Freim TV

Música

Mujeres bajistas más increíbles de los noventa

Mujeres bajistas más increíbles de los noventa

Los años noventa impulsaron a los músicos a experimentar múltiples géneros de manera integrada. Puesto que los interconectaban o sobreponen al punto de crear nuevos subgéneros arraigados en el punk, new wave, rock alternativo con tintes de pop o incluso reggae. En este sentido se ampliaba el espectro con propuestas antecesoras sin seguir de lleno ese potencial electrónico de la música disco durante los ochentas. 

Es así como la figura femenina resplandeció en la construcción armónica que se implementa en algunas bandas o en solitario. Más allá de la constante vocal, las mujeres de aquella época demostraron cierta afinidad por el tacto y escucha que se consolida al entrar completamente al estudio instrumental; ese intercambio de energía que con equilibrio surge al relacionarse con un instrumento. En esta ocasión te compartimos algunas participaciones excepcionales del papel que ejercen algunas mujeres bajistas.

Las bajistas más excepcionales de la década de los noventa

Rhonda Smith

Mejor conocida por colaborar en la banda de Prince  es una canadiense que desde muy pequeña se interesó por la música debido a que se situaba en un ambiente familiar con muy buen gusto musical, que lo llevaba a la ́ práctica a través de la escucha. Fue así como desde los doce años se dedicó a entregar todo de sí y tocar distintos ritmos, entre los que sobresalen el funk, R&B una tendencia de jazz repleta de prolongaciones sonoras sensibles a los oídos y tacto; resultan ser muy sensuales sus propuestas musicales que parten desde su individualidad. Sin embargo también ha colaborado con artistas como: Chaka Khan, Beyonce o Justin Timberlake.

 

Carol Kaye

 

Legendaria mujer estadounidense que derrocha total  protagonismo cuando sus manos entran en contacto con un bajo eléctrico. Gracias a ello ha tenido presencia al colaborar con artistas y productores de alto prestigio: Quincy Jones, Phil Spector, The Beach Boys; por mencionar algunos. Una muestra de su popularidad se dió en su participación durante la canción “La bamba” al tocar la guitarra o bien “Good Vibrations” con The Beach Boys. El parteaguas para adentrarse a la música fue el jazz, aunque también probó técnicas instrumentales que albergan en el pop y rock.

 

D’arcy Wretzky

Con un estilo gótico y misterioso resalta su inclinación hacia el post-punk que la condujo a ser parte de  la banda estadounidense The Smashing Pumpkins e interpretar la canción  “Daydream”. Debido a que tuvo una educación musical a muy temprana edad al tocar instrumentos como el violín, oboe, la guitarra e incluso participó en el coro de su escuela. A pesar de la fama que consolidó en aquella época de los noventa, se alejó de los medios y de la banda; hasta que recientemente dio a conocer que se siente plena. 

 

Sean Yseult

Cofundadora de la banda White Zombie  que impulsó el rock metal con todo el empeño que implementó en el escenario al tocar los teclados. Pero emprendió un mayor arranque musical cuando se volvió un solo ente con su adorado bajo poco después de que que se desintegró la banda; para formar Famous Monsters en 1995

 

Kim Deal 

Mejor conocida por haber sido bajista de Pixies y The Breeders incursionó  en la música a partir de ser compositora, cantante y sobre todo bajista en géneros derivados al rock  indie o al rock alternativo.