El llamado a la eternidad son “13” campanadas musicales

sab13big

Escrito por: Ivonne Mota

El mundo del rock se ha vestido de gala y seguirá de pie hasta que a Ozzy Osbourne le de la gana. “13” es simplemente el regreso de un demonio musical, y la resurrección del dios heavy metalero.

Como número cabalístico, “13” se ha convertido en la suerte de los seguidores de Black Sabbath y de la propia banda, aunque este disco no sea 100% original en cuanto a integrantes, sin embargo la calidad de este material discográfico va más allá de lo que muchos pudieron haber querido escuchar, desde hace más de 30 años.

El sonido que escuchamos en el transcurso de este álbum, es la esencia que los británicos han trabajado desde sus inicios como banda. En lo que respecta a “13” podemos decir que los riffs y las canciones oscuras siguen dándole el plus necesario para que nuestros más bajos instintos fantasmales lleguen a tope.

Y aunque no podemos encontrar tampoco nada nuevo musicalmente hablando, es inevitable dejar de escribir que el regreso de Black Sabbath, nos ha dejado un muy buen sabor de boca.

El regreso de un Ozzy Osbourne sesentañero lo demuestra excelentemente bien con el inicio de “13”,  `End Of The Beginning´ tiene ritmos muy conocidos de discos anteriores, además de que es irónicamente el track que da pie a la historia de ´God Is Dead?´, un tema que pone en duda las creencias religiosas de muchos.

´Loner´ y ´Zeitgeist´ nos hipnotizan con sus contundentes sonidos tenebrosos que son característicos de la banda, ejemplo de ello son los acústicos de Iommi y las percusiones de Brad Wilk.

En ´Age Of Reason´ escuchamos lo fascinante que pueden ser tanto la batería como los riffs de una guitarra experimentada; que nos guían en el camino de las notas perfectas y oscuras.

La sonrisa musical de la vida y la muerte de ´Like Forever´ es quizá lo abusivo que pudo ser Ozzy con su voz, ya que entendemos que el cantante come murciélagos no quiere ser eterno, y si no nos queda muy claro pone a nuestra disposición ´Damage Soul´,  que son las mezclas entre la maldad y la pureza oculta de las almas perdidas de Black Sabbath.

Por último y para darle el toque final a este círculo vicioso de caritas felices, exorcizadas por su majestad “13”las gotas de lluvia ácida, los ecos de las campanas y los truenos que pueden dar miedo en una noche de Halloween, ´Dead Father´ es la conclusión de que el verdadero dios del rock oscuro y tradicional no ha muerto y que su legado seguirá, hasta el fin de los tiempos.

Compártenos tu opinión:

share on: