La redefinición de color y consagración de Phoenix en El Plaza

Reseñas de Conciertos 07/05/2019
phoenix

La redefinición de color y consagración de Phoenix en El Plaza

Que Phoenix sea una banda legendaria, es un argumento irrefutable. Puede que al comienzo de su carrera tuvieran algunas dificultades para despegar al mercado internacional pero después de que “If I Ever Feel Better” lograra colarse en la radio británica, el resto fue historia. Los franceses tienen el don casi astral de mover masas, el público los ama por si carisma, frescura y talento, son el paquete completo.

Fue en 2017 cuando Thomas Mars y compañía se presentaron en la Ciudad de México como parte del Corona Capital de aquél año. Este 2019 han vuelto para actuar en la edición tapatía del festival y con una residencia en El Plaza, por qué jamás es suficiente Phoenix para el público mexicano.

Este lunes arrancó dicha serie de conciertos, misma que se convirtió en un sold out rotundo al poco tiempo de ser anunciada, la magia de hizo presente en todo momento.

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!

En las afueras de El Plaza colgaba una manta gigante con el nombre del mini tour en México, y las ya emblemáticas letras del venue también lo anunciaban. A los lados, una bandera mexicana y otra francesa se ondeaban por el ligero viento de abril. Los fans se habían dado cita desde temprano para poder llegar hasta adelante, algunos incluso tuvieron la suerte de toparse con la banda y tomarse alguna foto para el recuerdo.

Una noche llena de magia, eso fue lo que Phoenix nos regaló anoche, inaugurando su residencia en El Plaza

Las puertas se abrieron a las 7 de la noche y en la entrada nos recibía una especie de mercadito parisino, en el que habían baguettes y hasta sake, también habían letreros pegados invitando a la audiencia al after (sí, en lunes), pero fue hasta las 8:20 que Rey Pila subía al escenario para soltar los primeros acordes, con los que inauguraron la jornada.

La banda mexicana quedó impresionada, pues aunque el recinto no estaba aún a su máxima capacidad, un gran número de personas yacía convocado frente a ellos, coreando temas de su repertorio como “Surveillance Camera”, “No Longer Fun”, entre otros.

Diego Solórzano interactuó con el público, sonreía y se desplazaba de un lado a otro.

“¿Les gusta Phoenix? A nosotros nos gusta mucho. Este trabajo es difícil cuando le abres a bandas enormes como ellos, gracias por invitarnos”.

La banda originaria de Versalles se apoderó del escenario con luminiscencia y sus mejores hits

A las 9:30 las luces se apagaron, el público estaba eufórico. Thomas Mars, Deck ďArcy, Laurent Brancowitz, Christian Mazzalai y Thomas Hedlund subieron al escenario y las luces de colores se hicieron presentes. “J-Boy” abría la participación de la banda francesa, las personas bailaban, cantaban y gritaban con una pasión desbordante, lo que sorprendió a los oriundos de Versalles.

Las percusiones de “Lasso” cautivaron a un venue repleto de seres enamorados de la magia de la noche, pero con “Lisztomania” la cosa se descontroló.

Y es que es un clásico tremendo de la agrupación, todo el mundo comenzó a cantarla así que Mars cedió las vocales al público mientras contemplaba maravillado y le sonreía a sus compañeros.

Sobre la voz de Thomas Mars no tenemos queja alguna, pocos son los exponentes que suenan igual de bien en el estudio como en el escenario y estuvimos ante uno de ellos.

Cuando la fusión de “Trying To Be Cool” y “Drakkar Noi” sonó, fuimos devueltos completamente a la vida. En la pantalla al fondo, un arco iris luminiscente apareció, con las letras de “PHOENIX” al fondo y la energía era impresionante.

La agrupación se encargó de redefinir el significado de “color” e “iridiscencia”, consagrándose en el acto.

Siguieron temas como “Long Distance Call”, “Role Model”, “Too Young”, “Sunskrupt!”, “Ti Amo” e “If I Ever Feel Better” y llegó el indeseable encore, pues sabíamos que el show estaba por terminar.

Al regreso, las fallas técnicas no fueron impedimento para que “Countdown” sonara pues aunque Christian y Thomas improvisaron, el tema no perdió brillo.

El show culminó con “Ti amo di più” y un Thomas Mars mezclándose con la multitud, en un intento de “surf crowd”, demostrando el amor que tienen por los fanáticos mexicanos.

“¡Gracias, México! Te quiero.”

Fotos: Óscar Villanueva Dorantes (OVD) / Cortesía

Foto destacada: Freim

 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!