fueron claves para abrir la puerta del final de su carrera. Además, las tensiones entre los mismos integrantes no facilitaron el hacer música, ya que se dice (y casi estamos seguros de eso) que Morrissey era muy poco flexible para trabajar, mientras que también se enojaba por los proyectos que Marr tenía fuera de la banda.

Después vinieron las disputas por las regalías, la división de éstas y la negación a cualquier tipo de reunión. Pero lo importante es reconocer es cómo llegaron a la cima y lo fácil que fue caer y ver que nada está asegurado, aun cuando eres el hit de la década.

A partir de ahí, los integrantes se dedicaron a rehacer sus carreras y desprenderse de ese nombre que los había puesto en la cima. En ese momento nació Morrissey como solista y Marr trabajó y sigue trabajando en varios grupos. Andy Rourke y Mike Joyce (los otros dos miembros de los que no muchos se acuerdan) siguieron juntos y han trabajado con Paul Arthurs de Oasis, Aziz Ibrahim de The Stone Roses y hasta se fueron de gira con algunos artistas.

El Amor Incondicional

La música de The Smiths sigue siendo escuchada por adultos y algunos jóvenes de la época actual y fue un punto de partida para la ola Brit-Pop y para las futuras generaciones en su empeño por hacer algo único. A pesar de que a veces nos molestamos con Morrissey por sus actitudes y maneras de hablar o el hecho de que cancela sus conciertos a cada rato, lo seguimos amando a él, a The Smiths y a sus vanidades.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!