La evolución de Friendly Fires, entre las pausas y renovación

Música 16/04/2020

La evolución de Friendly Fires, entre las pausas y renovación

Hace 12 años el mundo se dejaba sorprender ante Christopher Nolan y el estreno de Batman: el caballero de la noche. Empezaba una nueva era de superhéroes con la llegada de Iron Man. En el mundo musical ocurría lo mismo: Lady Gaga lanzaba su primer sencillo, The Fame. Sin embargo, no era la única en comenzar su carrera musical.

En 2008, en Hertfordshire, Inglaterra, surgía una pequeña banda llama Friendly Fires la cual lanzaba su primer disco homónimo. Con tan sólo 10 sencillos demostró su capacidad para crear sonidos nuevos en el género indie-pop. Dentro de este álbum se encuentran canciones que presentan ritmos suaves y frescos para ese entonces y que continúan vigentes.

Friendly Fires es una banda que ha sabido aprovechar las pausas para evolucionar

Lovesick es un claro ejemplo del toque musical y la propuesta de esta agrupación. La combinación del pop, un toque de música electro y la suave voz de Ed Macfarlane (vocalista de la banda) son la combinación perfecta para remontarnos a ese lejano 2008.

Nuevo año, nuevo estilo

3 años después de su debut, Friendly Fires reaparecería con Pala, disco con el que darían un giro a su estilo ya conocido. Muestran sonidos más suaves, atmósferas llenas de sensualidad y tranquilidad.

Dejan de lado sus sonidos rítmicos y se mueven un poco más hacía la balada, pero con su propio estilo y apropiándose de este género muy a su manera. Sobrepasan las expectativas esperadas para esta banda.

Este disco marca un estilo propio de la agrupación, hace guiños a la música disco de los años 80 al inicio de cada canción, lo cual deja una incertidumbre y crea una expectativa para cada melodía.

Con este sencillo conquistan a su público y logran colocarse como una de las bandas londinenses favoritas para la novena edición del Corona Capital (2018) donde ponen a bailar a más de uno y logran una conexión con su público.

Ya para 20011, sale a la luz su álbum Offline, el cual nos muestra una nueva faceta más alucinante, con sampleos que nos llevan más hacia lo electro y house, pero sin dejar de lado su estilo de aquella banda de garage del 2008.

Si bien este disco no tuvo la recepción esperada o el éxito similar a Pala, es parte de su corta discografía y logra mantenerse vigente con sus ritmos y matices. Además, con este disco demuestran a Friendly Fires como una banda que salta entre géneros sin problema alguno y logra adaptarse, apropiarse y crear nuevos ritmos y esencias para el ámbito musical.

Un nuevo resurgir

2011 parecía ser año que marcaría el final de Friendly Fires, ya que durante un largo periodo desaparecieron del radar, no había señal para producir nuevo material por parte de ellos. Hasta la presentación en 2019 de Inflorescent, disco que nos dejaría ver una madures musical con tintes electro-pop.

Con este disco parecen consagrarse como una banda que no se rige bajo un género y nos muestran una evolución de 11 años que va en evolución constante. Inflorescent fue considerado uno de los mejores álbumes del año y basta con oír algunas canciones como Sleeptalking en las cuales nos dejan ver su vaivén entre ritmos, en esta ocasión con tintes de jazz.

El camino incierto

Friendly Fires es una banda que se ausenta por largos periodos. En un abrir y cerrar de ojos salen del mapa musical; sin embargo, 2020 parecía que fuera el año en que veríamos a la banda por segunda ocasión en México dentro del line up del Corona Capital Guadalajara, pero esta miel sobre hojuelas se desmorona rápidamente ante el Covid-19.

No sólo los esperamos por su larga ausencia, sino por su estilo, su ritmo elocuente y fugaz, la forma en la que hacen vibrar con sus sampleos. Friendly Fires es la banda que nos muestra una evolución musical de lo pop a lo electro, una agrupación que no teme avergonzarse. Una banda que nos enseña que los breves recesos pueden ser para bien.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!