Echo & The Bunnymen – “Meteorites” Bien dicen que gallina vieja…

meteorites

@alandmc

Desde hace algunos años Echo & The Bunnymen ha demostrado ser una agrupación con mucha inventiva, formaciones han ido y venido conforme pasan los años, pero no por eso la capacidad creativa, más bien se encuentran en constante evolución, es de aquellas bandas ochenteras que se han ido transformado, ya dejaron la etiqueta del post punk años atrás, gracias a esas variaciones, y cambios en el sonido, se mantienen como una de esas agrupaciones que levantan la mano para pedir el reconocimiento de lo que una trayectoria como la suya implica, su nueva producción no difiere de esto.

“Meteorites” llega 16 años después del álbum debut de la banda, con base en esto es obvio que los cambios a nivel técnico les brindó mayor facilidad al momento de meterse en el estudio, y esto se confirma al momento de escuchar, pueden dar cabida de ello los 10 tracks que presenta este larga duración, que muestra sonidos brillantes, de voces profundas y arreglos variados que definitivamente vale la pena escuchar.

Toda la acción empieza de una forma épica, con un intro de cuerdas y beats con mucha presencia en ‘Meteorites’ tema que da nombre al material y que conforme avanza se va tornando en un track llego de coros, una interpretación vocal fuerte y secciones rítmicas altas y bajas, creando una atmosfera ideal para escuchar ‘Holy Moses’ que cuenta con un riff minimalista y un coro pegajoso, este track resalta por su sonido brilloso y alegre.

Lee también:  Porque todos lo pedíamos: Ya hay una colección de "Twin Peaks" en Lego

‘Constantinople’ llega al espectro sonoro, canción que utiliza una gran carga de reverb para la interpretación vocal, de igual manera en los coros, que en conjunto con las distorsiones de la guitarra da un tema poderoso, como si estuviéramos explorando una tierra desconocida, luego de esto podemos escuchar ‘Is This A Breackdown?’, tema de esencia funky, esto se hace notorio en la línea de bajo y en el uso de un piano eléctrico, que sumando a los arreglos instrumentales y su coro simplista nos resulta un tema divertido que se disfruta al escuchar.

Voces con reverb y una guitarra con delay dan el pie para ‘Grapes Upon The Vine’, con sus arreglos dinámicos, que se sostienen principalmente de la guitarra, este track tiene algunos sonidos que le dan un aire setentero y algo progresivo, mucho de ello gracias a las voces, después podemos escuchar ‘Lovers On The Run’, mismo que cuenta con una guitarra lejana, así como arreglos de cuerdas que crean un ambiente épico, un sonido atrapado en una imagen mitológica.

Una balada se escucha bajo el nombre de ‘Bur It Down’ una canción con coros amplios, arreglos de cuerdas, un coro pegajoso, así como secciones rítmicas, la guitarra suena particularmente bien. Fuertes secciones de cuerdas indican el inicio de ‘Explosions’, en donde todo el conjunto instrumental suena brilloso y profundo para luego desembocar en una gran explosión sonora final.

Lee también:  Frank Ocean confirma sus primeros conciertos en tres años

Después llega a nosotros ‘Market Town’, tema que contiene en sus más de siete minutos un sonido brillante y dinámico, gracias a sus arreglos, a pesar de la duración del tema esto no le impide sentirse fresco y ligero. Ya para culminar el material llega ‘New Horizons’ de naturaleza lenta, con arreglos extravagantes de guitarra, así como un beat con mucha huella, que remata con coros pegajosos y profundos, una buena forma de cerrar el álbum.

En general podemos decir que nos encontramos con un álbum fresco, sin caprichos de una industria, sin tendencias de una época y sin encasillar el sonido a un espacio temporal único, esto lo corroboramos con composiciones honestas y de mucho brillo. El aspecto negativo puede radicar en el abuso de algunos filtros y reverbs, que podría llegar a causar linealidad del concepto musical, fuera de este minúsculo detalle, tenemos una obra divertida que puedes escuchar de pies a cabeza sin aburrirte, cosa que se celebra y disfruta a una banda con más de 10 años en la industria.

Compártenos tu opinión:

share on: