¡La décima edición del Corona Capital nos enloqueció a todos!

Festivales de Música 18/11/2019

¡La décima edición del Corona Capital nos enloqueció a todos!

¿Cómo celebrar 10 años de grandeza? El Corona Capital 2019 significó el décimo capítulo de uno de los festivales de música más importantes de México, con esto se convirtió en un magno festejo y es que desde su primera edición, ha deleitado al público con una exquisita selección de talento internacional.

Este fin de semana, la curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez recibió a cerca de 200 mil personas entre sábado y domingo, provocando gritos de euforia y saltos entre la multitud, pero es que la música es un lenguaje universal y posee la capacidad de unir las almas en una sola.

Desde anhelados regresos hasta primeras veces en México, así se vivió el Corona Capital 2019

Sábado 16 de noviembre

El clima del sábado parecía que no cedería, sin embargo eso no detuvo a los asistentes que con sus mejores outfits se dieron cita en el Autódromo.
Noah Cyrus pisó el Escenario Corona poco después de las 3 de la tarde aunque después de varios minutos, tuvo que dar por terminado su set ya que estaba un poco indispuesta.

Siguieron actos como el de Miami Horror y Poolside, ambos pusieron a bailar a los que se congregaron en el Levi’s Tent, con vibes tropicales y una atmósfera llena de fiesta.

En el Escenario Corona el público comenzaba a darse cita para presenciar algo totalmente insólito: el único tour de The B-52’s, el primero en el país y con el que celebraban 40 años en la música.

Kate Pierson, Cindy Wilson y Fred Schneider aparecieron en el stage después de las 6 de la tarde, acompañados por sus músicos y aunque Keith Strickland se retiró en 2012, los visuales que abrieron su show lo mostraron junto al fallecido Rick Wilson y el resto de la banda.

La multitud estaba anonadada y es que tener la oportunidad de ver el show de una banda tan legendaria como lo es The B-52’s, es una de esas cosas que difícilmente suceden más de una vez en la vida.

Todos contemplaban las pantallas y al ahora trío, vestido en lentejuelas y dándolo todo, pues aún después de los años, siguen teniendo esa alma joven de sus inicios.

Temas como “Private Idaho”, “Love Shack”, “Give Me Back My Man”, “Planet Claire” y el mítico “Rock Lobster” entre otros, fueron los que figuraron en su set.

Fred demostró que sigue siendo un frontman formidable y tanto Cindy como Kate dejaron en claro que sus voces psicodélicas están intactas.

Para cuándo The B-52’s abandonó el escenario, la euforia ya estaba a niveles críticos pues Franz Ferdinand estaba por deleitarnos con su set.

Hay quienes dicen que los escoceses son una “banda de la secundaria”, pero nada podía estar más alejado de la realidad.

Alex Kapranos y compañía supieron reponerse de la salida de Nick McCarthy y evolucionaron su sonido manteniendo su esto característico, y así lo demostraron cuando a las 9 de la noche salieron a soltar los primeros acordes de “No You Girls”.

Julian Corrie y Dino Bardot fueron dos adiciones sensacionales a la escuadra que conforma la banda, y hay que resaltar la versatilidad del primero a la hora de tocar sintetizador, guitarra y encargarse de los coros.

Pudimos escuchar otras joyas como “Ulysses”, “Michael”, “Lucid Dreams”, “Walk Away”, “Evil Eye”, y el himno “Take Me Out”, y en todo el show el público no dejó de cantar, gritar y bailar. Saltamos, aunque también los empujones se hicieron presentes pero ¿un show de rock realmente sería uno de rock si esto no sucediera? No, nosotros tampoco lo creemos.

Alex Kapranos dejó claro en todo momento que vive enamorado de México y su gente, además de que confirmó algo que alguna vez leí en una entrevista: no importa cuántas veces veas a la banda en vivo, siempre será un show diferente.

“¿Cómo están, cabrones?”

En el Escenario Doritos Weezer se había presentado con sus covers dreamy de Toto y lo mejor de su repertorio, y en el Corona Light, Two Door Cinema Club hacia lo propio con sus mejores temas como “I Can’t Talk”, “What You Know” y otros que se han convertido en emblemas suyos, pero también desquiciaron a todos con su más reciente material, False Alarm con el que se redimieron de su tropiezo con el Gameshow.

Lo que vendría a continuación sería una constante lucha en el público, personas que buscaban hacerse a toda costa de un lugar hasta el frente del stage, otros que buscaban mantenerse, y otros que simplemente hacían todo por no desmayarse, algunos tuvieron éxito aunque otros tuvieron que ser sacados. Así transcurrieron 40 minutos de espera y finalmente The Strokes lo hacía real, nos cautivaban con su regreso a tierras mexas después de tantos años.

Aunque su show se retrasó un poco, salieron con esa actitud de rockstars que les caracteriza, nos envolvieron con nostalgia pura.

Con un setlist lleno de sus mejores temas, Julian Casablancas y compañía nos remontaron a los 2000, y cuando “Reptilia” sonó, el público estalló de emoción pues era uno de los tracks que no esperaban que la banda tocara por ser su hit más popular.

Otros temas que sonaron fueron “Someday“, “Juicebox”, y el aclamado “Last Nite”, pero es cierto que quedaron a deber varios minutos de show, que pudieron ser utilizados en otros tracks como “Take It Or Leave It” o “Machu Picchu“. Sin embargo, el tiempo que estuvieron en el escenario, Julian hacía bromas diciendo cosas como “los amamos, México. O bueno, eso tenemos que decir porque viene en el contrato”, o “You suck” (mientras el público pedía Juicebox, pues en donde el se encontraba se escuchaba “you suck”), y quizás muchos malinterpretaron esto, pero también hizo comentarios serios y agradables:

“Ya, de verdad es increíble estar hoy con ustedes, vean esa hermosa luna, en este hermoso país, gracias”.

Albert Hammond Jr también interactuó con el público pues mientras tocaba no dejaba de desplazarse en el escenario, llegando a subirse a una de las bocinas de audio que estaban cerca del público, sonriendo en todo momento.

El primer día del Corona Capital 2019 terminó, con más asistentes que otros años pero vamos, ¿realmente no lo veíamos venir?

  • Más fotos del Día 1

Domingo 17 de noviembre

En el segundo día de la décima edición del Corona Capital, destacaron los actos de “letras pequeñas”.

Still Woozy se apoderó del Escenario Seat, un stage que no habíamos visto en ocasiones anteriores pero que nos encantó por su propósito: dar un espacio a propuestas más under.

El r&b del estadounidense nos enamoró, pues el clima estaba siendo menos condescendiente que el día anterior, con el mood musical ese atardecer se convertía en uno digno del otoño. Sin duda “Habit” y “Goodie Bag” fueron dos temas que lo pusieron en el radar y que en vivo nos “volaron la cabeza”.

A mitad de su show, en el Escenario Corona se presentaba Sofi Tukker, una dupla ya bastante bien conocida por el público mexicano, además de ser una de las más queridas.

Hits como “Best Friend”, “Matadora”, “Moon Tattoo”, “Awoo”, “Energia” y “Drinkee” enloquecieron a la audiencia, misma que bailaba y saltaba, pues el frío no los detendría.

De vuelta al Escenario Seat, por primera vez en el festival tendríamos un acto que nos haría bailar al ritmo de una fusión de vaporwave y future funk, y se agradecía bastante.

Yung Bae salía a las 6:10 para tirar vibes cósmicas y bastante cute, a pesar de tener problemas con el audio en el comienzo de su set.

Lanzó temazos como “Back to the classics“, “Bad Boy” y alguna que otra collab con el productor mexicano de vaporwave, Macross 82-99, con quién ya ha trabajado en varias ocasiones.

En el Escenario Doritos la multitud comenzaba a reunirse para el show de Flume, uno que sin duda fue uno de los más cautivadores de la edición, además de que era uno de los más esperados.

Al mismo tiempo, The Raconteurs hacia magia en el Corona Light, la euforia que el show de The Voidz había dejado seguía latente y la multitud de reunía en el Escenario Corona para presenciar el show de Bloc Party.

La banda británica salió a actuar para su público y aunque ya teníamos el precedente de que interpretaría su disco Silent Alarm, este fue tocado de final a inicio, lo que al inicio nos dió un show plano pero que evolucionó a algo enérgico.

Fue en el EDC México de este año cuando Polo & Pan enloquecía a la capital con un Live Act pero fue en esta ocasión cuando se apoderaron del Levi’s Tent, para cerrar su tour por Norteamerica.

La dupla francesa nos cautivó con un set similar al que tocaron en su más reciente participación en Cercle, sin su collab con Yuksek en “Cadenza” ni “Gengis”, pero no por eso menos poderoso.

“No m*mes, México. This is insane”.

La primera clausura de la noche llegó cuando Billie Eilish cerró los actos del Corona Light y es que su show realmente era un must de la edición, abriendo con el popular “Bad Guy“, el stage estaba abarrotado de gente, todos para contemplar la actuación de una adolescente que ha sabido colocarse en una buena posición en la música con una propuesta ciertamente interesante.

En cuanto el show de Billie Eilish culminó, los guitarrazos de Interpol comenzaron a sonar en el Escenario Corona. Paul Banks y compañía ya son viejos conocidos, pero eso no los detuvo.

Esa noche dieron quizás el show más espectacular que han dado en el país, Banks se dirigió en todo momento a la audiencia en español, agradeciendo su asistencia y dándolo todo.

Desde “Evil” a temas más actuales, el público coreó cada uno y quedó fascinado por la actuación del trío que contrario a The Strokes, culminó la décima edición del festival minutos después de la media noche.

A lo largo de todos estos años, el Corona Capital ha dado gusto a todo su público con una selección de artistas tremenda, y sabemos que esto solo ha sido el comienzo de un legado sorprendente.

¡Te amamos, Corona Capital. Nos vemos el próximo año!

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!