Sofi Tukker se adueñó de El Plaza con iridiscencia tropical

Reseñas de Conciertos 26/01/2019

Sofi Tukker se adueñó de El Plaza con iridiscencia tropical

Que un dúo musical logre mover masas es de reconocerse, pocas veces sucede y cuando es el caso, la magia es indescriptible. Esto es justo lo que ocurre con Sofi Tukker, dupla conformada por Sophie Hawley-Weld y Tucker Halpern, misma que con una carrera relativamente corta, ha logrado colocarse muy alto en el gusto del público, y los mexicanos no nos podíamos quedar atrás.

El Corona Capital 2016 fue la primera vez que este par pisó tierras mexas, 2017 en el Hellow Festival y el año pasado nos cautivaban en un SALA bastante abarrotado. Este 2019 ya sabíamos que la fiesta se viviría en su máximo esplendor y así, anoche inauguraban los conciertos de El Plaza.

Un montón de fanáticos dispuestos a dejar el alma en la pista se dieron cita al atardecer. Y es que realmente se viviría un completo agasajo, nada mal para culminar la semana y de todos modos, ¿los viernes no son para eso?

Como parte de su tour “La Gira Mexicana”, Sofi Tukker se presentó en El Plaza para el segundo de sus shows

A las 8 de la noche las luces se apagaron y el escenario se inundó de colores neón. Rosa, azul, violeta y hasta rojo. Ilse Hendrix aparecía, en compañía de dos músicos y saludaba a los asistentes. Con su electrificante space pop cautivó a todos en El Plaza, lugar que para esa hora comenzaba a llenarse.

Algunos cantaban sus temas, otros solo los bailaban. Dejaban que la música penetrara sus sentidos y se dejaban llevar durante los 30 minutos que el set de la artista oriunda de Torreón duró.

Ilse se despedía y acto seguido, las luces pasaban a tener tonalidades tenues. La atmósfera era amenizada con una selección de música house.

La espera duró otra media hora y en punto de las 9 de la noche, todo se quedó a oscuras. Sofi Tukker, el dúo, era una visión en blanco, la piel se erizaba con solo mirarlos. Los gritos de emoción y euforia comenzaron y el intro se hizo presente.

Entonces comenzó a sonar “Energia” y la buena vibra se apoderó del venue. Sophie y Tucker corrían de un lado al otro, bailaban y saltaban, contagiando sus movimientos al público.

“Matadora”, “Awoo”, “Baby I’m a Queen”, “Fuck They” y “Best Friend” fueron algunos de los temas que sonaron, pero las sorpresas de la noche fueron “Everybody Needs A Kiss”, cover de Benny Benassi y “Mi Rumba”, hit a lado de ZHU, mismo que estrenaron antes de La Gira Mexicana y tocaron por segunda vez.

“Gracias por estar esta noche con nosotros, la Ciudad de México es una de nuestras favoritas”.

El show llegó a su fin con “Drinkee”, su tema más exitoso y quizás uno de los más pegajosos en la música en general, todo gracias a esos riffs frescos.

No miento cuando digo que las pelucas volaron por el aire, pues podíamos ver desde atrás como estas eran sostenidas por algunos chicos del público y giraban al ritmo de la música.

Quizás este show no duró tanto como otros, pues a las 10:30 el dúo se despedía, pero los ánimos jamás bajaron, la multitud ya estaba enfiestada y buscaba “donde seguirla”.

Es difícil no quedar cautivados con el show que el par es capaz de ofrecer, pues aunque sea un proyecto joven, sabe como llegar a la gente. Además, ¿no es hora de despedirse de los fríos días de invierno?

Con Sofi Tukker, y gracias a esa vibe tropical que los rodea, el verano es eterno.

Fotos: Cosette Vázquez