Todo Va A Estar Bien y los problemas de pareja actuales

Entretenimiento

Todo Va A Estar Bien y los problemas de pareja actuales

«Todo Va A Estar Bien», es una serie sacudidora que surge desde una perspectiva del mundo actual, donde los cambios en distintos ámbitos de lo cotidiano cada vez son más evidentes. A lo largo de los ocho capítulos de la serie, se manifiesta la transformación de las relaciones humanas, en especial, la familia que transita por una reinvención donde lo único certero es el cambio.

Todo va estar bien

Los protagonistas Lucia Uribe Bracho (Ju selia) de y Flavio Medina (Ruy) hacen de la historia algo muy íntimo y, a su vez, mezclan extraordinariamente el drama y la comedia. Los personajes, en su mayoría, son muy sólidos con historias bien entrelazadas. Son personas reales, con defectos y muchos. Pero también con virtudes bien delimitadas. Un matrimonio moderno en la ciudad de México, lugar que tiene vida y relevancia en la historia, la manera de vivir de los “chilangos” nos hace sentir parte en los relatos del día a día. La cotidianidad lo que transcurre en casa pero con cambios constantes en la vida de los personajes.

 

Más que ser una historia sobre el amor y desamor, toma en cuenta el papel que juegan los roles de género en las relaciones actuales y la familia, además de la idealización de la pareja perfecta. Todo va a estar bien parece sacada de una experiencia personal muy dolorosa y marcada. No sabemos mucho sobre la vida personal de Diego Luna pero es un hecho que mucho de las vivencias de los creadores están contenidas en la serie. De otra manera, no hay forma de que la crudeza de las acciones de los personajes y la forma de ver el colapso de la familia se puedan entender y traducir en todos los temas que aborda la serie.

Se plantea la lucha feminista como una parte importante de las decisiones que toma Julia, la protagonista, con respecto a su esposo e hija. Así mismo, muestra el papel de los hijos ante la desvinculación de los padres aunque sea del modo afectivo ya que al parecer hay muchos vínculos que son indestructibles.

Por otro lado, el tema de la separación de forma legal, la manera en que el matrimonio y los abogados toman parte de la situación, lo que el dinero y la lucha por los bienes puede traer en consecuencia, deriva en sacar lo peor de cualquier persona.

Finalmente, el tema de la sexualidad de una pareja desmoronada pero que tiene que vivir bajo el mismo techo ya que las condiciones de cada uno orilla a esa decisión. Realmente es una comedia dramática que tienen que ver.

Si eligiéramos una palabra que describiera a esta serie sería sacudidora. Abre el interesante debate del matrimonio como una institución, e ir más allá y cuestionar la pareja como un único modo de relación amorosa y sexual. Desmitificar el amor eterno “hasta que la muerte nos separe”.

Cuestionarnos si el amor nos lleva al matrimonio, consolidado mediante el Estado y aún más atado, bendecirlo como algo irrompible, inamovible.