Sónar México 2019, así fue la llegada del festival al país

Festivales de Música 07/10/2019
sónar méxico 2019

Sónar México 2019, así fue la llegada del festival al país

La fecha ya estaba pactada y nosotros sólo esperábamos ansiosos el día para descubrir y vivir lo que Sónar tenía para nosotros, ya que el festival llegaría por primera vez a nuestro país y abría sus puertas al talento nacional e internacional de la escena electrónica, hip-hop, soul.

El “nuevo” venue, el Parque Bicentenario sería un buen marco para lo que viviríamos entre amigos y buena música. Desde la entrada el ambiente ya se sentía, el calor era el pretexto perfecto para refrescarnos con una buena cerveza y comenzar a ver los actos que comenzaron desde las 14:00 horas.

Tres escenarios verían pasar a un sin fin de artistas convocados a hacer de Sónar una experiencia audiovisual.

Así se vivió el Sónar México 2019, la máxima expresión de lo experimental

Perfect Lovers, serían los primeros en pisar el SonarLab y hacer que los primeros beats entraran a nuestro cuerpo y hacernos bailar a primeras horas del día. Los bailarines hicieron el match perfecto junto con el Dj canadiense.

Alizzz más tarde subiría al mismo escenario, ya con más gente y el animo subía de a poco, el Dj y productor español desde que pisó el entablado lanzó sus mejores beats, con los tintes de R&B, rap y electrónico que le inyecta a cada pista.

 

La fiesta comenzaba a subir de nivel y ahora el estadounidense/guatemalteco Jesse Baez reunía a propios y ajenos del género urbano para cantar sus rolas, mismas que se hicieron vibrar de inicio a fin con una energía que claramente se hacía notar, un show esperado por muchos de los asistentes y que en compañía de un Dj, levantó a todos a bailar.

Kidd Keo, se presentaba en el escenario más grande y el trap también quería mostrarnos sus cartas fuertes, así el artista español comenzaría a inyectarnos con sus mezclas, tanto en inglés como en español, además de su peculiar estilo visual.

Nosaj Thing x Bureau Cool, nos aumento la energía y la fiesta, realmente la “pelea” fue un momento de éxtasis, una pantalla con un par de visuales, sencillos, pero que acompañaron a la perfección el show, no había persona que no se encontrará bailando al ritmo de la música de estos dos buenazos de la tornamesa.

 

El Sónar México 2019 se condujo con calidad musical exuberante de inicio a fin

Las manecillas del reloj avanzaban y sabíamos que el momento que la mayoría esperábamos estaba cerca de llegar, el poder ver por primera vez a los canadienses Badbadnotgood en acción, haciendo del jazz, una experiencia inolvidable.

Puntuales tomaron el escenario y entre luces tenues y una pantalla con visuales “sencillos” robaron la atención de todo el que se reunía en el escenario, el sonido impecable y sin interrupción en su setlist fue cómo robaron el corazón de todos, el momento clave fue con “In Your Eyes”, que fue acompañada por Charlotte Day Willson, que inmediatamente nos erizo la piel con tremenda voz que tiene.

El jazz tomó otro rumbo cuando estos señorones le pusieron su estilo, así con sus atinados sonidos nos hicieron agacharnos para segundos después brincar y volarnos la cabeza para posteriormente dejarnos con la euforia de su música en vivo.

La noche avanzaba y todos solo queríamos continuar en las entrañas del Sónar, y ahí apareció Skepta, para hacernos recordar que la noche aún era joven, el rapero apareció en el escenario caracterizado como un asaltante de la famosa serie, La casa de papel.

Las rimas no se hicieron esperar e hizo estallar el escenario, porque la realidad es que el rap también le cayó bien a la noche, movernos a otro compás de sonidos fue algo relajante y necesario.

El británico dejó toda su energía y entrega en su presentación, siendo un digno representante del género.

La leyenda de la música electrónica estaba cerca de cerrar la noche de frenesí que ya era Sónar, Richie Hawtin Close, apareció bajo unas luces que apenas y dejaban ver sus siluetas para apoderarse del escenario y cumplirle a todo aquel que esperó hasta la 2:00 am para continuar bailando sin importar nada más.

Y definitivamente lo cumplió en su totalidad, el techno que desprendía, hacía enloquecer y sacar más energía a cada uno de nosotros, nos alimentaba con los beats en está primera edición del Sónar, que nos dejó con muchas esperanzas de volver a tener un festival de este tamaño en nuestro país, con un par de mejoras en logística pero que sin dudarlo fue un favorito para muchos en lo que va del año.

 

¡Síguenos en Facebook y gana boletos para conciertos y festivales!

Fotos: Dulce Guerrero y Cosette Vázquez