De cara al NRMAL: Congelador, el sonido como expresión de la amistad

congelador-nrmal-2015

El NRMAL ya está a dos patadas de arrancar, la espera casi (casi) termina. De todos los festivales a los que vamos en el año, siempre tenemos especial atención y afecto por los abridores, quienes tienen que sortear el embate de ir recibiendo a los esporádicos primeros visitantes.

En Freim siempre hemos creído que las letras pequeñas en un cartel, los abridores, son una gran contraseña de algo que se nos puede escapar, algo único. Y siendo el NRMAL un festival que le pone especial cuidado en su selección de talento, mucho más aún.

Congelador es una banda chilena, para nada primeriza en el arte de dominar a las bestias a través del rock y la experimentación, y que tiene un séquito de fans ahí escondido y muy fiel. El bajo perfil puede ser, a veces, el mejor perfil de todos.

Platicamos con Walter Roblero, bajista de Congelador para irle midiendo el agua a los NRMALes, que nos den las contraseñas de su presentación en DF y demostrar porque 19 años tocando se palpan en vivo.

Algunos no lo saben, pero ya llevan muchos años tocando, con varios cambios de alineación,  aunque también destaca que son una banda-semillero para artistas chilenos importantes en el panorama actual. ¿Cómo ha sido ese viaje? ¿Cuál ha sido el principal motivante para continuar tocando y grabando?

Este año vamos a enterar 19 años tocando. Ha sido un tiempo en el que hemos ido probando muchas cosas  para saber cuáles nos gustan y de qué formas sentirnos cómodos. Tenemos ciertas éticas de trabajo que nos sirven para mantener el espíritu del grupo vivo. En términos muy simples, es ver a la banda como una instancia de expresión de nuestra amistad, de la música que nos gusta  y de otras ideas que nos unen. Por eso han sido muy buenos también los momentos en que hemos parado; esos recreos nos han servido para ver las cosas en perspectiva y replantear nuestro trabajo.

Le hemos venido dando varias escuchas a su material y nos parece increíble cómo mucha gente no los conocía, a nosotros nos gustó un montón porque nos recuerda a cosas pesadas y metálicas, pero también muy noise-pop, súper oscuro y que en vivo ha de sonar increíble. ¿Podrían contarnos cómo ha sido esa evolución sonora? ¿De qué cosas se han venido influenciando estos últimos años?

Cuando partimos estábamos muy metidos en el rollo del noise, la psicodelia y el space rock. Luego nos fuimos poniendo un poco más clasiqueros y limpios, pensando que podíamos indagar en cosas con un sentido más pop. Personalmente, esta segunda variante es el material que me gusta menos, pero creo que igualmente tuvo su mérito probar con esos formatos más tradicionales para darnos cuenta que nuestro fuerte precisamente iba por el lado contrario. Sobre las influencias, me cuesta decir algo por todos, porque con los chicos hablamos cada vez menos sobre música que no sea la nuestra. En el último tiempo he estado escuchando bastante ambient, que es una música que amo de verdad. También cosas chatarreras antiguas como Bruce Haack o Space Lady, que por fortuna se han reeditado en vinilo. También me ha llamado mucho la atención lo que hace un artista actual llamado Wreikmeister Harmonies, que mezcla minimalismo, ambient y black metal.

Lee también:  ¡Por fin! The Jesus and Mary Chain anuncian su primer disco en 18 años

Les ha tocado abrir en el NRMAL, ¿cómo van a seleccionar su setlist? ¿Vamos a ver una onda más experimental y texturosa, algo como lo que grabaron con Damo Suzuki? ¿O quizás van a cargarse más hacia la estructura de sus canciones más rock-pop?

El repertorio que estamos tocando se compone principalmente de lo que hemos hecho en nuestros dos últimos discos, donde se combinan las dos cosas que dices. Se viene muy enérgico y chingón, aunque viene muy de cerca la recomendación.

¿Por dónde puede entrarle el público que aún se la está pensando para irlos a ver, a la discografía de Congelador?

Me encantan nuestros dos últimos  Abrigo (2008) y Cajón (2013). Como tocamos temas de esos discos, recomiendo partir por ahí, porque son trabajos que le hacen justicia a nuestra onda actual.

Congelador, Iceberg, Abrigo, Cajón, Cuarto, Despertar…seguro ya se los han preguntado montón de veces por los nombres y sus temas en el concepto de la banda, pero ¿la melancolía y la soledad es esencial en su estilo, qué otras introspecciones y abstracciones hay en su sonido?

Creo que esos sentimientos están desapareciendo un poco de nuestra música para dar pié a cosas un poco más brutas y básicas; como una especie de síntesis rockera. Eso se debe básicamente a que Rodrigo Santis antiguamente era el principal compositor del grupo y hacía muchas canciones por esa línea, más melancólica. Ahora estamos probando otros métodos de composición más improvisados y grupales. Rodrigo se guarda esas cosas más personales para su proyecto Caravana, que tiene una orientación más folk, pero sigue siendo una especie de curador o director musical de Congelador, aunque tiene una visión bien democrática de los procesos.

Sus pasajes de guitarras también nos recordaron a muchas bandas buenas de ensueño y ochentas, un tanto shoegazeras tal vez, aunque de repente cambian a canciones mucho más poderosas, con descarga de rock directo, macizo. ¿Cómo han ido puliendo en el estudio su sonido? ¿Cómo ha sido esa búsqueda de decir “esta es la obra que queremos grabar”?

Lee también:  Festival Nrmal 2017. Cartel, sede, precios, boletos, horarios

Es una buena pregunta, porque ha sido difícil llegar a esa convicción. Creo que recién en estos años hemos podido decir algo así. Antes nos pasaba que no quedábamos muy conformes con los resultados, pero creo que las técnicas de grabación actuales permiten cada vez más un control de la obra con un bajo costo. Cuando comenzábamos siempre estábamos supeditados a los bajos presupuestos versus las horas de estudio. También nos ha ayudado el haber encontrado a un muy buen ingeniero y amigo como es Kili González quien grabó “Cajón” y con el que hemos comenzado a grabar nuestro nuevo disco hace un par de semanas.

¿Ya le echaron un ojo al cartel del NRMAL? ¿Qué se les antoja ver más?

Bueno, Rodrigo ha podido ir a versiones anteriores y se lo ha pasado muy bien. Yo tengo muchas ganas de estar ahí ya. Por supuesto que quiero ver a Swans, que es de mis bandas favoritas históricas y a los que sigo con devoción desde la adolescencia. También Chain and The Gang, ¡porque Ian Svenonius es temendo! Omar Souleyman, ya que me lo perdí cuando estuvo hace poco por Chile. También me gusta mucho Peaking Lights y además me interesa ver a un dúo de Costa Rica llamado Monte, que están muy bacanes. Lo demás tengo que investigar un poco, pero de verdad que voy predispuesto a la sorpresa, y me tiene muy curioso conocer también la música que se está haciendo hoy en México.

¿Cómo anda la movida en Chile? ¿A quiénes nos recomiendan para escuchar?

Me gusta mucho lo que  hace un amigo llamado Maifersoni, que está preparando su segundo álbum para este año. La dura que va a estar muy bueno eso; va a ser un gran disco. Me tiene muy expectante también la nueva música que está haciendo mi colega Carlos Reinoso (ex integrante de Mostro), bajo el nombre de AyeAye.

¿Qué sigue en breve? ¿Siguen de gira, regresan a Chile? ¿Disco en puerta? Nosotros somos ese par de cuates que quieren su merecido J

Al regreso seguiremos trabajando en el nuevo disco, que esperamos salga durante el segundo semestre del presente año. Muchas gracias por sus palabras; lo tomaremos como un mandato y les daremos no más.

Compártenos tu opinión:

share on: