Cinco apuntes para “Distancia”, lo nuevo de IMAABS

imabs

El chileno Cristóbal Vargas, aka del DJ y productor Imaabs, acaba de sacar su más reciente EP bajo el sello NAAFI, queridos de la casa y amos de las mejores fiestas nocturnas en DF. Albricias dobles para la escena local ya que “Distancia”, producido y mezclado por el mismo Imaabs, es el primer trabajo que revienta la NAAFI en este 2015 oficialmente, dejando en claro que los ritmos calientes, deconstruidos y sórdidos seguirán controlando el barrio este año. Esperemos un reload de discos a la altura.

Distancia está compuesto por cuatro flamantes temas y un remix brutal cortesía del buen Lao. Cinco pedazos de pastel que nos tripean y nos hacen pensar varias cosas. Acá las tortas, mija…

1.- La lógica de tener un par de tenis nuevos es usarlos, presumirlos, enojarte porque te los ensuciaron, aunque en el fondo lo que deseas es el remojón, probarlos sobre la pista y combinarlos con las mejores garras de tu closet. “Voy” es la presentación y no da concesiones a la cabeza ni los pies. Desde sus primeros ritmos percusivos y aparentemente minimales comienza la impronta NAAFI de la casa.

 

 

Es chingón escuchar que no importa demasiado que la particularidad suene, y bien (Smurphy, Lao, Marmota…), el sabor de la casa NAAFI arremete para ir construyendo a lo primitivo, directo al enjambre hipnótico de la cadera. De pronto una textura rompe para subir la apuesta y empezar a destrozar la comunión. La noche, los tenis nuevos y el baile se convierten en el pandemónium. Ritmos cavernícolas aunque sofisticados, de doble intención pero relajados en su apariencia. Casi cuatro minutos sin tregua que terminan en un trallazo caliente.

Lee también:  Ya puedes comprar los suéteres navideños de Run The Jewels

2.- ¿Te acuerdas de esa noche en la que fuimos cayendo de a poquito? Bailando hasta que Ledesma nos corrió casi a chingadazos, derritiéndonos por el calor, fundiendo el vértigo que creímos duraría toda la noche. El tema que da nombre al EP, “Distancia”, mantiene esos oxímoros sonoros, casi metálicos, casi con una lógica roquera, de soundtrack de Hitchcock renovado, de Carpenter doblemente perturbado. La luz se apaga y sólo un láser corta los cuerpos alzando los brazos, perdidos entre la gran nube de hielo seco. Alguien está prendiendo un cigarrillo donde no debe. Alguien se cae a pedazos y se reincorpora a punta de bichos sintéticos. ¿El mejor track del disco? Igual, aunque sí el que lo define con causa y efecto.

 

 

3.- Alguna vez, el teórico francés Roland Barthes dijo que el aburrimiento no está lejos del goce, ya que es el goce visto desde las costas del placer. Y el tercer trallazo de Distancia, “Densidad Cero” viene a cuenta con esto porque la ambivalencia aún permea entrada la noche, porque la repetición aparentemente sosa, refresca en la mente y el cuerpo de quien la escucha. Algún diálogo desesperado, un vacío lejano en el templo del cuerpo. Un techno a la vieja usanza pero con la impronta de Imaabs, quién sabe a bien de qué lado masca lo corpóreo en el club.

Lee también:  Primavera Sound 2017: Fechas, cartel ,boletos, horarios

 

 

4.- De lejitos porque me da pánico, como estas películas de serie B. En su primera sordidez, “Tercera persona” deja que las cosas nomás floten para después arremeter con un beat directo y sin escalas al meneo, nada ambiguo, yéndose de lado a como venía la dinámica en “Distancia”. De pronto hay un valle de oscuridad, remanso lúgubre para que las partículas vuelvan a buscar su cauce. Los tubos del fondo de la cañería hablan y llaman de nuevo a la tempestad. Uno de los mejores temas del EP y preámbulo a su final.

 

 

5.- Lo bueno de las cosas físicas es que son finitas, y sirven para hermanar a través de su desgaste. Símbolo, lecturas, préstamos… el compartir y callar significa dotar a las cosas de nuevas lecturas. Lao le imprime una ruptura aún más puerca que la original “Densidad cero”. Si en su versión primigenia, Imaabs suena a un robot nocturno sofisticado y ambivalente, en la versión de Lauro Robles parece dotarse de músculos, tatuajes y misticismo Grime. Un portento de visión.

 

Compártenos tu opinión:

share on: