My Octopus Teacher y el arte de reencontrarse a uno mismo

Entretenimiento

My Octopus Teacher y el arte de reencontrarse a uno mismo

Hay veces en la que en mis tiempos de ocio, decido buscar un documental y en algunas ocasiones, me encuentro con verdaderas joyitas. En esta ocasión, me encontré con uno que me habían recomendado y que curiosamente, es uno de los nominados a “mejor documental” en los venideros Oscar.

Para mi asombro, me encontré con un bello documental, con un bonito mensaje, una buena moraleja y vaya que espero que mucha gente tenga la oportunidad de verlo. Hablemos un poco de este excelso documental dirigido  James Reed y Pippa Ehrlich:

La belleza innegable del mar y de la vida

Narrado, protagonizado y producido por el cineasta sudafricano Craig Foster, este documental de Netflix, nos presenta con la premisa real de que el cineasta ha perdido toda inspiración, toda motivación, se ha perdido a si mismo y su gusto por la vida. Por ende, esto le ha afectado en su trabajo, en la relación con su familia y necesita reencontrarse a si mismo.

En un viaje introspectivo, regresa a una de las playas de su infancia, donde no sólo se reencuentra a si mismo, también, encuentra la belleza de la vida en un nuevo compañero. Esto es una analogía a la impactante belleza que vemos en la playa de False Bay, cerca de Cape Town. Foster, regresa a un lugar hermoso, a un lugar importante en su infancia para volver a encontrar el sentido de la vida, la motivación necesaria para su trabajo y sí, reencontrarse a si mismo.

En busca de respuestas, encuentra a un pulpo tan fascinante, teniendo una peculiar forma de protegerse de los depredadores. Al igual que Foster, nosotros como audiencia quedamos fascinados con el pulpo, aquí comienza todo. El viaje introspectivo del cineasta y el inicio de una amistad con un pulpo. ¿Qué pasaría si cada día va a visitar al pulpo en su hábitat natural? ¿Cómo reaccionaria? ¿Lo aceptaría como parte de su entorno?

La amistad entre Craig Foster y “Octopus Teacher”

Como audiencia, somos testigos de un descubrimiento entre ambos, humano y pulpo. El pulpo acepta a Foster en su entorno, deja que lo siga día a día y vea como se desenvuelve en su territorio. Es fascinante ver como vive un pulpo su día, lo inteligentes que son, como se adaptan ante cualquier situación, como cazan su comida y como evaden a sus depredaroes. Cuando literalmente viven en el mismo entorno.

Pero el pulpo también gana algo de esta amistad, descubre al ser humano, uno que no tiene intenciones de dañarla, de destruir su hábitat como otros seres humanos si lo hacen. Hay una escena (sin spoilear nada), en la que el pulpo tiene una acción que te da ternura y es cuando más te preocupas, que no quieres que le pase nada durante todo el documental.

También, es muy fascinante como las acciones del pulpo, de cierta forma hilvana la trama. Como espectador, una queda maravillado ante lo que hace el pulpo, como se desenvuelve y que habilidades tienen estos fascinantes moluscos. En este descubrimiento nuestro y del mismo cineasta, él descubre de nuevo la belleza de la vida, esos pequeños instantes que hacen tan fascinante y bella a la vida.

El arte de reencontrarse a uno mismo

Sí, en todo el documental vemos el viaje introspectivo de Craig Foster y como se reencuentra consigo mismo. Cómo mencione previamente, todo esta en las “pequeñas cosas” de la vida. Algo que, como audiencia lo vemos. Actividades diarias del pulpo, en un lugar tan bello, actividades que aprecias, junto con la dedicación del cineasta. Él no sólo se reencuentra a si mismo, encuentra de nuevo la inspiración, el amor por la vida que creía haber perdido, la motivación para seguir.

Es muy cierto, soy fiel creyente que a veces necesitamos ir a un lugar especial, desconectarnos de todo, descubrir y fascinarse con nuevas cosas, encontrarle el gusto a muchas cosas diferentes y nuevas, vivir al máximo, para volver a conectarnos con nuestra persona.

Este mensaje lo encontré en este hermoso documental, el contemplar la vida de otra forma, junto con cosas nuevas acerca de estos fascinantes animales. Hay tanto más que me gustaría escribir del mismo, pero no quiero arruinarle a nadie la experiencia que es ver esto. Así que por favor, si tienen tiempo, apaguen el celular, desconéctense de todo, pongan Netflix y vean My Octopus Teacher.

Para que se animen más, les dejo el trailer aquí abajo.