Ariel Pink  – Pom Pom 

pom pom

El incomprendido pero admirable Ariel Marcus Rosenberg, mejor conocido como Ariel Pink lanza “Pom Pom” un álbum lleno del estilo innegable que el  canta-autor a incrustado a su música. Pop bien pensado, con mezclas new wave, surf y hasta algo de punk, aproximadamente 70 minutos de viaje

Un viaje confuso a través de 17 pistas, donde Ariel Pink nos presenta una verdadera gama de sonidos. “Pom Pom” es puramente su mundo, uno muy particular que atrapa y a la vez podemos solo mirarlo pasar.

Al escuchar el álbum de repente te puedes sentir en un videojuego, por los sonidos cuasi infantiles que contiene, o por la atmósfera que Pink crea alrededor, tanto así, que algunas canciones pueden ser sin problema parte de algún videojuego de misión , brincando obstáculos y corriendo por doquier, este sentimiento ocurre en ‘Plastic Raincoats in the Pig Parade’, ‘White Freckels’ los dos primeros tracks que dan la bienvenida a “Pom Pom”, pero la cosa se pone interesante en ‘Black Ballerina’ e inevitablemente  en ‘Jell-o’ y ‘ Dinosaur Carebears’.

Dentro de este mismo viaje, escuchamos quizá la parte más familiar de Ariel Pink, ya que nos entrega piezas como ‘Lipstick’, ‘Four Shadows’, ‘One Summer Night’  y ‘Put your Number in my Phone’ que desde el primer repaso del álbum, estas suenan, sin duda, a los sencillos que podrían promocionar el material, son canciones plagadas de buenos coros, sonidos experimentales que te hacen relajar y disfrutar y por supuesto ese sonido “vintage” que adoramos del oriundo de Los Ángeles.

Nos encontramos también con la parte “ridícula” , y es que al escuchar ‘Nude beach a G-Go’ y ‘Exile on the Frog Street’ , sabemos que tampoco nos debemos tomar tan enserio “Pom Pom”, y no por eso deja e ser un buen disco, que no se malinterprete esta parte, ya que ‘Nude..’ juega con sonidos surf y al mismo tiempo es infantil y al mismo tiempo es divertida pero llega un punto donde quizá la canción puede ser una broma  dentro de todos los demás temas, de igual manera pasa con ‘Exile..’ donde en primera instancia pareciera una canción seria y madura y a la vez escuchamos el jugueteo de sonidos de animales como borregos, ranas patos etcétera.  Y claro que no le resta importancia a la música pero nos hace dar cuenta que la música de repente no tiene por que tomarse con mucha seriedad, es un juego que nos debe complacer y divertir y Ariel lo intenta con esto.

Lee también:  Esta parodia del video de "Famous" de Kanye West con perritos es lo mejor que verás hoy

“Pom Pom” también cuenta con un lado rudo, porque claro, el fantasma del punk-rock  viene incluido, y lo podemos escuchar resonar en ‘Ghot Bomb’ ‘Negativ Ed’, con guitarrazos y poderosa batería y la velocidad necesaria, además de  una voz que se mete en el personaje del cantante punk . Por la parte mas rock, ese rock clásico que siempre amamos que retomen, esta  una espectacular ‘Sexual Athletics’, que quizá por lo cercanía las notas y modo del riff, me recordó inmediatamente la melodía de ‘Sunshine of your Love’ de Cream, quizá sea yo y mi imaginación, pero aunque no fuera así, ‘Sexual Athletics’ no deja de ser una excelente pieza, una que retoma el rock sesentero y la transforma  y la hace suya con un final más feliz, mas Pink.

Para el final dejo tres de las canciones que para mi sobresalen del resto, por la madurez en el sonido, por el toque de “seriedad” que le deja a “Pom Pom” y que no pueden pasar desapercibidas por todos los sonidos antes descritos. De alguna manera coincide en que estas tres canciones son de las más largas en el álbum, hablo de ‘Picture Me Gone’  una canción que puede ser la balada del álbum, que impregna un sentir más tranquilo y centrado; por otro lado también esta ‘Not Enough Violence’  un tema de seis minutos, que te transporta a los ochentas y sus sonidos new wave, una de las mejores del disco que deja entrever toda la genialidad con la que Ariel Pink cuenta, al retomar sonidos así y traerlos de vuelta con una frescura y sello particular.

Lee también:  Mira en un video todas las películas que salieron en 2016

Por último nos encontramos con la pieza que despide este gran disco,  ‘Dayzed Inn Daydreams’ que cierra con broche de oro, es un track de mucho pop, tranquilo pero feliz y a la vez nostálgico, y que suena a despedida, y como lo dije anteriormente, demuestra toda la madurez que un personaje como Pink nos puede entregar en su música.

En resumen se puede decir, que alguien que este familiarizado con la música de Ariel Pink, este es un disco excelso  lleno de sonidos experimentales , buenas atmósferas y juguetonas canciones; pero para las personas que no están tan llenos del estilo Pink, este puede ser un disco algo chocante y hasta incomprendido pero no por eso odiado, “Pom Pom”  es un buen disco que puede llenar muchas expectativas y  corazones, es un álbum donde nos presentan un pop manoseado por un niño de 36 años que nos devela un poco de madurez musical.

Compártenos tu opinión:

share on: