Guía para colarte a festivales de música

Festivales de Música 30/07/2018

Guía para colarte a festivales de música

Es común que muchas veces queramos asistir a festival tras festival, y seamos honestos, no siempre se puede, y la mayoría de las veces, todo se resume al dinero.

Muchos han sido los que se resignan a no ver a sus bandas favoritas pues no pueden costear la entrada a estos eventos, pero igual existen casos donde otros cuantos se aventuran a colarse, sin importar la manera, para lograr su cometido.

El caso más sonado fue el de Marcus Haney, un chico que logró infiltrarse en 50 festivales, y hasta se volvió amigo de algunas bandas como The Naked y Mumford & Sons, y también se ha consolidado como uno de los fotógrafos de música más codiciados del medio.

Si dentro de tus planes está el asistir de manera gratuita a un festival, y el ganarte boletos o un voluntariado están demasiado pasados de moda para ti, te compartimos esta guía de alternativas.

Ponlas en práctica y luego nos cuentas, ¿listo?

Hazte un gafete de prensa

Ok, tenemos nuestras dudas sobre esta opción. ¿Por qué? Fácil. Los gafetes ya casi nadie los usa. Como prensa en muchas ocasiones, pueden colocarte un brazalete, y es precisamente por que un carnet se puede duplicar sin mucho esfuerzo, una pulsera es más difícil. Si, pero tampoco es imposible.

Si logras convencer al representante de algún medio para que te deje ver su brazalete (por qué seamos honestos, no los vas a convencer de inmediato, los medios suelen ser un poco envidiosos), vas a necesitar ser un buenazo en Photoshop o tener a un amigo que se rife.

Puede funcionar. Después de ver tu pulsera, ningún miembro del staff de seguridad se va a detener a inspeccionarla a detalle.

Parece un plan bastante bueno, pero solo teniendo en cuenta que no tengas que llegar a registrarte al recinto como prensa (lo cuál casi siempre pasa), y que el brazalete en cuestión sea de papel y no con chip. Asegúrate de conocer todos estos detalles antes de hacer el oso de tu vida.

Consigue que alguien que ya ha ingresado, te preste su boleto/brazalete

 

Si hubiera leído esto en algún foro, blog, medio, antes de ir a Trópico 2017, me hubiera reído bastante por que la persona que escribe esto, es bastante miedosa. Jamás se me hubiera cruzado por la mente el hecho de simplemente pedirle a alguien que me prestara su acceso. Sin embargo, me tocó verlo.

Eramos un grupo de 3, dos contábamos con weekend access, pero el tercero no tenía y estábamos consiguiendo la entrada de al menos el sábado (día en el que se presenta lo más fuerte del festival). Pensamos “seguro hay reventa” pero en un festival tan exclusivo como lo es Trópico, y siendo la primera vez con “sold out”, eso era imposible, pero pues somos tercos. No había nadie revendiendo y nos perdimos 3 horas del festival esperando que eso pasara, hasta que uno de los chicos que asistía, se nos acercó, con unos traguitos de más, a preguntarnos que pasaba. Le contamos y nos dijo “güey, les presto mi brazalete. Entra conmigo, en los baños me lo safo, está de volada, te regresas y se lo das a tu amigo, ya adentro me lo devuelves”. Ojo, es fundamental que el reingreso al festival, sea posible. Lo pensamos mucho, pero un chico a lado nuestro, se aventó. Yo juraba que el plan era tonto y que los iban a atrapar. Me quedé pasmada cuando su idea funcionó. Al final, si conseguimos un boleto para mi amigo, con una chica a la que sus amigos le habían quedado mal (NO LO HAGAN), pero pudimos ahorrarnos eso y gastarlo en alcohol.

Chalecos fluorescentes y fingir ser encargado de limpieza

Hace poco lo vimos en un video. A unos chicos se les ocurrió la grandiosa idea de que mientras uno se disfrazaba de intendente, podía colarse y de paso, esconder a su amigo. La idea parece tonta, pero vaya que les sirvió, pues mientras el primero fingía recoger la basura, el otro encontró un bote de basura vacío.

¿Cómo se ocultó, en caso de que los guardias abrieran el contenedor? Por difícil de creer, este par pensó en todo, pues la basura que el otro chico recogió (compuesta básicamente de papeles, botellas de plástico y latas de cerveza), sirvió para complementar el disfraz. Los guardias se lo tragaron todo.

Suena sencillo. ¿Es necesario mencionar que en cuanto logres entrar, te deshagas del vestuario?

Siempre puedes escalar

 

Es la opción que ha ayudado a muchos para este cometido. Consiste en algo tan sencillo como estudiar el terreno mejor conocido como venue. Puedes visitar el lugar días antes para identificar posibles entradas, la reja menos alta y peligrosa, o incluso si existe algo que te facilite esta tarea. Vas a sentirte como en una misión secreta, por que debes también darte cuenta de si tu plan va a funcionar por la distribución de la seguridad en el lugar, y como puedes evitarla. Pero ha funcionado, y más veces de las que crees.

Cualquiera que sea el método que elijas para disfrutar de ese festival en cuestión, recuerda que ya estando dentro lo único que debes hacer es actuar con naturalidad. No estés de paranoico, te pueden atrapar.